eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aumentan las condenas de asesinatos por violencia machista

El último informe del Observatorio contra la violencia de género señala que el número de agresores y víctimas menores de 30 años crece y que el consumo de alcohol y drogas no tiene impacto en los asesinatos.


- PUBLICIDAD -
Protesta contra los recortes en igualdad

Protesta contra los recortes en igualdad

El 93% de las 43 sentencias por asesinato y homicidio por violencia de género en 2010 fueron condenatorias, lo que supone un aumento de cuatro puntos respecto a las dictadas en 2009, según el último informe del Observatorio contra la violencia de género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La autoría se atribuye mayoritariamente a un varón: en 39 de los 43 casos se declara probado que la ejecución del hecho criminal corresponde a un hombre. Esto quiere decir que en el 91% de los casos se trata de violencia de género, un dato muy parecido al de las sentencias dictadas en 2009. "Ello evidencia, sin género de dudas, que la violencia con resultado mortal en el ámbito de la pareja o ex pareja es expresión de la violencia de género", dice el informe.

En once casos, las víctimas habían mostrado si intención de separarse poco antes de que su pareja las matara. Para el Observatorio, este hecho indica que la advertencia de ruptura "constituye un factor de riesgo". También en once casos constaban denuncias previas por malos tratos.

Sólo en cuatro de los casos la autora de los hechos fue una mujer y en los cuatro casos las sentencias declaran que la autora había sido previamente víctima de violencia de género por parte de su pareja masculina.

En un 38% de los casos (16 sentencias) se calificó el hecho como homicidio, mientras que el 63% (25 sentencias) fueron por asesinato (esto implica que se ha acreditado que la muerte se ejecutó con alevosía, en sañamiento o por precio, recomensa o promesa).

Del informe del Observatorio se desprenden dos ideas que sirven para derribar los tópicos que suelen asociarse a la violencia machista: por un lado, han aumentado los casos en los que los agresores o las víctimas son jóvenes menores de 30 años; por otro, el consumo de alcohol y drogas ya no sirve como excusa para justificar los asesinatos.

Los datos desmienten el mito de que los casos de violencia de género descienden en las generaciones jóvenes. El informe asegura que, aunque el abanico de edades de los autores de asesinatos y homicidios por violencia de género es amplio, se observa un aumento de la edad de los autores que tienen edades comprendidas entre los 18 y los 30 años. Por el contrario, los autores de entre 31 y 45 años se han reducio a la mitad, mientras que también crecieron los comprendidos en la franja de entre 45 y 60 años.

En cuanto a las edades de las víctimas, sólo 18 sentencias recogieron en 2010 este dato. "Predomina en esta ocasión la franja comprendida entre los 18 a 30 años (a difetrencia del año anterior que era la franja entre los 31 y 45 años) con un total de 7 sentencias, equivalente a un 38,9% de las resoluciones que recogen este dato", señala el Observatorio.

"Es algo que no debe sorprendernos, desgraciadamente se trata de un problema estructural que se basa en una desigualdad. Es un error pensar que porque son jóvenes están libres de violencia de género. Si la familia, los medios de comunicació, el ocio...reproducen las desigualdades significa que ellos están creciendo con ellas", explica Lola González, abogada de la Federación de Mujeres Progresistas, que participa en programas de prevención de la violencia de género en centros educativos.

González asegura que los roles y estereotipos en las relaciones apenas han cambiado. Como muestra, un estudio que hizo la Federación hace unos meses, del que se desprendía que el 80% de las chicas jóvenes creían que en una relación debían complacer a sus novios, que los celos eran normales en una relación o que los chicos tenían el deber de proteger a sus novias. "Ven la violencia de género como algo de mayores, de matrimonios, y estas ideas sobre que ellas son tiernas y ellos unos brutos hacen que al final encuentren justificación a algunos comportamientos", explica la abogada, que ve en esto el caldo cultivo para situaciones posteriores de malos tratos.

Por otro lado, el consumo de alcohol o drogas ya no sirve como excusa para justificar los asesinatos. El Observatorio del CGPJ señala que sólo en el 4% de los casos (dos sentencias) se ha considerado este factor como atenuante de la pena: en un caso se consideró como atenuante y en el otro como eximente incompleto. “Se observa un descenso de las sentencias que la aprecian como atenuante”, dice el informe

Los asesinatos tampoco son producto de arrebatos ni de alteraciones psíquicas. "Sólo en un 12% de las sentencias estudiadas concurrió alguna de las circunstancias vinculadas con la adicción al alcohol, drogas o alteraciones psíquicas. En el 88% no se produjo ninguna de estas circunstancias", afirma el Observatorio.

En cuanto a la nacionalidad del autor, es español en el 63% de los casos. En el resto de casos el autor fue extranjero. En cuanto a las víctimas, también la mayoría fueron españolas, un 63%, mientras que en un 11% de los casos fueron extranjeras. El número de víctimas españolas ha descendido 4,7 puntos respecto a 2009.




- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha