Primer asalto otoñal: una borrasca traerá las primeras lluvias generalizadas tras el fin de semana

En la imagen de archivo una persona cruza un paso de cebra bajo la lluvia con un paraguas. EFE/JAVIER BELVER

A menos de dos semanas del comienzo del otoño astronómico, Andalucía aún no ha vivido ningún episodio de lluvias generalizadas que entierre definitivamente el recuerdo del verano. Las escasas tormentas que se han registrado en tierras andaluzas desde agosto no han tenido reflejo alguno en los cada vez más mermados embalses repartidos por toda la Comunidad. Sin embargo, eso podría empezar a cambiar a comienzos de la próxima semana. Tras unos días en el que las temperaturas volverán a subir del orden de dos a tres grados, la jornada del lunes marcará un cambio brusco del tiempo que traerá el primer asalto otoñal del nuevo curso meteorológico.

¿Por qué el valle del Guadalquivir es uno de los lugares habitados más calurosos del planeta?

¿Por qué el valle del Guadalquivir es uno de los lugares habitados más calurosos del planeta?

Fin de semana de ambiente seco y caluroso

Las altas presiones seguirán dominando la mayor parte de la atmósfera andaluza durante todo el fin de semana. La estabilidad queda garantizada hasta el lunes 13 de septiembre. Para entonces la aproximación de una borrasca hasta la vertiente atlántica peninsular supondrá el inicio de un par de jornadas de marcada inestabilidad atmosférica en todo el territorio andaluz. Entre el viernes y el domingo los cielos andaluces permanecerán poco nubosos o despejados, aunque podrían registrarse algunas precipitaciones muy débiles y de carácter disperso en algunos puntos de la mitad occidental durante la jornada del sábado. El marcado flujo de poniente que antecederá al paso de la borrasca inyectará humedad oceánica a través de la depresión del Guadalquivir, pudiendo formarse brumas matinales que terminarían derivando en chubascos de escasa importancia durante la tarde.

Al flujo de poniente le acompañará una subida moderada de las temperaturas. La posición de la borrasca favorecerá la entrada de aire cálido desde el norte de África, lo que elevará el termómetro hasta el entorno de los 35 grados en el valle del Guadalquivir a lo largo del fin de semana. Más bajas serán las máximas en el resto de la Comunidad, en especial el área litoral donde el termómetro rondará los 28 a 30 grados hasta la tarde del domingo. Por suerte las mínimas casi no notarán ese incremento de las temperaturas, que seguirán rondando los 16 a 18 grados a primeras horas de la mañana en el interior de la región, bajando incluso por debajo de los 15 grados en cotas medias de la mitad oriental. Fresco matinal que no alcanzará al litoral, donde las noches tropicales aún aguantarán unas jornadas más alcanzando mínimas por encima de los 20 grados, en especial en toda la vertiente mediterránea.

Hasta 40 litros en la mitad occidental y descenso de más de 5 grados

El comienzo de la nueva semana quedará marcado por el brusco cambio en el tiempo. El primero en notarlo será el tercio occidental andaluz, con Huelva a la cabeza, donde las temperaturas experimentarán un descenso de unos cinco grados. Durante la mañana del lunes el centro de la borrasca quedará situada frente al litoral luso. Desde entonces podrán formarse ya algunos chubascos pre-frontales en el tercio central de la región. Con el paso de las horas las lluvias se extenderán al resto del territorio, pudiendo ser especialmente intensas durante la tarde del lunes y la madrugada del martes en las provincias occidentales, con acumulados que localmente podrían alcanzar o superar los 40 litros por metro cuadrado en 24 horas. La baja, aislada en altura y sin reflejo en superficie, tendrá características propias de una DANA por lo que las precipitaciones, aunque de carácter frontal, podrán ir acompañadas de tormentas.

La jornada del martes 14 estará pasada por agua, aunque las lluvias irán perdiendo intensidad y tenderán a remitir en la mayor parte de la Comunidad, pudiendo registrarse aún chubascos dispersos durante la jornada del miércoles. Junto con las lluvias llegará el descenso generalizado de las temperaturas al resto de la región, con un descenso de más de cinco grados y máximas desplomándose hasta el entorno de los 25 grados en todo el interior. Solo el litoral mediterráneo mantendrá por entonces registros próximos a los 30 grados durante el que promete ser primer episodio por lluvias del curso meteorológico.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2021 - 18:48 h

Descubre nuestras apps

stats