eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Militares opositores anuncian una rebelión para echar al presidente de Burundi

- PUBLICIDAD -
Militares opositores anuncian una rebelión para echar al presidente de Burundi

Militares opositores anuncian una rebelión para echar al presidente de Burundi

Un grupo de militares contrarios al régimen del presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, anunció hoy la creación de las Fuerzas Republicanas de Burundi (FOREBU, en francés), un movimiento armado cuyo objetivo es derrocar al líder burundés, en el poder desde 2005.

Nkurunziza comenzó su tercer mandato tras ganar las presidenciales del pasado 21 julio y a pesar de las presiones de la comunidad internacional y las protestas de la sociedad civil, que calificaron el movimiento como contrario a la Constitución y a los Acuerdos de Arusha que acabaron con la guerra civil (1993-2005).

El coronel Edouard Nshimirimana, que desertó del Ejército en septiembre y que ahora es parte del Estado Mayor General de las FOREBU, anunció que los militares rebeldes han logrado unir bajo un mismo mando a todos los grupos armados que se oponen a Nkurunziza.

"Debido a una situación de seguridad caracterizada por una violencia feroz del Estado y al rechazo categórico y arrogante de todo diálogo, nuestras fuerzas no tienen más remedio que tomar medidas para proteger a la población", explicó el militar durante un discurso.

Agregó que el Gobierno burundés ha derivado en "una dictadura feroz" que utiliza "el terrorismo de Estado y el monopolio del poder" para aterrorizar a la población y cometer un "genocidio rampante", así como asesinatos políticos y saqueos.

"Nkurunziza ha divido a los partidos políticos, ha cerrado medios de comunicación y ha prohibido muchas asociaciones de la sociedad civil, destruyendo los fundamentos de cualquier Estado moderno y democrático", añadió el militar.

Asimismo, los rebeldes acusan al presidente de Burundi de acabar con el "honor" de las fuerzas de seguridad, a las que ha obligado a "cometer numerosos abusos", lo que ha terminado con la buena imagen del Ejército, que hasta ahora era percibido como "referentes en la integración de hutus y tutsis".

La creación de las Fuerzas Republicanas de Burundi, cuya capacidad de movilización todavía se desconoce, es un elemento añadido a la crisis política y social en la que está inmerso el país desde que comenzaran las protestas contra Nkurunziza en abril.

Al menos 400 personas han sido asesinadas en Burundi, aunque se estima que la cifra real de fallecidos es mucho mayor, y más de 220.000 se han visto obligadas a abandonar el país, según Naciones Unidas.

La semana pasada el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA) autorizó el envío de una fuerza de paz integrada por 5.000 soldados y policías a Burundi, aunque la medida se ha encontrado con el rechazo frontal del Gobierno de Nkurunziza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha