eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE defendió el CETA y el TTIP en la primera etapa de Pedro Sánchez como líder del partido

La anterior Ejecutiva de Pedro Sánchez impulsó el apoyo a los acuerdos comerciales con EEUU y Canadá de los que reniega el nuevo PSOE

El líder de los socialistas dedicó su tesis doctoral al estudio de una "diplomacia económica" basada en acuerdos como el CETA

En el primer mandato de Sánchez, Ferraz distribuyó un argumentario que aseguraba que las posiciones contrarias al TTIP se explicaban por "el antiamericanismo" de Podemos e IU

79 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Documentos internos del PSOE sobre el CETa y el TTIP

Documentos internos del PSOE sobre el CETa y el TTIP

Pedro Sánchez impulsó personalmente la defensa por el PSOE de acuerdos comerciales como el CETA o el TTIP en su primera etapa al frente del partido. El líder socialista ha cambiado ahora radicalmente de postura, tras años dedicado a promocionar este tipo de entendimientos. Los apoyos del PSOE al CETA y al TTIP se decidieron bajo el primer mandato de Sánchez como secretario general y tras un detallado debate en la Ejecutiva que él presidía.

La postura de voto de los socialistas ante el debate europeo sobre el acuerdo de comercio con Canadá (CETA) se decidió entonces, pero tuvo que esperar a que la región belga de Valonia levantara el veto inicial al acuerdo. Superado ese obstáculo, el 15 de febrero de 2017 los socialistas españoles votaron de forma unánime a favor del acuerdo. Para entonces, Sánchez ya había sido apartado del liderazgo.

En la primera época de Sánchez al frente del PSOE se elaboraron multitud de argumentarios internos dedicados a defender la bondad de unos pactos que ahora se cuestionan. El líder socialista respaldaba incluso el Acuerdo Trasatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP) con Estados Unidos, que se considera mucho más lesivo que el que ahora se busca con Canadá.

En mayo de 2016, la Ejecutiva de Sánchez repartió entre sus cargos un argumentario interno en el que se realizaban afirmaciones como las siguientes: "El TTIP es un proyecto de enorme trascendencia económica", "un buen TTIP podría ser referencia para fijar estándares en otros acuerdos comerciales en el mundo", "las posturas que dicen no a cualquier TTIP se inscriben en una ideología de proteccionismo y antiamericanismo que no es compartida por un partido socialdemócrata como el PSOE".  

eldiario.es ha tenido acceso a ese documento interno en que el PSOE de Sánchez defendía la oportunidad del TTIP, como después haría con el CETA. Ese texto contiene un capítulo titulado "Podemos e IU ante el comercio internacional" en el que los socialistas acusan a las formaciones de Iglesias y Garzón de apoyar acuerdos con China mientras los niegan con EEUU: "IU y Podemos quieren poner trabas a EEUU, que es un país con estándares laborales y medioambientales relativamente altos, pero se muestran favorables a dar facilidades a China, que es un país con normas mucho más laxas".

Argumentario socialista a favor del CETA  

La cuestión de los acuerdos comerciales entre la UE y terceros países ocupó sobremanera a los encargados de redactar argumentarios en el PSOE, que también se emplearon en la defensa del acuerdo con Canadá.

Los socialistas usaron para la negociación del CETA su experiencia previa en el frustrado pacto de comercio con norteamérica. El bloqueo impuesto por la región belga de Valonia propició que el trabajo que el PSOE inició a las órdenes de Sánchez se culminase cuando la gestora controlada por Susana Díaz ya había tomado las riendas de Ferraz. 

El mismo día de la votación en Europa, la delegación española del grupo socialdemócrata europeo difundió entre sus cargos otro argumentario. En él se calificaba al CETA como "un buen acuerdo, moderno y progresista que tiene en cuenta las preocupaciones de los socialistas europeos y reúne las condiciones para ser respaldado". No era el primero que el PSOE había redactado en los mismo términos, tal y como aseguran fuentes del grupo socialista en Europa. 

En ese documento interno la delegación del PSOE en Bruselas aseguraba que "el acuerdo preserva inequívocamente los estándares de la Unión Europea en protección social, laboral, medioambiental y de derechos de los consumidores", "beneficia a las grandes empresas" e "implantará un sistema de tribunales de inversiones público, similar al Tribunal de Justicia de la UE". 

La tesis doctoral de Pedro Sánchez

El apoyo de Pedro Sánchez con el mundo del comercio internacional viene de lejos. Su tesis doctoral se centraba precisamente en esa materia y calificaba este tipo de acuerdos como una de las principales herramientas de "diplomacia económica".

Según el texto escrito por el propio Sánchez para obtener el grado de doctor universitario, "desde sus orígenes, Europa situó el comercio internacional en el corazón del proyecto comunitario": "La diplomacia económica de la Unión Europea promueve el comercio a través de la liberalización de mercados y la supresión de barreras que impidan el comercio y la inversión internacional".  

Pedro Sánchez, "La nueva diplomacia económica española"

Fragmento de "La nueva diplomacia económica española", de Pedro Sánchez

El trabajo universitario del líder socialista acabó convertido en un libro cuyo prólogo corrió a cargo del exministro Miguel Sebastián. El exministro ha sido este viernes una de las voces más críticas hacia el cambio de postura de Sánchez sobre el CETA. En declaraciones a La Sexta, Sebastián ha asegurado que la nueva postura del PSOE "deja mal la imagen de España y también al PSOE". Los críticos al cambio de postura de Sánchez recuerdan que el primer país en ratificar el CETA en su parlamento ha sido Portugal, país que el renacido líder socialista presenta como ejemplo de Gobierno.  

El PSOE sobre el Ceta by eldiario.es on Scribd

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha