eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Merkel, abierta a negociar con Cameron, apuesta por que R.Unido siga en la UE

- PUBLICIDAD -
Merkel, abierta a negociar con Cameron, apuesta por que Reino Unido siga en la UE

Merkel, abierta a negociar con Cameron, apuesta por que Reino Unido siga en la UE

La canciller alemana, Angela Merkel, apostó hoy por que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea (UE) y se mostró dispuesta a dialogar sobre las reformas que quiere promover el primer ministro británico, David Cameron, de forma abierta y "constructiva".

En rueda de prensa en Berlín tras mantener una entrevista en la que Cameron le presentó sus propuestas, Merkel se mostró optimista y apostó por iniciar una negociación sobre los contenidos sin rechazar de antemano una eventual reforma de los tratados.

"Cuando hay voluntad se encuentra el camino", dijo la canciller, aunque recordó que hay "líneas rojas" como el mercado único o la libertad de circulación.

"No hay una solución mágica ni rápida, pero si hay voluntad, se encuentra el camino", reiteró Cameron, convencido de que "la UE estará mejor con el Reino Unido dentro y los intereses del Reino Unidos se defenderán mejor en el seno de una UE reformada".

Con sus propuestas de reforma para la UE, Cameron quiere convencer a sus conciudadanos de que el país debe continuar como miembro de la Unión, un objetivo que Merkel compartió.

Lo decidirá el pueblo británico, admitió la canciller, pero Berlín tiene la "clara esperanza" de que el Reino Unido siga siendo "una pieza central" de la UE, a cuyo bienestar y crecimiento económico contribuye.

A su juicio, habrá puntos de "fácil acuerdo" con Londres, como la reducción de la burocracia, y otros que exigirán negociaciones más largas, como los planes para evitar que la libre circulación se traduzca en abusos de las prestaciones sociales en algunos países.

Merkel apostó por ser "constructivos" sin escudarse en "cuestiones formales" como el cambio de los tratados, lo que implica llegar a acuerdos en contenidos y evaluar entonces si esos acuerdos exigen un cambio de los textos fundamentales comunitarios.

Aunque insistió en que en esas negociaciones habrá líneas rojas, aseguró que siempre es posible encontrar una solución.

Ante las propuestas británicas para limitar los derechos de los inmigrantes comunitarios y en especial su acceso a las prestaciones sociales, Merkel apostó por hablar y no descartó que se pueda llegar a un acuerdo que también interese a Alemania.

Recordó así que existe libertad de circulación, pero no una unión social, por lo que esa libertad debería estudiarse vinculada a cuestiones como el trabajo o las prestaciones sociales existentes, que varían "drásticamente" de un país a otro.

Cameron coincidió en que lo que importa es "la sustancia de lo que se quiere cambiar" y que los cambios en los tratados deben decidirse cuando se llegue a un acuerdo sobre los contenidos, aunque dejó claro que, en su opinión, las propuestas de reforma que pide Londres exigen esos cambios.

Ni la canciller ni el primer ministro británico consideraron un problema hablar de una Europa de dos velocidades, porque, subrayaron, de hecho ya existe y, como ejemplo, recordaron que no todos los países forman parte del espacio Schengen ni comparten la moneda única.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha