eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de unidad y el antiguo Ejecutivo islamista se enfrentan en Trípoli

- PUBLICIDAD -

Milicias afines al Gobierno de unidad que sostiene la ONU se enfrentaron hoy a tiros con milicianos leales al antiguo Ejecutivo islamista en Trípoli, donde la tensión bélica se ha disparado en las últimas horas.

Los combates más intensos se produjeron en torno a la sede de la televisión controlada por el ex primer ministro de tendencia salafista Jalifa Ghwell, que se vio obligada a cortar sus emisiones tras declararse un incendio.

También resultó dañado uno de los hospitales que se encuentran en el distrito de Abu Salim, así como varios edificios oficiales y algún hotel de este área próximo al mar, explicaron a Efe diferentes testigos.

"Fuerzas afines al Gobierno (que dirige el primer ministro Mohamad Fayez) Al Serraj han tomado posiciones frente al hotel Rixos", cuartel general de Ghwell, añadieron.

Las escaramuzas entre las heterogéneas milicias que se reparten áreas de influencia en la capital se repiten desde que el pasado martes dos de ellas recurrieran a las armas para tratar de hacerse con el control de un banco en el barrio de Al Andalus.

Desde entonces, la intensidad de los enfrentamientos no ha dejado de crecer, en especial entre las milicias afines al llamado Gobierno de unidad que respalda Naciones Unidas y las leales a la poderosa e influyente ciudad-estado de Misrata, situada a unos 150 kilómetros al este de la capital.

Estas últimas se desplazaron a Trípoli a principios de este año después de que no reconocieran la legitimidad de la nueva fuerza presidencial formada por el Ejecutivo que dirige Fayez al Serraj.

Según testigos, en los enfrentamientos de las últimas horas ha participado de forma muy activa la milicia bajo el mando del poderoso señor de la guerra Haitham al Tajoiuri, la más grande de la capital.

También la de su rival, el gran muftí de Trípoli, Sadeq al Ghariani, cercano a los movimientos salafistas.

El repunte de la tensión en Trípoli coincidió este martes con la decisión del mariscal Jalifa Hafter, el hombre fuerte del este de Libia, de lanzar una gran ofensiva para recuperar el control de los puertos petroleros de Sidrá y Ras Lanuf, los más importantes del país.

Según explicó a la prensa Jalifi al Abidi, uno de los portavoces del llamado Ejército Nacional Libio, "unidades de tierra, mar y aire lograron anoche arrebatar esta estratégica zona a las milicias salafistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha