eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Junta traslada al Ayuntamiento la responsabilidad de que el Toro de la Vega no muera

- PUBLICIDAD -

La Junta de Castilla y León ha trasladado al Ayuntamiento de Tordesillas (Valladolid) la responsabilidad de que el Toro de la Vega se adapte al decreto ley autonómico que prohíbe la muerte pública del toro en festejos tradicionales y si decide celebrar o no el festejo adaptándolo a la nueva legalidad.

Es al Ayuntamiento al que compete "buscar la fórmula" que más le convenga para adaptarse al decreto ley autonómico, han sostenido hoy tanto la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, como el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, tras conocerse que el Ayuntamiento no celebrará el 13 de setiembre el Toro de la Vega a la antigua usanza aunque analiza posibles alternativas.

"Son ellos los que deben adaptar el reglamento -del festejo- a la normativa actual", ha reiterado el consejero de la Presidencia en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

De Santiago-Juárez ha insistido en que no corresponde a la Junta opinar sobre cómo debe ser esa adaptación y debe ser el alcalde del municipio el que decida "qué es lo mejor" para Tordesillas, "lo más adecuado" y lo que puede atraer a más gente, "cumpliendo con la normativa": esto es que no se dé muerte en público al astado.

En torno a una media de 2.000 festejos taurinos populares se prevé que se puedan celebrar este verano en Castilla y León, ha recordado el consejero de la Presidencia, "sin incidencias".

Valdeón ha acogido "con absoluto respeto" la decisión del Ayuntamiento de "no adaptar" el festejo al "único requisito y exigencia" que se le pide, de acuerdo al citado decreto ley que convalidaron por una amplia mayoría las Cortes de Castilla y León, para que no muera el toro alanceado en público.

El consejero de la Presidencia ha incidido en que en los últimos días el Ayuntamiento de Tordesillas ha cambiado al menos tres veces de opinión sobre el festejo, diciendo primero que iban a recurrir al contencioso administrativo, luego al Tribunal Constitucional y ahora anunciando que no lo van a celebrar.

De Santiago-Juárez ha insistido en que el decreto ley buscaba el mantenimiento de un festejo taurino que debe adaptarse a la sensibilidad de la sociedad actual, "a los tiempos", para preservar la propia tradición, "pero de un modo no tradicional", ha zanjado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha