La portada de mañana
Acceder
Vox recupera la exigencia del veto parental para presionar a PP y Ciudadanos
Cinco claves del caso que ha acabado con la detención del expresidente Bartomeu
Opinión - Aviso a navegantes desde Sabin Etxea, por Esther Palomera

El Gobierno andaluz agiliza la salida de ancianos de las residencias tras sumar un tercio del total de muertes por COVID-19

Las residencias de mayores, bajo tutela de la Junta, son el mayor grupo de riesgo del coronavirus.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha vuelto a reunir esta semana a los consejeros de Salud de las 17 comunidades autónomas para coordinar la acción preventiva y de lucha contra el coronavirus. En esa reunión interterritorial, el consejero andaluz, Jesús Aguirre, pidió autorización a Illa para cambiar el criterio general respecto a la salida voluntaria de ancianos de las residencias geriátricas.

Andalucía permite que las personas mayores no contagiadas puedan salir de las residencias y volver con su familia

Andalucía permite que las personas mayores no contagiadas puedan salir de las residencias y volver con su familia

En estos emplazamientos, que están bajo control de la Junta de Andalucía desde que se decretó el estado de alarma, el número de muertes por COVID-19 ha crecido a un ritmo de nueve diarias en el último mes. Según los últimos datos, actualizados el martes, son 273 ancianos fallecidos en residencias geriátricas, aunque muchas de ellas ya estaban medicalizadas y bajo estrecha vigilancia de las autoridades. Esta cifra representa el 32% del total de decesos por coronavirus en esta región (836). En total hay 1.462 mayores contagiados, un 14% de los 10.306 casos positivos.

En Andalucía hay más de mil residencias geriátricas con alrededor de 43.000 mayores. El porcentaje de afección es mínimo -sólo un 4% de infectados-, pero en términos comparativos con otras comunidades, la cifra de fallecidos es muy elevada. Es por eso que en los últimos días, la Junta ha decidido cambiar de criterio y permitir la salida voluntaria de los ancianos no contagiados que prefieran pasar la cuarentena en sus domicilios, si creen que allí estarán menos expuestos a la infección. Para ello, Aguirre ha establecido un nuevo protocolo que tiene el visto bueno del Ministerio de Sanidad: antes de permitir la salida de un anciano, la consejería le realizará a sus familiares la prueba de PCR (la de mayor garantías en la detección del virus), para estar seguros de que no correrá riesgo de infección en su casa.

Hasta la fecha, la Consejería de Salud ha recibido 27 peticiones de familiares para llevarse a casa a sus mayores, y Aguirre prevé que esta cifra aumentará en los próximos días, una vez haya entrado en vigor el nuevo protocolo de seguridad y la realización de pruebas. La Dirección General de Salud Pública, en una instrucción de este viernes 10 de abril, dejó sin efecto su propia orden del 19 de marzo para permitir que los ancianos que viven en una residencia de mayores puedan volver con sus familias en esta crisis del coronavirus siempre y cuando se cumplan determinados requisitos de bioseguridad.

La Junta ha dado prioridad a las residencias de mayores para dar uso a los test rápidos de detección del coronavirus, que el Ministerio de Sanidad empezó a distribuir masivamente a las comunidades la semana pasada. La primera partida fue de dos millones de test, de los cuales llegaron a Andalucía más de 130.000. Desde el pasado viernes, se han realizado 46.416 test rápidos en la comunidad, de los que 31.340 (más de la mitad) se usaron con los mayores en residencias. De estos, 784 han dado positivo. En cuanto a su personal sociosanitario, se han realizado 15.076 test rápidos, con 106 positivos, lo que eleva la cifra de profesionales infectados a 601.

Hay que tener en cuenta que los test rápidos no son una prueba tan fiable como los llamados PCR, que venían realizándose hasta ahora, y cuyo índice de fiabilidad es mucho mayor. El Ministerio no recomienda usarlos entre el personal sanitario, más expuesto al contagio, porque estos test no localizan el virus (como los PCR) sino los anticuerpos que ha desarrollado el sistema inmunológico entre el día siete y diez del contagio. Sin embargo, estos test rápidos sí sirven para dimensionar el avance de la pandemia. "La prioridad es llegar en 48 horas a realizar test rápidos al cien por cien de residentes y su personal sociosanitario", dice Aguirre, quien ha detallado que, en total, se han realizado 22.847 actuaciones en las 1.043 residencias de mayores de la comunidad desde Atención Primaria, lo que incluye conocer sus condiciones higiénico-sanitarias, su medicalización, la separación de positivos y los criterios de ingresos.

En cuanto al nivel de contagios entre el personal sanitario, este alcanza los 2.097 positivos de los 125.000 trabajadores de la sanidad tanto pública como privada en Andalucía. De estos, 596 son médicos, 553 son personal de enfermería, 274 con auxiliares de enfermería y 64 son celadores. De esta manera, el 1,6 por ciento de los trabajadores de la sanidad en la comunidad han dado positivo en la prueba del coronavirus y el nueve por ciento está hospitalizado.

En comparación con el resto de comunidades, el consejero ha indicado que los 2.097 contagiados en Andalucía representan el 12,7% del total nacional. "Andalucía va un poquito por debajo del resto de comunidades al representar el 18% de la población en España", ha explicado.

Etiquetas
Publicado el
15 de abril de 2020 - 14:10 h

Descubre nuestras apps

stats