eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rita Maestre y Ramón Espinar confrontan su proyecto para Podemos: calle, institución y unidad popular

Los dos candidatos han debatido durante casi dos horas sobre el futuro del partido, el discurso que debe primar en Podemos o la apuesta por la unidad popular

Espinar ha defendido un partido que esté "en la protesta y la resistencia", y ha hecho una defensa clara de los candidaturas de unidad popular en todos los territorios

Maestre quiere un partido que le hable "a los que faltan", y que se apoye en su trabajo en las instituciones para conseguir una mayoría

- PUBLICIDAD -

Las dos candidaturas que optan a liderar Podemos en Madrid han enfrentado este martes sus propuestas, al filo de que termine el proceso de primarias. Ramón Espinar, al frente de Juntas Podemos, y Rita Maestre, que encabeza Adelante Podemos con la Gente, han participado en el debate moderado por el redactor jefe de Política de eldiario.es, Andrés Gil, y el redactor de Política Aitor Riveiro, en el que han hablado sobre el futuro de la organización en Madrid, el discurso que debe primar en Podemos, la apuesta por la unidad popular o sus perspectivas para 2019.

Espinar ha comenzado el debate defendiendo un proyecto con un discurso “ganador”, ha dicho, que defienda lo que Podemos hace en “cada barrio y cada pueblo”, y apoyado en la “la protesta y la resistencia”. Maestre, por su parte, ha apostado por un partido con un discurso “amable” pero “firme en su compromiso” que le hable “a la gente que todavía falta”, y que encuentre un “equilibrio” entre entre su papel en las instituciones y su apoyo a las movilizaciones sociales.

Este último es uno de los puntos en el que ambos candidatos más han evidenciado sus diferencias. “Tenemos la obligación de intervenir en barrios y pueblos”, ha dicho el cabeza de lista de Juntas Podemos, que ha remarcado que “el problema está donde hay demandas insatisfechas y no hay movilización”. Espinar ha insistido, además, en que Podemos debe participar activamente en los movimientos de protesta, más aún cuando las urnas le han colocado en la oposición.

Maestre ha disentido de su análisis. En su opinión, Podemos “no es el partido de los movimientos sociales”; aunque ha valorado las movilizaciones ciudadanas, ha advertido de que estas “no son suficientes para cambiar este país”. “Los movimientos sociales tienen una autonomía que hay que respetar”, ha apuntado.

Sí que han coincidido en que este no es un debate nacional trasladado a Madrid. De este modo, han insistido en desprenderse de las “tutelas” y de quienes les etiquetan como afines a Pablo Iglesias, en el caso de Ramón Espinar, o a Íñigo Errejón, en el caso de Maestre. “Etiquetarnos de esa manera es una falta de respeto al resto de territorios”, ha asegurado la portavoz del Ayuntamiento.

La apuesta por la Unidad Popular

Los dos candidatos han evidenciado sus diferencias sobre cómo debe asociarse Podemos con otras fuerzas políticas durante los procesos electorales. Frente a la apuesta “de fondo” por la Unidad Popular que ha hecho Espinar, que ha reivindicado esta fórmula más allá de si funciona bien o mal en los distintos territorios, Maestre ha argumentado que “no hay una sola receta”, y que el partido debe estudiar “cuál es la mejor articulación para conseguir una mayoría, que en ningún caso es una suma de partes”.

Espinar ha rechazado este análisis destacando el “efecto multiplicador” de las candidaturas de Unidad Popular, y ha pedido que se “reevalúe” la fórmula de la candidaturas de unidad popular. Es el caso de Ahora Madrid, que debe debatir sobre su futuro de cara a la próxima cita electoral en la capital.

En este punto, Maestre ha insistido en el éxito de la candidatura popular, que logró sumar a personas que no se habían identificado “con ningún espacio político”, y ha mostrado su apuesta porque Ahora Madrid se siga desarrollando y fortaleciendo este sujeto político. Espinar, por su parte, ha dicho estar “sustancialmente de acuerdo” y ha insistido en que la candidatura al Ayuntamiento “es repetible y mejorable”.

Durante el debate, Maestre ha recordado en varias ocasiones que su candidatura se ha impuesto en las votaciones de los documentos sobre los que Podemos basará su acción política en Madrid. Adelante Podemos con la Gente ganó en nueve de ellos, uno fue consensuado, y en el restante se impuso la candidatura de Espinar.

La candidatura que gane, sea la que sea, tendrá que seguir esas directrices. Maestre ha dicho que en su caso no habrá mucho problema porque se han impuesto en la mayoría y el que perdieron “no plantea contradicciones fundamentales”. Espinar ha opinado que esos documentos ya no pertenecen a una u otra candidatura, sino que desde que se aprobaron son los documentos de Podemos en la Comunidad de Madrid.

¿Hay una “máquina del fango” contra Podemos?

“Yo no creo en las teorías de la conspiración, pero tampoco creo en las casualidades en política”, ha dicho el cabeza de lista de Juntas Podemos sobre las últimas noticias en relación a la compraventa de una vivienda protegida. Espinar ha dicho que “este tipo de actuaciones”, de las que ha responsabilizado en parte a los medios de comunicación y que no solo le han afectado a él, ha puntualizado, quieren restarles credibilidad: “Buscan quitarnos la palabra”.

Maestre ha asegurado que “la máquina del fango existe”, y que en su opinión es el PP y su “conjunto de satélites” tratando de pervertir la política y llevarla a un plano “no democrático”. En este punto, sí que ha pedido que “nadie se lleve las manos a la cabeza” porque los medios de comunicación tengan su línea editorial, y ha añadido que los “ataques” a su formación buscan que Podemos “rechace su papel como un agente regenerador de la política.

Ambos se han referido en concreto a la compraventa del piso. Espinar ha afirmado que con la venta de su piso “hizo lo que hubiera hecho cualquiera” y ha dicho no ver “reproche” en su comportamiento. Maestre ha eludido decir qué hubiese hecho ella porque nunca ha tenido “la posibilidad de comprarme más que ropa”, ha argumentado.

El horizonte de 2019

Los dos candidatos que aspiran a liderar Podemos en Madrid ha descartado la posibilidad de que una moción de censura acabe con el Gobierno de Cristina Cifuentes, así que trabajan con la hipótesis de que las próximas elecciones se celebrarán en 2019.

Para ganarlas, Espinar ha puesto el foco en que Podemos debe centrarse en hablar de Madrid “en positivo”, haciendo una defensa de los servicios públicos, una defensa de un modelo para la Comunidad de Madrid que se enfrenta “al modelo depredador del PP”.

Maestre se ha focalizado en delimitar el tono que debería tener el discurso de Podemos en esas elecciones: “No solo hay que hablarle a los que ya están, además hay que conseguir la confianza de mucha gente que está decepcionada con el escenario político y que todavía no nos ve como una opción”.

Ninguno de ellos será el cabeza de lista de Podemos a esas elecciones. O al menos no es algo que se planteen ahora mismo. “No tengo la menos intención”, ha dicho Maestre. “Este proceso no está pensado para candidaturas en 2019”, ha añadido Espinar.

Puedes ver el debate completo aquí: 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha