eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El exalcalde de Valladolid se sentará en el banquillo por prevaricación y falsedad documental

El juzgado que abrió diligencias contra León de la Riva las transforma en procedimiento abreviado, paso previo para el juicio oral

Quedan fuera de la causa dos exconcejales y un exasesor aunque el Ayuntamiento ha aportado pruebas que implicarían a alguno de ellos 

- PUBLICIDAD -
La Audiencia ratifica la condena al exalcalde Valladolid por desobediencia

El exalcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva. EFE

El exalcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva volverá a sentarse en el banquillo de los acusados si un recurso no lo impide. El juzgado de Instrucción número 4 ha transformado las diligencias previas abiertas contra él tras la denuncia del nuevo equipo de Gobierno en un procedimiento abreviado. Esto significa que que se abrirá juicio oral por presuntos delitos de prevaricación administrativa y falsedad documental.

Los hechos se remontan al 26 de enero de 2011, cuando el entonces regidor firmó una comfort letter que obligaba al Ayuntamiento a devolver 100 de los 400 millones de un crédito concedido a la Sociedad Alta Velocidad para afrontar el soterramiento de las vías del tren. El acuerdo debería haber pasado por el Pleno y por la Intervención municipal pero no fue así, aunque en el punto número 4 de la carta se aseguraba: el Ayuntamiento de Valladolid "declara en este acto que cualesquiera de las actuaciones, así como todos los acuerdos necesarios para el válido otorgamiento del presente documento [...] han sido debidamente realizadas y adoptados". De haberse seguido el procedimiento legal, el aval nunca se habría firmado puesto que en el momento de los hechos el Ayuntamiento tenía un endeudamiento del 96%.

Aunque en su momento declararon como imputados, la juez deja fuera de la causa al exconcejal de Hacienda, Alfredo Blanco, al exconcejal de Urbanismo e Infraestructuras, Manuel Sánchez y al exasesor de la Sociedad Alta Velocidad, Carlos Baró. Las partes tienen 10 días para formular recurso. El Ayuntamiento, personado como acusación particular, recurrirá para pedir que se tengan en cuenta las pruebas aportadas a finales del pasado mes: otras dos cartas de conformidad firmadas entre 2008 y 2010 que tampoco se tramitaron correctamente y una serie de correos electrónicos que llegaron a Alfredo Blanco y en los que se informaba del plazo para enviar a los bancos la comfort letter de 2010, lo que demostraría que este sí que estaba al tanto de los avales que se estaban firmando.

Durante su declaración en fase de instrucción, León de la Riva, se autoinculpó y aseguró que desconocía las implicaciones que conllevaba la comfort letter, y llegó a decir que era la primera que había firmado, aunque el Ayuntamiento ha encontrado las otras dos.

El mismo juzgado que ve clara la causa ahora había archivado la denuncia, pero los recursos del Ayuntamiento y de la Fiscalía convencieron a la Audiencia Provincial, que ordenó la reapertura del caso.

Para León de la Riva será la segunda vez en el banquillo. El 29 de mayo de 2015, poco después de las elecciones, un juzgado le condenó a 13 meses de inhabilitación y a una multa de 12.600 euros por desobediencia judicial. El exalcalde tardó más de cuatro años en ejecutar una sentencia que le obligaba a derribar varios pisos del edificio donde vive y a transformar oficinas en viviendas. De 13 meses de inhabilitación, llegó en plena campaña electoral. Estos antecedentes no contarían a efectos de reincidencia si hubiese una nueva condena porque los hechos que se van a juzgar se produjeron en 2011 y su condena fue firme en 2015.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha