eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

La singular escritora Cecilia Böhl de Faber, conocida como Fernán Caballero

En Dos Hermanas (Sevilla) vivió su cenit como mujer y escritora, según sus biógrafos

Logró superar los códigos de las clases sociales que condicionaban su género ante la literatura

sasa

Esta escritora fue siempre fiel a sus convicciones, dedicó su vida a difundir sus ideas, que hoy se podrían considerar ecologistas y defendió a la mujer en sus aspiraciones de progreso y liberación de ataduras que incluso, también hoy, también se podrían considerar de género. Resaltando investigaciones ya publicadas sobre la vida y las cartas que escribió Cecilia Böhl de Faber, escritora más conocida como Fernán Caballero, se pretende aquí destacar brevemente su figura y su obra.

En estas investigaciones se recupera a esta singular escritora, modelo de las letras hispánicas por su contribución literaria, pero también se la descubre como modelo de mujer adelantada a su tiempo. A la escritora se la relaciona con la idiosincrasia, la historia y las tradiciones de la ciudad sevillana de Dos Hermanas, además de ser un personaje muy arraigado y vinculado a la misma. Incluso se la ha calificado de controvertida, teniendo que desenvolverse en el siglo XIX y con su condición femenina culturalmente en entredicho. Con su fuerza de voluntad y la convicción de sus ideas, ella supo salir adelante.

Cecilia Böhl de Faber nació en la pequeña población de Morges (Suiza) un 25 de diciembre de 1796 y no el 24 o el 27 como erróneamente aparece en distintas biografías de la escritora. Fue bautizada con los nombres de Cecilia Francisca Josefina. Es importante destacar la influencia que tuvieron sus padres en la educación que recibió Cecilia. El padre, Juan Nicolás Böhl de Faber, alemán afincado en España, era un intelectual que trajo las ideas del Romanticismo alemán a España.

Por sus publicaciones, Juan Nicolás había sido admitido como correspondiente de la Real Academia Española en 1820. En Alemania, Cecilia estuvo al lado de su padre y llevó a cabo sus estudios. La madre de Cecilia, Francisca Javiera de Larrea Aherán Moloney, conocida como Doña Frasquita, hija de español e irlandesa, educada en Inglaterra y con largas estancias en Francia, era una mujer activa y culta que reunía en su casa una importante tertulia literaria. Ambos progenitores influirían en la vocación escritora de su hija.

La joven Cecilia tuvo un primer matrimonio, pero enviudó. Con veinticinco años se casó de nuevo con el Marqués de Arco Hermoso. A partir de este matrimonio ya pasaría a residir en la ciudad de Dos Hermanas. Este periodo marcaría ya el cenit de Cecilia como mujer y escritora, según sus biógrafos. Recibió incluso la visita del escritor americano Washington Irving, existiendo evidentes relaciones de coincidencia y mutuas influencias en las obras de ambos literatos.

dsdsd

Washington Irving es autor, entre otras obras, de “Cuentos de la Alhambra”, escrito en la propia Alhambra durante su estancia en España (concretamente en el año 1829, según reza la placa que allí existe).

Cecilia enviudó de nuevo y fallecido su padre, que fue su consejero en la vida y en la literatura, realizaría un viaje a Europa, con estancia en Londres. La escritora tuvo aún un tercer matrimonio con un pintor, cónsul de España en Australia, y comenzaría entonces la publicación de sus primeras obras. Estas aparecen ya con el seudónimo masculino de Fernán Caballero, denominación de una población española. Tuvo que adoptarlo y asumirlo para disimular su identidad femenina en una sociedad donde incluso estaba mal visto que las mujeres se dedicaran a estas actividades intelectuales. De este modo, logró superar esa barrera y los códigos de las clases sociales que condicionaban su género ante la literatura, como tantas otras escritoras anteriores y de su época. Por ejemplo, podemos recordar aquí a la escritora Aurore Dupin, más conocida como George Sand, quien incluso vistió de hombre y para lograr sus fines literarios, adoptó este seudónimo masculino.

Con posterioridad, Cecilia se instalaría definitivamente en Sevilla con el recuerdo de sus amigos de Dos Hermanas, quienes acudirían a visitarla. La ciudad de Dos Hermanas es el origen de las obras de ambiente popular y andaluz de la escritora y de su contacto y conversaciones con la gente del pueblo. Por recordar algún rasgo personal más característico, alguno de los visitantes que tuvo nos relata a la escritora como una sempiterna fumadora de puros, gran amante de los dulces; también como una persona vitalista, pero también un punto excéntrica, considerada con los códigos sociales de la época lo que se ha dado en llamar una señora rara, además viviendo rodeada de flores, de gatos y de pájaros.

Después de una larga vida (1796-1877), Cecilia falleció en la ciudad de Sevilla a los 81 años. Con posterioridad sería recordada con distintas actividades, actos conmemorativos y traslado de sus restos al Panteón de Sevillanos Ilustres, donde hoy reposan sus restos.

En las numerosas cartas de un ingente epistolario que Cecilia escribió a lo largo de su vida se descubre su faceta más humana. Temas como la familia, la religión, la patria, los quehaceres literarios, incluso solicitud de favores para gente que le pide intercesión y otros temas, nos aproximan a la personalidad de esta singular mujer y escritora de su tiempo. Destaca su obra y su contribución a la literatura como autora de relevancia, pero también su vida, su apasionante existencia, que incluso puede calificarse en sí como novelesca. Como ya se ha indicado, la escritora mantuvo una fidelidad a sus convicciones y se dedicó a difundir sus ideas, que hoy se podrían considerar como  ecologistas, además de defender a la mujer en sus aspiraciones de progreso y liberación de ataduras que incluso también hoy podríamos considerar de género.

La publicación de la obra más reciente sobre Cecilia Böhl de Faber, Fernán Caballero, muestra una visión divulgativa de su vida y es muy amena de leer, presentando de forma conjunta historia y literatura, además de conseguir que el lector aprecie y admire a esta escritora. Ha sido edición de la Asociación Cultural denominada “La Plazoleta de Valme”. Dicha Asociación Cultural realiza una encomiable labor cultural y la obra mencionada es una nueva aportación que recupera a esta singular escritora que aquí se ha pretendido destacar.

Sánchez Núñez, P. Fernán Caballero.La escritora de Dos Hermanas. Vida y Cartas. Diseño e Impresión Diseño Sur S.C.A.,  Dos Hermanas, Sevilla. Editado por Asociación Cultural “La Plazoleta de Valme”, 127 páginas, 2015.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha