eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El texto sobre uniones gais en Italia encara su fase final en el Parlamento

- PUBLICIDAD -
El texto sobre uniones gais en Italia encara su fase final en el Parlamento

El texto sobre uniones gais en Italia encara su fase final en el Parlamento

La Cámara de los Diputados de Italia recibe hoy el proyecto de ley sobre las uniones civiles, que reconoce las parejas entre personas del mismo sexo pero del que, sin embargo, ha sido eliminada cualquier posibilidad de que puedan adoptar hijos.

El texto emprende así su tramitación en la Cámara Baja, después de haber sido aprobado el pasado 25 de febrero en el Senado, y el primer ministro, Matteo Renzi, estima que pueda ser aprobado de manera definitiva antes del próximo sábado.

El voto final de la Cámara de Diputados podría producirse el próximo jueves, 12 de mayo.

Renzi, líder del Partido Demócrata (PD, en el Gobierno), que ha impulsado el proyecto, ha manifestado su intención de someterse a una moción de confianza para acelerar su aprobación, tras meses de estancamientos y polémicas.

No es la primera vez que el primer ministro recurre a esta estrategia y la idea es la misma: supeditar la continuidad de su Ejecutivo a la votación, evitando el temido voto secreto y acabando con la amenaza de que miembros de su gabinete voten en contra.

Asimismo impide que puedan ser propuestas modificaciones o enmiendas al documento que retrasen aún más su aprobación, ya que esto obligaría a estudiarlo nuevamente en el Senado.

Y es que, a pesar de que controla holgadamente la mayoría de escaños de la Cámara Baja, Renzi no excluye que algunos correligionarios o miembros de su Gobierno de coalición, que incluye fuerzas de centroderecha, puedan aliarse y tumbar el texto.

Una vez el proyecto sea aprobado, Italia contará por primera vez en su historia con una ley que regule las parejas de hecho heterosexuales y las "uniones" entre homosexuales, ya que es uno de los pocos países europeos con un vacío legal en este sentido.

No obstante, llega a su última fase parlamentaria sin uno de sus artículos que más polémica han suscitado durante su tramitación: la posibilidad de que un miembro de la pareja pueda adoptar al hijo natural de su compañero sentimental.

El proyecto de ley (Mónica) Cirinnà (nombre de la senadora que ha coordinado su redacción) prevé la introducción en el ordenamiento jurídico italiano de las uniones civiles entre personas del mismo sexo y regula las parejas de hecho, tanto gais como heterosexuales.

Para que dos personas sean reconocidas como unión civil es preciso que sean mayores de edad y deberán realizar una declaración pública ante un funcionario -como un alcalde- y dos testigos, que será después incluida en el Registro Civil.

No podrán disfrutar de este derecho personas ya casadas, que padezcan cualquier problema mental, que sean parientes entre ellas o que hayan sido condenadas por agresión a parejas anteriores, entre otros supuestos.

La unión civil ofrece a las parejas los mismos deberes y la mayoría de los derechos previstos para los matrimonios convencionales, como establecer una residencia común, gozar de pensión de viudedad o compartir el apellido.

Finalmente no establece la posibilidad de adoptar al hijo biológico del compañero sentimental, una opción prevista en el texto al comienzo de su tramitación pero cancelada finalmente por las presiones de algunos legisladores y exponentes del Gobierno.

Esto ha suscitado las críticas de los colectivos LGBT italianos (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales), que consideran el texto como un primer paso en el reconocimiento de sus derechos pero al mismo tiempo lo tildan de insuficiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha