eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mas advierte que las "etapas nuevas" ponen a prueba la capacidad de resistir de Cataluña ya que no tendrá ayuda externa

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha advertido este lunes que la entrada de Cataluña en "etapas nuevas" supondrá poner a prueba su capacidad de resistir y tendrá que acostumbrarse a contar básicamente con sus propios recursos, energías y activos ya que no tendrá ayuda externa. "En los tiempos que están por venir, pretender que los de fuera nos ayuden probablemente no pasará", ha advertido.

- PUBLICIDAD -
Mas advierte que las "etapas nuevas" ponen a prueba la capacidad de resistir de Cataluña ya que no tendrá ayuda externa

"Todo el mundo intuye que entraremos en etapas nuevas. Mi mensaje es alerta y atención porque cuando se entra en estas nuevas etapas dependemos más de nosotros mismos", ha señalado Mas en su intervención tras la firma de un plan de colaboración con la Taula del Tercer Sector Social, organización que engloba a unas 4.000 entidades sociales con presencia en Cataluña.

El presidente ha destacado que la actual coyuntura económica hace que los gobiernos no puedan destinar todos los recursos que querrían a programas sociales, un problema que en el caso de Cataluña es más grave porque el Gobierno catalán está "más limitado que otros gobiernos" desde el punto de vista de instrumentos a su alcance, ha dicho.

La Generalitat ha presentado este lunes un plan de apoyo al tercer sector social que, aunque no cuenta con una partida presupuestaria explícita, sí aspira a reforzar la tarea que realizan las organizaciones, y que dan servicio a 1,7 millones de catalanes mediante 7.500 entidades sociales y 100.000 trabajadores que representan el 3% del PIB de Cataluña.

El consejero de Bienestar Social y Familia, Josep Lluís Cleries, ha destacado que los cuatro ejes básicos del plan, consensuados durante los últimos cinco meses, pasan por potenciar la suficiencia económica de las entidades, mejorar la formación y asesoramiento, fomentar el reconocimiento del papel que juegan en la sociedad y simplificar las relaciones con la administración, todo ello a través de una decena de objetivos y 50 medidas concretas que se evaluarán periódicamente con el sector.

"No nos podemos comprometer a destinar más recursos" a programas sociales, ha reconocido el director general de Coordinación Interdepartamental de la Generalitat, Jordi Baiget, ya que de hecho la administración catalana todavía adeuda a estas entidades unos 70 millones de euros correspondientes a los pagos del mes de julio, por lo que el plan se centra en fortalecer sus capacidades.

MEDIDAS

Entre las medidas concretas han destacado el avance de las convocatorias de subvencciones, informar de las ayudas con tiempo, trabajar para una reforma del pago del IVA, profundizar en el mecenazgo y las relaciones con las empresas privadas, ayudar a la internacionalización del sector, fomentar el voluntariado con un nuevo proyecto de ley y el compromiso de que el presidente celebre una cumbre anual con todas las federaciones de entidades para supervisar el seguimiento del plan, entre otras.

Mas ha asegurado que el sector social no es únicamente urgente e importante en el contexto de crisis, sino "también prioritario", y ha considerado que la situación financiera acuciante no debe impregnar todo hasta el punto de que no se puedan mejorar ciertos aspectos, por lo que ha agradecido a la Taula su esfuerzo y actitud durante la negociación.

"Las circunstancias seguirán siendo difíciles en los próximos tiempos, no sabemos hasta cuándo", ha admitido, por lo que la creatividad y la capacidad de hacer las cosas mejor se revela como el camino a seguir, ha insistido, procurando que la afectación sobre los colectivos más vulnerables sea la menor posible, lo que ha ligado con la decisión de la Generalitat de mantener la atención sanitaria sin distinciones y en contraposición con el decreto del Gobierno de Mariano Rajoy.

La presidenta de la Mesa, Àngels Guiteras, ha agradecido la voluntad de fortalecer y potenciar con el acuerdo el sector social, si bien también ha pedido "prioridad" en los compromisos de pago porque las entidades están sufriendo mucho y el tejido asociativo catalán puede verse mermado.

"Que nadie se equivoque, reducir el gasto social no solo permite reducir el déficit, también erosiona uno de los fundamentos de nuestra recuperación. La desigualdad y la pobreza crecientes están relacionadas con la pérdida de valores" de la sociedad, ha asegurado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha