eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El TPIY inicia las deliberaciones finales para decidir la sentencia de Mladic

- PUBLICIDAD -
El TPIY inicia las deliberaciones finales para decidir la sentencia de Mladic

El TPIY inicia las deliberaciones finales para decidir la sentencia de Mladic

Los jueces de Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia (TPIY) se retiraron hoy a deliberar tras dos semanas de intercambio de argumentos finales en los que la fiscalía exige cadena perpetua y la defensa solicita la absolución del exgeneral serbobosnio Ratko Mladic.

Los fiscales solicitaron desestimar todas las peticiones de la defensa e insistieron en que Mladic es "totalmente responsable" del genocidio, los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995).

Mientras, los abogados aseguraron que Mladic está siendo juzgado simplemente por "ser serbio" y que es "inocente" de todos los crímenes contra musulmanes y croatas que se le imputan.

Según el fiscal Alan Tieger, hay "evidencias claras" que demuestran la culpabilidad de Mladic "sin duda alguna" y acusó a sus abogados de "distorsionar la realidad".

Considera que los argumentos de la defensa "están fuera de contexto" y que Mladic "tuvo la fuerza suficiente para pisotear Bosnia, cometer delitos y destruir comunidades" en la antigua Yugoslavia.

Asimismo, añadió que "no hay fundamento" para alegar que el exgeneral está siendo procesado "solo porque es un serbio o es un militar".

El fiscal lamentó que la defensa esté intentando "culpar de todo lo ocurrido solo" al presidente de la autoproclamada República Sprpska (entidad serbia de Bosnia y Herzegovina), Radovan Karadzic, de quien Mladic era "socio clave en su campaña criminal conjunta" en los noventa.

"Trabajaron juntos en los objetivos estratégicos en busca de la separación de los serbios de los musulmanes y croatas, y consideraron que tenían entre manos una oportunidad histórica para crear un Estado de Serbia sin enemigos internos", dijo Tieger.

Mladic, de 74 años, tiene prohibido hablar o hacer comentarios a las acusaciones de la fiscalía, pero aún así ha reaccionado varias veces a los argumentos de Tieger con sonrisas y gestos que molestaron al tribunal.

Por su parte, el abogado, Branko Lukic, acusó a los musulmanes de Serbia de "prepararse para la guerra mucho antes" de que Mladic movilizara a sus fuerzas, un argumento tildado de "interpretación imaginativa" por el fiscal.

El exgeneral tenía "una intención genocida", según Tieger, quien acusa a la defensa de "hacer caso omiso a todas las evidencias" de que el acusado llevó a cabo "una campaña de limpieza étnica" durante la guerra.

En cuanto a los bombardeos sobre Sarajevo, la defensa reiteró que eran "los propios musulmanes quienes atacaban a los civiles para luego culpar" a las fuerzas serbias.

"Es una historia poco creíble a la que no se debe dar importancia. La ciudad fue al completo objetivo de bombardeos y francotiradores de forma desproporcionada", desestimó el fiscal.

Tieger también advirtió de que existe una orden escrita del exgeneral para "sacrificar a todos los presos musulmanes" separados de sus familias en Srebrenica.

Lukic aseguró que las mujeres, los niños y los ancianos "no fueron expulsados" de Srebrenica, sino que -justificó- "fueron trasladados de buena fe".

Asimismo, el fiscal recordó que en septiembre de 1995, Mladic entregó cinco toneladas de gasolina a sus fuerzas para que "quemaran miles de cadáveres" encontrados en fosas comunes "en un intento de encubrir el crimen".

En palabras del fiscal, Mladic aseguró que "los musulmanes son esclavos de Europa y no gente con la que haya que convivir" y por eso, dijo, había que "limpiar" el país.

"No está siendo juzgado por pensar que la raza aria es la mejor solución para la peor situación, sino porque es evidente que cometió un genocidio contra un pueblo", concluyó Tieger.

Para la fiscalía "una sentencia justa solo puede ser la cadena perpetua", mientras que la defensa ha pedido la absolución de Mladic porque "no hay pruebas" en su contra.

Según sus argumentos finales, la acusación considera que está demostrado que Mladic fue "el mando general estratégico y militar" de ese genocidio, pruebas que el abogado tilda de "falsas y mera propaganda".

Varias de las víctimas de la guerra de Bosnia estuvieron presentes hoy en la sesión judicial y todos exigieron la pena máxima para Mladic, a quien responsabilizan del asesinato de sus familiares.

Hoy fue el último día de argumentos finales y no se espera que el tribunal pronuncie un veredicto hasta noviembre de 2017.

El caso de Mladic es el último a cargo del TPIY, corte creada en 1993 por la ONU para procesar a los responsables de la guerra de Serbia.

Ese conflicto, que duró gran parte de la década de los noventa, costó la vida a más de 100.000 personas, provocó cientos de miles de desplazados y concluyó con la desintegración de Yugoslavia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha