eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España no es partidaria de congelar negociaciones de adhesión con Turquía

- PUBLICIDAD -
España no es partidaria de congelar negociaciones de adhesión con Turquía

España no es partidaria de congelar negociaciones de adhesión con Turquía

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, dijo hoy que España "no es partidaria de congelar las negociaciones de adhesión" con Turquía y que opta en cambio por "mantener los puentes" con el país.

"Nosotros somos partidarios de mantener los puentes con Turquía, no de congelar las negociaciones de adhesión", explicó el ministro ante los medios en la sede del Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo (Francia).

Dastis abogó al mismo tiempo por una posición "firme" en cuanto a la defensa de los valores europeos y "recordarle a Turquía que tiene que respetar los derechos fundamentales, el derecho internacional y su propio derecho interno".

"Pero creemos que las reacciones tienen que ser proporcionadas y medir mucho cuál tiene que ser nuestra reacción", subrayó.

El Parlamento Europeo (PE) plantea pedir este jueves una suspensión de las negociaciones de adhesión con Turquía ante el deterioro democrático en el país aunque sin cerrar la puerta al diálogo, según coincidieron hoy los grandes grupos parlamentarios.

Los populares (PPE), socialistas (S&D), liberales (ALDE) y Los Verdes europeos también han secundado esta propuesta, que se someterá a la votación del pleno este jueves, tras un debate hoy con la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini.

En este sentido, Dastis calificó la propuesta como "legítima" pero incidió en que "habrá que llegar a una posición de consenso", que tenga en cuenta "algunos instrumentos para ejercer una cierta presión ante el Gobierno turco".

"Pero ahora mismo no estamos convencidos de que la congelación de las negociaciones de adhesión vaya a contribuir a eso", subrayó.

El Gobierno turco ordenó hoy el despido de más de 15.000 funcionarios, así como el cierre de 550 asociaciones y nueve medios de comunicación, por supuestos vínculos con organizaciones que atentan contra la seguridad del Estado, informó la agencia semipública turca Anadolu.

La medida fue dictada mediante un decreto emitido este martes bajo el estado de emergencia introducido tras el fracasado intento de golpe militar del 15 de julio pasado y forma parte de una intensa purga que efectúa Ankara tras la fallida asonada, en sectores de la prensa, las fuerzas armadas, la judicatura y la función pública del país.

Las autoridades turcas también han barajado la reintroducción de la pena de muerte, algo que, según ya ha dicho la UE, podría cerrar a Turquía las puertas a la adhesión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha