eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rull (CDC) sostiene que harán que le sea difícil al PSC descolgarse de la consulta

- PUBLICIDAD -
Rull (CDC) sostiene que harán que le sea difícil al PSC descolgarse de la consulta

Rull (CDC) sostiene que harán que le sea difícil al PSC descolgarse de la consulta

El secretario de Organización de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Josep Rull, ha asegurado que su partido quiere facilitar que el PSC se sienta "cómodo" en el proceso de la consulta de autodeterminación y ha remarcado: "Haremos que le sea muy difícil al PSC descolgarse".

En una entrevista con Efe, Rull, que asume parte de las atribuciones de secretario general de CDC que le delegó Oriol Pujol al ser imputado, ha resaltado que la primera cumbre por el derecho a decidir, convocada para mañana, servirá para "reforzar" la mayoría de 107 diputados en el Parlament -sobre 135- a favor de la consulta.

"La cumbre no será una mera gesticulación" sino que servirá, según el dirigente nacionalista, para construir "espacios de confortabilidad" en los que "pueda tener recorrido el voto favorable del PSC", como demostró en la segunda declaración por el derecho a decidir aprobada en el Parlament el pasado marzo.

El PSC va a la reunión de mañana con reservas y no comparte la idea del Estado propio que defendería CDC en una hipotética consulta. No obstante, Rull considera que, en la fase anterior, la de "dar voz a los ciudadanos" y que se celebre una consulta, existe "mucho margen de consenso" entre CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP.

La cumbre convocada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, para mañana será el punto de partida para la creación del pacto nacional por el derecho a decidir, la plataforma de partidos, instituciones y entidades económicas y sociales que debería impulsar la consulta y las conocidas como "estructuras de Estado".

Dicho pacto servirá, según Rull, para "reforzar" la mayoría por el derecho a decidir en el Parlament, para empezar a interlocutar con Europa y para "forzar" al Gobierno central a sentarse a negociar para celebrar una consulta soberanista en Cataluña.

"Queremos una consulta negociada con el Estado, como se ha hecho en Canadá (Québec) y en el Reino Unido (Escocia)", ha afirmado el dirigente convergente, para quien "un negativa del Gobierno central a este ejercicio democrático le tendría que salir muy caro porque -ha argumentado- no parece presentable en la Europa democrática y en el siglo XXI que alguien se niegue a escuchar a un pueblo que mayoritariamente quiere ser escuchado".

A diferencia del primer ministro británico, David Cameron, que ejerció su liderazgo para pactar la consulta en Escocia, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se "refugia", según Rull, en "la imposición" porque su "debilidad le impide llegar a acuerdos", tanto en lo que se refiere a la consulta como al reparto de los objetivos de déficit.

Para el secretario de Organización de CDC, cualquier contienda electoral debe servir para reforzar esta apuesta por el derecho a decidir y el Estado propio, así que en las europeas de 2014 Convergència estudiará "cualquier formula que refuerce estas ideas".

En este sentido, el dirigente de CDC no descarta una coalición con ERC, aunque cree que sería "insensato" que, para labrar estas nuevas alianzas, se renunciara a Unió, el otro socio de la federación de CiU.

Rull ve "irreversible" el proyecto hacia un Estado propio, que "no se puede dilatar en exceso", ya que el Gobierno sigue sin ofrecer una alternativa "seria y potente" a Cataluña y sólo responde, ha añadido, con "amenazas y miedos" en el debate soberanista.

Además, el Gobierno del PP tiene, según Rull, "el termómetro social absolutamente roto" y recorta las ayudas a la dependencia, lo que, a su juicio, obliga al ejecutivo de CiU a construir "un dique de contención para defender el Estado del bienestar" y mantener la prórroga presupuestaria como "medida de presión" para que se relaje el déficit y se minimicen los ajustes de la Generalitat.

"Pero si se continúa con este nivel de dependencia con Madrid y con los ajustes arbitrarios por parte del Estado, Cataluña no es viable ni como identidad, ni como nación, ni tampoco, lo que es más importante, como Estado del bienestar", ha agregado.

Rull también ha trasladado las críticas a Rajoy a la negociación de la flexibilización del déficit, en la que algunos barones del PP, como el presidente extremeño, José Antonio Monago, ya han salido a criticar que el Gobierno pueda cambiar el tope con el único objeto, según dijo, de "darle más a (Artur) Mas".

"Lo que indigna de las declaraciones de Monago es que un presidente de una comunidad que recibe la ayuda de otras CCAA exija unas medidas que abocan al sufrimiento a la población de comunidades solidarias; eso es lo que genera perplejidad en Cataluña", ha denunciado el dirigente de CDC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha