eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Evacúan una aldea portuguesa cercana a Galicia debido a un incendio forestal

- PUBLICIDAD -
Evacúan una aldea portuguesa cercana a Galicia debido a un incendio forestal

Evacúan una aldea portuguesa cercana a Galicia debido a un incendio forestal

Una aldea de la localidad portuguesa de Arcos de Valdevez, a unos 35 kilómetros de la frontera con la española Galicia, tuvo que ser hoy evacuada debido a un incendio forestal declarado durante la mañana.

Según datos de la Autoridad Nacional de Protección Civil, el fuego se inició por la mañana y mantiene un frente activo en el que trabajan unos 60 bomberos, apoyados por una veintena de vehículos terrestres y un helicóptero.

El incendio se sitúa cerca del Parque Nacional Peneda-Gerês, un espacio protegido que este verano ya se había visto afectado por las llamas, que calcinaron más de 8.500 hectáreas.

Además de este fuego, otros seis incendios de grandes dimensiones permanecen activos en Portugal, todos en la mitad norte del país, que emplean a más de 900 efectivos.

Uno de ellos se sitúa junto a la frontera con Salamanca, en la localidad de Freixo de Espada y en pleno Parque Natural del Duero Internacional, con ocho decenas de bomberos intentando sofocar las llamas.

El fuego más preocupante está en el distrito de Coimbra, en la villa de Soure, donde trabajan casi 450 bomberos para apagar los dos frentes del incendio, que se inició en la tarde del lunes.

También hay otros tres grandes fuegos en el distrito de Vila Real, en las localidades de Ribeira de Pena, Vila Pouca de Aguiar y Boticas -a 40 kilómetros de Ourense-; y otro en el de Braga, en el municipio de Cabeceiras de Basto.

El Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera mantiene hoy en riesgo máximo de incendio a nueve distritos del país debido a las elevadas temperaturas.

Portugal vivió a principios de agosto una oleada de incendios que calcinó cerca de 100.000 hectáreas en apenas 10 días y afectó especialmente al norte del país y al archipiélago de Madeira, donde murieron tres personas y más de 1.000 tuvieron que ser desalojadas.

En lo que va de año, la Policía Judicial portuguesa ya ha detenido a 60 personas como presuntos autores de un crimen de incendio forestal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha