eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Los familiares de las víctimas británicas en Irak: “Blair es el mayor terrorista del mundo”

El 'informe Chilcot' aviva las protestas de los familiares de los soldados británicos que murieron en la invasión de Irak, que se plantean iniciar acciones legales

Tony Blair es el principal señalado en este informe; se le acusa de no haber agotado todas las posibilidades antes de la intervención armada

El expremier asume sus responsabilidades pero no cree que la actuación militar fuese un error, de hecho, asegura que no bombardear Siria en 2013 ha sido uno de los principales errores

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Reino Unido no agotó la opción pacífica antes de invadir Irak, según Chilcot

Reino Unido no agotó la opción pacífica antes de invadir Irak, según Chilcot. EFE

El hermano de Sara, el sargento Bob O'Connor, de 38 años, murió asesinado junto a otros nueve aviadores cuando el avión Hércules en el que volaban fue derribado en el noroeste de Bagdad en 2005.

Las familias han dicho que se reservan el derecho a llevar a cabo acciones por sus pérdidas pero, Mattew Jury, que representa a familiares de 29 personas fallecidas, ha apuntado que es demasiado pronto para tomar decisiones.

Madres, padres, compañeros y otros miembros de la familia de los soldados que perdieron la vida se han reunido afligidos dentro del Queen Elizabeth Centre de Londres, donde se les ha dejado ver el informe de 2,6 millones de palabras y 12 volúmenes antes de ser publicado. Los familiares allí reunidos han dado la bienvenida al informe. Muchos han dicho que, por fin, ha quedado impreso lo que llevan pidiendo desde hace más de una década.

Rose Gentle, cuyo hijo Gordon fue asesinado cuando tenía 19 años, ha dicho: “Ahora podemos decir que tenemos la prueba. Doce años de lucha por mi hijo han valido la pena”.

Reg Keys, activista contra la guerra de Irak, ha explicado que siente que su hijo, el cabo segundo Thomas Keys, ha “muerto en vano”, ya que las atrocidades en Irak continúan, incluido el coche bomba que estalló en Bagdad esta semana y que mató a más de 250 personas. Keys ha trabajado durante los últimos 13 años para conseguir la verdad sobre la muerte de su hijo de 20 años y de los otros 178 miembros del personal militar británico que perdieron la vida en la corta pero devastadora guerra.

Ha añadido que ahora sabía que a su hijo le habían movilizado en base a una “mentira” e insinuó que iban a impulsar acciones, diciendo que las familias ahora tienen “pruebas con las que seguir adelante”. “Me pregunto constantemente qué cara puso Tom cuando se encontró con su brutal final”, ha añadido.

Ahora sabemos dónde estamos y qué podemos hacer. Deberían llevar a Tony Blair ante un tribunal por asesinato. No puede salirse con la suya por más tiempo”, ha protestado Pauline Graham, la abuela de Gordon Gentle y madre de Rose Gentle.

Muchos de ellos han hablado del alivio que ha supuesto que el informe haya sido finalmente publicado. Eddie Hancock, procedente de Wigan, cuyo hijo Jamie de 19 años era un soldado del Regimiento Duque de Lancaster cuando fue asesinado en Basora en el año 2006. “En primer lugar, el informe Chilcot... ha hecho exactamente lo que dijo que haría. No ha sido para nada un encubrimiento. Ha cumplido las promesas que hizo en 2009.

"Es obvio que algunas personas nunca estarán contentas, a menos que se lleve a alguien a la horca. Pero lo que en realidad ha dicho es que Blair desautorizó a Naciones Unidas. Ahora, si alguien hace eso, pensaríamos que es un acto ilegal. También engañó al Parlamento, fabricó datos y los tergiversó", ha lamentado. "Espero y me gustaría pedir a todos los políticos de este país que, por el daño grave que este hombre ha infligido a este país y a sus fuerzas armadas, le inhabiliten para cualquier tipo de cargo público de por vida. Como mínimo".

Algunos resistían a las lágrimas mientras hablaban de los seres queridos que perdieron. También había una ira generalizada. Mark Thompson, padre de Kevin Thompson, que murió en 2007, ha dicho que responsabiliza a Blair.

"Ha destrozado familias. Hemos perdido nietos. Hemos perdido una nuera. Él lo tiene todo. Deberían quitarle todo lo que tiene por lo que ha hecho", ha pedido Thompson. "Fue una guerra ilegal. Mi hijo murió en vano. Murió sin ningún motivo".

Peter Brierley, cuyo hijo Shaun murió en 2003, ha expresado: "Lo que he dicho siempre es que quiero poder ir a casa, sentarme en mi silla, encender la tele y decir que he hecho todo lo que podía hacer, que no hay nada más que pueda hacer por mi hijo. Con esto de hoy, ese momento al menos parece estar más cerca".

Los padres de Alec MacLachlan, de Llanelli (en el sur de Gales), que sirvió en Irak y volvió al país como guardia de seguridad privada en 2006 y entonces lo secuestraron y lo mataron, han afirmado que el informe deja claro que Blair fue "la marioneta de George Bush".

Traducción de  Cristina Armunia Berges y Jaime Sevilla Lorenzo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha