eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El relator de la ONU contra la tortura dice que persisten los malos tratos en Marruecos

- PUBLICIDAD -
El relator de la ONU contra la tortura dice que persisten los malos tratos en Marruecos

El relator de la ONU contra la tortura dice que persisten los malos tratos en Marruecos

El Relator de la ONU contra la tortura y los tratos inhumanos y degradantes, Juan Méndez, terminó hoy una visita de siete días a Marruecos y el Sáhara Occidental, y denunció en un informe preliminar la persistencia de la práctica de los malos tratos.

El informe fue presentado en una rueda de prensa en Rabat en la que Méndez afirmó que "en los delitos comunes los malos tratos o la tortura son muy frecuentes (en Marruecos), aunque es difícil aseverar si son sistemáticos"

Además, consideró que en los delitos terroristas "la tortura parece ser mucho más cruel y sistemática".

En su semana de trabajo, Méndez ha visitado varios centros de detención y se ha reunido con representantes de la sociedad civil que le presentaron denuncias de tortura, entre ellos salafistas, saharauis independentistas, emigrantes subsaharianos indocumentados o izquierdistas.

Todas esas reuniones contaron con asistencia de funcionarios "lo que creó un clima de intimidación", lamentó.

El relator visitó Marruecos invitado por el propio Gobierno, que en los últimos meses está empeñado en asegurar que la tortura es cosa del pasado.

El ministro de Comunicación, Mustafa el Jalfi, presentó el pasado jueves esta visita como "un precedente que refleja la confianza de Marruecos para respetar sus compromisos internacionales".

Méndez reconoció en su informe que "está emergiendo una cultura de los derechos humanos" y que "parece haber un compromiso en los niveles más altos" para erradicar las prácticas de tortura, pero lamentó que ese compromiso "no llegue a todos los niveles de la autoridad"

Igualmente, lamentó que falte voluntad para acabar con los malos tratos en los interrogatorios y para investigar las denuncias sobre tortura.

Más concretamente, Méndez denunció "casos recientes de informes creíbles de golpes (con puños y palos), aplicación de electrochoques y quemaduras de cigarrillos", prácticas que en su opinión equivalen a la tortura.

El informe del relator dedica especial atención al hecho de que las confesiones arrancadas bajo tortura tienen ante el juez más validez que los testimonios ante el tribunal, y lamentó no haber encontrado un solo caso de un testimonio invalidado por sospechas de tortura.

Además, no se respeta el derecho de asistencia letrada inmediata a los detenidos, sino que lo habitual es que pasen 24 horas antes de que el abogado pueda ver a su cliente y solo por espacio de media hora.

Además, en los delitos contra la seguridad nacional la ley antiterrorista permite una incomunicación de 96 horas prolongada hasta tres veces.

Méndez agradeció haber tenido "acceso irrestricto" a todos los centros de detención que quiso visitar -cárceles, comisarías, psiquiátricos y centros de reclusión de menores-, y le llamó la atención que todos hubieran sido recién pintados y renovados y provistos de mantas nuevas.

"Espero que esas mejoras continúen y se hagan en las demás prisiones", ironizó.

El relator, que presentará un informe confidencial al gobierno marroquí, que será quien lo haga público posteriormente, opinó que la tortura y los malos tratos, cuando se aplican a delitos contra la seguridad del Estado, "no se practican con lógicas raciales o religiosas, depende más bien de que el régimen se sienta amenazado".

Entre las prácticas igualmente denunciadas, Méndez citó el recurso creciente de la policía a un uso excesivo de la fuerza en la dispersión de las manifestaciones, la sobrepoblación carcelaria y la represión con que la policía está tratando al "grupo especialmente vulnerable" de los emigrantes subsaharianos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha