eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Podemos sienta en su programa las bases para desmilitarizar la Guardia Civil

Introduce el derecho a sindicación de los agentes y el fin de la aplicación del Código Penal Militar

Podemos mantiene el objetivo de la desmilitarización, pero apela a un proceso "paulatino"

La Asociación Unificada de Guardias Civiles se congratula de que sea el partido que más lejos llega en sus reivindicaciones

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Iglesias asume que el programa de Podemos no le gustará a todos y pone de ejemplo a la "condesa de la corrupción"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un acto sobre el programa de la formación

En un hipotético Gobierno de Podemos, ningún guardia civil volvería a pisar una prisión militar y todos tendrían derecho a afiliarse a un sindicato. Estas son las dos principales novedades que el recién aprobado programa de la formación morada para las elecciones generales presenta en cuanto al Instituto Armado. En el documento no aparece la palabra “desmilitarización”, pero tanto el partido político como la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), su interlocutor en el Cuerpo, consideran que son dos pasos concretos y firmes hacia su conversión en una fuerza policial de naturaleza exclusivamente civil.

“Se trata de dos medidas concretas más comprensibles que el concepto de desmilitarización”, asegura una fuente de la dirección de Podemos acerca del derecho de sindicación y la inaplicación del Código Penal Militar. En cuanto a si la formación ha renunciado a la desmilitarización del Cuerpo, la respuesta es tajante: “No”. “Se trataría de un proceso paulatino que no se puede culminar en una única legislatura”, añade.

Las medidas introducidas por Podemos son acogidas con “satisfacción” por la AUGC, la asociación mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. “Nosotros no renunciamos al modelo policial que hemos propuesto siempre, y que pasa por la desmilitarización de la Guardia Civil y la existencia de un solo cuerpo policial de naturaleza civil”, explica su secretario general, Alberto Moya. “Pero las dos medidas del programa (de Podemos) es lo más lejos que ha llegado nunca ningún partido político. Ciudadanos ha hecho alguna alusión, pero sin concretar nada. Por no hablar del PP o del PSOE, éste último instalado por el momento en la inconcreción”, añade Moya.

Para el líder de AUGC, la existencia de sindicatos en el Cuerpo combatiría la conculcación de derechos laborales que, a su entender, se produce a diario en el colectivo de funcionarios de la Guardia Civil. Este es el motivo de la manifestación que tienen previsto celebrar en Madrid el 14 de noviembre y que, de momento, se ha encontrado con la prohibición de la Delegación del Gobierno en Madrid.

En cuanto al Código Penal Militar, la reforma de la ley por parte del PSOE circunscribió su aplicación al estado de sitio, el de guerra o a la participación de los guardias civiles en misiones internacionales. Sin embargo, la interpretación de una sentencia del Tribunal Supremo que están realizando los juzgados togados provinciales ha provocado que en los dos últimos meses hayan ingresado dos guardias civiles en  una prisión militar y tres estén inmersos en procesos que pueden conducirles al mismo destino. Las protestas de AUGC han acabado con todos sus representantes expedientados.

La reforma del Código Penal Militar que ha llevado a cabo el PP refleja en el ordenamiento esa interpretación e introduce que los delitos en el ámbito disciplinario, de enfrentamiento con los mandos, deben ser juzgados por la vía militar. “Pero en un Cuerpo como la Guardia Civil, todo es jerarquía”, se queja Moya.

El número dos de la lista de Podemos por la provincia de Cádiz será Juan Antonio Delgado Ramos, hasta hace poco portavoz de la AUGC, a falta de confirmación oficial. La asociación defiende que sus reivindicaciones son el sentir mayoritario en el Cuerpo, aunque otras asociaciones no comparten esa opinión y consideran que la desmilitarización conduciría irremediablemente al fin de la Guardia Civil.

En cualquier caso, la oposición en la escala de mando a la introducción de las medidas propuestas por Podemos es clara. La voz de esa oposición se encarna en la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), que en su ideario se posiciona “absolutamente a favor del mantenimiento de la naturaleza militar de la Guardia Civil. “Históricamente ha sido parte fundamental de nuestra idiosincrasia, y a la que se debe en buena medida la extraordinaria eficacia de la Guardia Civil en el cumplimiento de sus misiones, superior a la de otros cuerpos policiales”, añade. En distintos pronunciamientos, APROGC invita a los guardias civiles defensores de la desmilitarización o la fusión con otros cuerpos a que dejen el Instituto Armado y se incorporen a ellos.

"Marea de tricornios"

En estos momentos, AUGC se encuentra enfrascada en la preparación de la  manifestación del 14 de noviembre, la “marea de tricornios”, como la han bautizado. Enfrente tienen una resolución de la Delegación del Gobierno que no autoriza el acto porque “tiene una clara naturaleza sindical y política”. Entre las reivindicaciones que sacará a la calle la AUGC está la implantación de turnos de trabajo “en las mismas condiciones” que la Policía Nacional. En la resolución del órgano que dirige Concepción Dancausa se recuerda que la Ley 11/2007 y la Constitución Española impiden ejercer el derecho de sindicación a los guardias civiles.

En la anterior legislatura, la AUGC organizó varias manifestaciones en Madrid, donde el punto de polémica era que los agentes desafiaran la legalidad y vistieran el uniforme. En las marchas, se apreciaban tricornios y uniformes, pero se trataba de familiares de los guardias o de agentes retirados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha