Andalucía Blogs y opinión

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Estado de bronca

Olona

Parece que de esta plaga no vamos a salir mejores. De momento, somos más recelosos, estamos más crispados y nos hemos enredados en una cadena de altercados sin final. Por cualquier cosa. Debe ser que el encierro ha ido enconando la ofuscación, y poco a poco las secreciones han devenido en una granizada de ira que no amaina. A todo se reacciona de modo furibundo. Se hace muy cuesta arriba imaginar que la desescalada por fases será una bronca permanente, azuzada por los liantes de plantilla y profesionales del embrollo, y quienes buscan su oportunidad en la maraña. ¿Esto es lo que nos espera? ¿Va a ser así cada tránsito a una nueva etapa? Mi sensación es que los políticos trabajan de manera preferente en cimentar la atribución de culpas al adversario y en preparar sus respectivos jaques. Jaques mate, si puede ser.

Los comportamientos ejemplares son escasos en este ámbito. No hay adónde mirar con admiración, a no ser que lo hagan los incondicionales ciegos de fervor. Claro que existen grados: no es lo mismo equivocarse, o tratar de jugar con ventaja -que de todo se encuentra en esta panoplia de cogobernanzas que es España-, que andar capitaneando cuadrillas de incendiarios armados con lanzallamas para provocar la hecatombe. Seguramente, el Gobierno podría aumentar la transparencia de sus criterios científicos, como exigen sus opositores. Es más, debe hacerlo, aunque sean troceados, retorcidos y mezclados en un amasijo explosivo cual bomba de racimo. Y también, si siguen insistiendo, colgar en la plaza pública la lista completa de sus asesores, algunos ya conocidos. La democracia es lo que tiene, que los ciudadanos son mayores de edad.

Ahora bien, no nos llevemos a engaño: ni se evitarán las dudas ni se apaciguará la gresca. Lo más probable es que los nombres del grupo consultor científico sean escudriñados por los nuevos patriotas del terruño para fundamentar agravios absurdos contra provincias concretas y alimentar confabulaciones disparatadas, cuyo sentido y propósito han sido incapaces de explicar. Lo hemos visto otras veces: pedir la identidad de los técnicos es la táctica que usó Vox en Andalucía para carcomer la credibilidad de las unidades de violencia de género e infundir temor a sus trabajadores, con una polémica irrelevante sobre la obligatoriedad de la colegiación. Es de suponer que personas tan ponderadas como han demostrado ser Santiago Abascal y el propio Pablo Casado estén cargando sus escopetas para jugar con ellos al tiro de pichón.

Algunos han asumido el riesgo. El economista y miembro del grupo que ha asesorado al Gobierno Miguel Otero dijo hace unos días en Radio Nacional que ser presa del vilipendio es un gaje del oficio de servidor público. Imperturbable, con humildad. Una humildad ausente, por cierto, en quienes se sienten capaces de rebatir con dos brochazos decisiones basadas en parámetros complejos, interdependientes y, a buen seguro, relativos. He visto a periodistas de información general dar con soltura su aprobación a informes técnicos de un centenar de folios como si fueran una autoridad en la materia, y quedarse tan frescos, sin reparar en lo grotesco de su sentencia. Hasta hace poco se confrontaban las opiniones opuestas de los expertos, a los que se les pedía voz; ahora, tras cruzar un par de tablas, los expertos somos nosotros mismos.  

La gravedad de esta epidemia no nos ha hecho mejores, o quizás sí, es injusto olvidar a quienes han puesto y ponen todo de su parte para superar esta crisis descomunal con el esfuerzo colectivo, como el mencionado Miguel Otero. Pero, desde luego, no a los que están en la esfera pública, vociferando con la vena inflamada en las tribunas de oradores y los medios de comunicación. La dinámica hincha se ha redoblado y desde cualquier tipo de púlpito se calientan las gradas para convertir cada escalón descendido en una bronca gigantesca. Lo he dicho alguna vez: cuando los políticos y demás personajes relevantes hablan en términos tan brutales de sus rivales generan violencia. Y los ciudadanos no la merecen, en esta tragedia, menos que nunca.   

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2020 - 21:39 h

Descubre nuestras apps

stats