El Carnaval de Cádiz, en poemas: "El que entra ya no sale"

Elena Merino posa en el interior del Teatro Falla.

Cádiz ya vive su Carnaval a través del COAC (Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas). Las coplas suenan en el Teatro Falla y lo harán en las calles a partir del 22 de febrero, un día después de la gran final. 

Pero el Carnaval se vive todo el año y es una constante fuente de inspiración. De ello puede dar fe la escritora Elena Merino, una madrileña que conoció la fiesta más grande de Cádiz hace una década y que ahora ha publicado un libro de poemas. Con Los poemas de la mujer carníval (Caligrama) ofrece las sensaciones que le produce el Carnaval, un mundo hasta ahora desconocido en el que se siente atrapada (para bien).

Licenciada en periodismo en la Universidad Complutense de Madrid, es profesora de la Unir. "Llevo escribiendo poesía toda la vida. Soy de Madrid y hace diez años yo no sabía qué era el Carnaval de Cádiz. Me invitaron a ir y a partir de ahí se convirtió en algo muy importante en mi vida. Los poemas de la mujer carníval son poemas basados en las experiencias que el Carnaval me ha ido generando, las vivencias que he tenido alrededor del Carnaval".

El título del libro incluye un guiño a la comparsa Los carnívales, de Antonio Martínez Ares, primer premio en 2019 en su modalidad. "Lo he llamado de esa manera queriendo entroncar con el último año, que es cuando he escrito la mayor parte de los poemas. Con el Carnaval se viven experiencias límites y lo asocio con el carnivalismo de los carnívales".

La autora espera que sus lectores vean reflejado en la obra el impacto que ha tenido esta fiesta en alguien de fuera de Cádiz: "Quien lo lea puede comprender la experiencia de una persona que ha sentido íntimamente una aproximación desde muchas facetas. Hay un poema que se llama Falla que refleja las sensaciones que tuve la primera vez que entré en el teatro. Hay otro que es una elegía a la muerte de Juan Carlos Aragón, que es un guiño a la elegía de Miguel Hernández. Es lo que preparé para el homenaje que le hicimos a Juan Carlos Aragón en la Puerta del Sol".

Una fiesta universal que atrapa

¿Cómo publicitaría Elena Merino el Carnaval gaditano a los que todavía no lo hayan descubierto? "El que entra en el Carnaval de Cádiz, no sale. Es la complejidad y la profundidad que tiene. Yo no intento convencer a nadie porque no quiero que lo conozca todo el mundo. Lo bonito es que sea una subcultura", explica.

En una ciudad con mucho paro es el Carnaval una vía para conseguir los ingresos que faltan laboralmente y eso va unido a una expansión que parece imparable. La escritora ofrece su opinión al respecto: "No se puede ir en contra de la evolución de los tiempos, pero me da miedo que se convierta en un musical más de la Gran Vía. Hay cierto riesgo de que ocurra. Hay que convertirlo en industria cultural de manera inteligente para las personas que viven de ello, pero sin desnaturalizarlo".

Elena Merino se da cuenta de que el Carnaval todavía puede darle a las mujeres un mayor protagonismo, aunque en su caso ve prematuro cruzar la línea de la autoría. "El Carnaval está transformándose. Estoy siguiendo con mucho interés a las agrupaciones femeninas y cada vez hay más mujeres como componentes, pero autoras no hay muchas. Para mí es un poco pronto. Si más adelante encuentro a la persona adecuada que me lleve por el camino musical, estaré encantada de aportar la humilde literatura que pueda tener".

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2020 - 21:59 h

Descubre nuestras apps

stats