eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

"Recordar a Miguel Hernández es un deber de España, un deber de amor"

La Diputación de Jaén, propietaria de los documentos y objetos que integran los fondos del poeta, crea una página web para difundir este patrimonio.

Acaba de editarse la primera antología del autor alicantino desde que los fondos llegaron al Instituto de Estudios Giennenses.

- PUBLICIDAD -
Uno de los manuscritos del legado, en una fotografía de la web.

Uno de los manuscritos del legado, en una fotografía de la web.

"Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor". Así empieza la carta que Pablo Neruda escribió en París, en octubre de 1960, para conmemorar el 50 aniversario del nacimiento de poeta oriolano. Esa carta sirve de bienvenida a la página web que ha creado la Diputación de Jaén, depositaria del legado de Hernández para difundir los fondos que integran este patrimonio.

Esta página ha visto la luz en un tiempo récord y con fecha 28 de marzo, el mismo día en que se han cumplido 72 años de la muerte en la enfermería de la cárcel de Alicante de Miguel Hernández. La herramienta se convierte así en un instrumento para "acercar a Miguel Hernández a los canales que hoy día utilizan jóvenes, y no tan jóvenes, porque somos conscientes de que Internet y las redes sociales reúnen a la sociedad de nuestro tiempo y queremos que la obra del poeta se conozca, comparta y comente en estos medios", según destacó el presidente de la Diputación, Francisco Reyes.

De este modo, se ha creado el hashtag #legadoMH para hacer circular con mayor facilidad toda la información vinculada a estos fondos y generar conversaciones al respecto en las redes sociales. Además, el site propone enlaces a otras páginas, entre ellas el Museo Zabaleta de Quesada, donde se están realizando las obras de adecuación para instalar el centro de interpretación que albergará el legado y que, según Reyes, estarán acabadas a finales de año. De hecho, una de las pestañas explora la relación entre Hernández y Zabaleta dos creadores que, pese a sus coincidencias, nunca coincidieron.   

Entre las diferentes pestañas hay un espacio dedicado a los más de 5.400 registros –fotos, cartas, libros, manuscritos y objetos de la más diversa índole- que componen el legado. Incluso se han incorporado algunas fotografías significativas de los fondos (la máquina de escribir, casrtas escritas a su esposa Josefina Manresa desde la cárcel, algún manuscrito, una maleta…). Pero también es un instrumento de difusión de la obra poética de Hernández, ya que se irán publicado sus poemas, y de los estudios que sobre autor y obra se siguen realizando.  

La difusión del legado es uno de los compromisos que adquirió la Diputación al asumir la custodia de los fondos. La web es uno de los instrumentos de difusión, pero también la 'Breve antología poética', cargada enteramente en el sitio de internet, apunta en esa dirección. Es la primera edición impresa en  Jaén de la obra de Hernández. Se trata de 52 poemas, "versos de vida, de amor y de muerte", ha explicado el gestor de los fondos, Francisco Escudero, que componen "un retrato en síntesis para tener una idea general pero exacta, de quien era Miguel Hernández". La presencia en internet amplía la difusión de la obra y de "una figura tal vez única en el mundo y en las letras españolas", señala Dámaso Chicharro, catedrático de Literatura y autor del estudio que acompaña al poemario, quien sostiene que Hernández "sobrepasa todos los marcos locales que se quiera".

Se materializa así un vínculo entre el poeta y la provincia en la que vivió durante apenas tres meses, los que siguieron a su boda con Josefina, y donde fue, como enviado del 'Altavoz del Frente Sur', testigo de bombardeo de la ciudad por la Legión Cóndor. Un suceso del que se acaban de cumplir, este 1 de abril, 77 años y que Hernández recogió en una crónica de guerra que describe el despertar a la contienda de una ciudad alejada de todos los frentes: "Jaén es bombardeada: la trilita sacude y revienta hasta las piedras más profundas de la ciudad, y se derrumban las casas, y las mujeres madres no saben en qué rincón meterse con sus hijos, y los muertos inocentes, los destrozados, son una sangrante cantidad de cabezas, de brazos, de carne desconcertada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha