eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía quiere extender a los retuits las condenas por enaltecimiento del terrorismo

Recurre el archivo de la causa contra el líder de Def con Dos y esgrime un retuit para que sea juzgado bajo el argumento de que "hizo suyo" el comentario

El fiscal Carlos Bautista acusa al juez que sobreseyó, José de la Mata, de cometer "un cierto fraude procesal" y de estar menos capacitado que "un lector medio"

Se trata del fiscal que utilizó una cuenta anónima de Twitter para comparar a la Guardia Civil con los nazis y burlarse de jueces y compañeros

72 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía pide prohibir la marcha a favor de los presos de ETA del sábado

El fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pretende interferir en las normas no escritas de Twitter, la red social con más de 300 millones de usuarios en el mundo. En un escrito dirigido a la Sala de lo Penal, el fiscal  Carlos Bautista incluye un retuit de César Strawberry a un comentario de otro usuario entre los argumentos para sentar en el banquillo al líder de Def con Dos. Uno de los principios que recuerdan muchos usuarios de Twitter es que los retuits no significan necesariamente apoyo al contenido del mensaje. Es el conocido como “RT endorsement (apoyo)” .

El fiscal Bautista ha recurrido el archivo de la causa contra Strawberry, que dictó el juez José de la Mata, y pide que el artista sea juzgado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona. El 17 de julio de 2014, a las 21.02 horas, Strawberry retuiteó el siguiente mensaje: “¿Se puede llevar una camiseta con un estampado de Miguel Ángel Blanco? Lo pregunto desde el respeto y el verano”. El fiscal de la Audiencia Nacional concluye que Strawberry “reprodujo, haciendo suyo el comentario”.

La afirmación del fiscal adquiere relevancia porque integra la lista de indicios contra César Strawberry. El retuit aparece junto al resto de mensajes en Twitter que provocaron su detención en mayo y la apertura de diligencias previas por el juez José de la Mata. Bautista utiliza el retuit de Strawberry sin que haya constancia de que se haya perseguido al autor original del mensaje.

La Audiencia Nacional es el tribunal competente para instruir y juzgar delitos de terrorismo, incluido el de enaltecimiento que está castigado con hasta tres años de prisión, y contra la Corona. Por eso, la Fiscalía del tribunal especial está liderando los procesos por los delitos en la red en estos dos ámbitos, aunque con desigual resultado. La Audiencia Nacional acaba de condenar a un tuitero a 18 meses de cárcel por mofarse del presidente del Gobierno durante el régimen franquista, Luis Carrero Blanco, asesinado por ETA, y por elogiar a la organización terrorista. El fiscal del caso ha sido también Carlos Bautista.

Por otra parte, jueces como Santiago Pedraz, el propio De la Mata o Javier Gómez Bermúdez han considerado que prima la libertad de expresión en distintos casos de relevancia mediatica. Gómez Bermúdez archivó la causa contra el humorista Facu Díaz, al no encontrar delito en un sketch sobre el PP y ETA. Igualmente, Pedraz ha archivado la causa contra el concejal de Madrid Guillermo Zapata por unos tuits, de hace cuatro años, en los que citaba chistes sobre víctimas del terrorismo. En su auto, Santiago Pedraz aludía al "derecho penal del enemigo", ese que solo persigue los presuntos delitos cometidos en el ámbito de una ideología.

Como ocurre con el caso de Strawberry, será la Sala de lo Penal quien resuelva los recursos de las acusaciones contra el archivo de la causa de Zapata. Un tribunal de la Sección Segunda, compuesto por  Enrique López, Concepción Espejel -ambos recusados para el tribunal del caso Gürtel por su proximidad al PP- y José Ricardo de Prada deliberará sobre la cuestión que afecta al concejal de Ahora Madrid. Será el próximo 10 de noviembre, adelantaron fuentes jurídicas.

"Derecho penal de autor"

En el escrito de Carlos Bautista que recurre el archivo del caso Strawberry, el fiscal acusa al juez De la Mata de haber cometido “ un cierto fraude procesal” y de estar menos capacitado que un “lector medio” por no apreciar en los tuits del cantante los delitos que él sí le imputa.

El alegato de Bautista contra la decisión del juez arranca con una ironía. Acusa a De la Mata de sobreseer la causa por tratarse de Strawberry y no de otra persona. “Recuperando las esencias del derecho penal de autor, el instructor ha alumbrado una nueva vertiente consistente en que los límites de la tipicidad se mueven al libre albedrío del juez en función de quién sea el imputado”, escribe el fiscal.

Esas características que hacen a De la Mata distinguir en la administración de justicia entre unos y otros, según Bautista, son que “esté más o menos acostumbrado a romper el ordenamiento jurídico (…) tenga fama de rebelde o haga gala y presuma de una personal vocación literaria, artística o científica con halo de transgresora”.

César Montaña Lehman, más conocido por el nombre artístico de César Strawberry, fue detenido por la unidad antiterrorista de la Guardia Civil el 19 de mayo, dentro de la tercera fase de la denominada 'Operación Araña', una redada contra usuarios de redes sociales sin relación entre ellos. La causa de Strawberry recayó en José de la Mata, sucesor de Pablo Ruz al frente del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Tras practicar varias diligencias e interrogar al imputado, De la Mata archivó la causa el 9 de octubre, al entender que el “patrón de comportamiento” de Strawberry revela lo contrario de alguien que anima a la práctica del terrorismo.

Lo acreditado es que, desde su particular concepción del arte, el imputado ha mostrado en público su compromiso social con distintas causas, expresándose siempre, eso sí, desde una estética provocadora, irónica y sarcástica, buscando generar en los receptores perturbación, disconformidad o escándalo", escribió el magistrado.

En el testimonio ante el juez y el fiscal,  César Strawberry explicó que las redes sociales son ya una faceta más en la actividad de cualquier artista. Pero Bautista rechaza esos argumentos cuando asegura que “las frases no fueron pronunciadas en el ejercicio de una actividad artística creadora”. En este sentido, el fiscal recurre a la sentencia del Tribunal Supremo que condenó al rapero Pablo Hasel por “un delito de odio, sin que una supuesta actividad literaria o artística pueda servir de cobertura a la acción criminal”, dice.

En su declaración en la Audiencia Nacional, César Strawberry reprobó cualquier acción terrorista y rememoró el día en que actuó en un escenario decorado con un enorme lazo azul, símbolo por la liberación de Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP secuestrado en ese momento y asesinado por ETA horas más tarde.

"Fuerte compromiso social" del acusado

Aunque De la Mata tachaba en su auto de “deleznable” el contenido de los tuits que valieron la apertura de diligencias contra Strawberry, el magistrado valoró el contexto en el que se produjeron, que estaban concentradas en un periodo concreto, así como la trayectoria del artista, de “fuerte compromiso social”.  “Destaca por su defensa de la libertad de expresión, reivindicación de derechos civiles, lucha contra el maltrato a las mujeres y a la infancia, lucha contra el integrismo religioso o discriminación contra los homosexuales, entre otras causas”, escribió el juez.

Frente a esto, el fiscal Bautista concluye que las afirmaciones del cantante “son objetivamente expresivas de la voluntad de que distintas organizaciones terroristas actúen contra determinadas personas, de justificación de sus acciones, de humillación a las víctimas del terrorismo y de vejación indeseable a la Jefatura del Estado”. “Para cualquier lector medio son expresivas tanto de los delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, como del delito de injurias a la Corona”, afirma.

César Strawberry escribió en su cuenta de Twitter: “El fascismo sin complejos de Esperanza Aguirre me hace añorar hasta los GRAPO”. Y: “A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora”. En el primer caso, De la Mata consideró que el artista deja a la banda terrorista citada como “un mal indeseable”. Para el fiscal Bautista, lo que desea y quiere provocar Strawberry es que los GRAPO maten a la jefa de la oposición en la Alcaldía de Madrid. Respecto a Ortega Lara, el cantante defendió que se trató de una crítica, no a la persona que fue víctima del secuestro más terrible de ETA, sino al destacado militante de Vox en la actualidad, formación que Strawberry ubica en la extrema derecha.

En contra, el fiscal Bautista escribe: “Es del todo punto irrelevante que el imputado Montaña tuviera o no un ánimo específico de favorecer la acción de organizaciones terroristas: es suficiente con que conozca y acepte que sus expresiones son objetivamente enaltecedoras o justificadoras de estas organizaciones, de sus integrantes o de sus actos”. Y concluye: “Ha expresado su odio al que piensa diferente y desea que una organización terrorista acabe con su vida”.

El representante del Ministerio Público cree haber detectado una contradicción en el auto de archivo. Dice Bautista que “todo el razonamiento de De la Mata” gira en torno al derecho a la libertad de expresión y, sin embargo, la parte dispositiva de la resolución concluye que no hay indicios suficientes para procesar al cantante.

Según el fiscal, De la Mata utiliza la Ley de Enjuiciamiento Criminal como “un artificio procesal, puesto que, realmente, lo que está haciendo el instructor es aplicar una causa de justificación (libertad de expresión), siendo consciente de que no puede hacerlo en este trámite”, en referencia a la fase de instrucción. “Existe un cierto fraude procesal en la parte dispositiva del auto recurrido, pues se aplica de manera camuflada una causa de justificación, careciendo el juez de instrucción de competencias para ello”, concluye.

El otro delito que Bautista imputa a Strawberry es el de injurias a la Corona. “Yo soy de los que desean ver a Felipe de rey cuanto antes… para cagarme en su puta madre con más argumentos”, escribió Strawberry. Y el fiscal Bautista interpreta en su escrito ante la Sala de lo Penal: “Quiere decir que ya tiene en el momento presente argumentos para cagarse en la madre del príncipe, a la que se califica de puta, siendo por tanto el hijo de tal linaje, argumentos que aumentarán en el futuro cuando sea Rey”.

El pasado en Twitter del fiscal

Carlos Miguel Bautista es la identidad del usuario que se escondía tras el 'nick' @cespialidoso, cuenta desde la que se burló de compañeros de la carrera fiscal y jueces de la Audiencia Nacional durante meses hasta que en octubre de 2014 fue informado el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, y éste le obligó a cerrarla. Bautista reconoció los hechos, desvelados por ABC, y pidió perdón  en público y privado a las personas objeto de sus ataques.

Entre los comentarios vertidos había uno que comparaba a la Guardia Civil con los nazis por su actuación en la tragedia de Ceuta, donde murieron quince personas de origen subsahariano al intentar entrar en España. "Lamentablemente, la Guardia Civil ha actuado como las SS", escribió el fiscal desde el anonimato.

En su escrito contra el archivo de la causa de Strawberry, Bautista trasciende el debate jurídico para calificar las expresiones contra el rey de “objetivamente vejatorias e injuriosas, además de totalmente innecesarias a la hora de expresar un pensamiento, idea o crítica”. A esa Jefatura del Estado a la que se refiere, el fiscal acusó desde su cuenta anónima de Twitter de dar órdenes a su compañero de la Fiscalía Anticorrupción José Horrach en el caso Nóos. “El fiscal Horrach ha pedido un receso. Tiene que llamar a Zarzuela. Ahí está Torres Dulce desde las 9.00. Ha despertado al Rey”, escribió el día de la declaración de la infanta en los juzgados de Palma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha