eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Somos Manuela y estamos a la escucha

"Queremos poner las instituciones a la altura de una ciudadanía que las ha superado hace ya mucho. No es un trabajo heroico, es mucho más difícil parar un desahucio o defender un empleo o garantizar la sanidad universal", afirman los autores

- PUBLICIDAD -

Manuela apura el café mientras nosotros la escuchamos. Es la primera vez que nos vemos y nos habla de participación, de escucha. Ella deja cuidadosa la taza en el plato y ambos callamos, como para empujarla a que hable. Antes de si quiera emitir el sonido final de sus frases, Manuela nos sonríe y hace que todo cobre sentido. En esa sonrisa está la lucha de una vida. Está la capacidad para escuchar y entender al diferente, de convencer al equivocado y de respetarlos a todos. En esa sonrisa está la razón de la lucha por la democracia.

Manuela es la ultima estación de un viaje más largo. Empieza antes, en las plazas, en la calle. En las redes. Cuando empezamos a encontrarnos, cuando empezamos a pensar no que debíamos cambiarlo todo, sino que podíamos hacerlo. Es una confianza que nace de estar juntos, de compartir la historia de millones de personas. Manuela llega a echarnos una mano en este empujón institucional, en este momento, que no es el final, sino el principio.

Terminamos el desayuno, abandonamos la cafetería, y al salir a la calle sentimos de nuevo el temblor de esta ciudad.

Los viejos gobiernos dan sus últimos zarpazos. Más allá de las viejas dunas se vislumbran oasis. Hemos venido a recuperar las ciudades. Pusimos nuestras lonas en las plazas e hicimos parlamentos ciudadanos. En su infinita avaricia miraron hacia otro lado. Asediamos entonces los centros de su gobierno cansado e impotente y nos explicaron la idea que tenían de la democracia. Era 25 de septiembre de 2012 y miles de policías protegían al poder de la ciudadanía. Luego vieron que corríamos e intentaron cerrar todos los candados, blindar con leyes el horizonte. Se hicieron pasar por poderosos, pero cada vez parecían más encerrados.

¿Nos veis? Estamos allí, entre las dunas, hemos venido a liberar las ciudades de los viejos gobiernos corruptos. Somos hackers, somos amas de casa conectadas a Internet, somos migrantes esquivando patrullas, somos los vecinos y las vecinas que levantaron esta ciudad. Somos sus centros de salud, somos sus AMPAS. Somos Manuela. No hemos venido a representarte. Hemos venido a hacer lo posible por que puedas representarte tú mismo.

Queremos poner las instituciones a la altura de una ciudadanía que las ha superado hace ya mucho. No es un trabajo heroico, es mucho más difícil parar un desahucio o defender un empleo o garantizar la sanidad universal. Es al que le vamos a apostar los próximos meses y años. 

Somos Guillermo Zapata y Pablo Soto, estamos con Manuela Carmena y el equipo de Más Madrid, y queremos que nos ayudes a hackear un ayuntamiento. ¿Te vienes? 

La historia comienza aquí: http://vota.ahoramadrid.org

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha