eldiario.es

9

Las noches de Ojeando llegan a la costa

Tres escenarios, dos días, más de 20 artistas y unas 2.000 personas por noche en el malagueño Ojén, pequeño municipio de ensueño en pleno parque natural.

Supersubmarina

Supersubmarina

Como un sueño en el que una suave brisa te va guiando hasta llegar a un lugar sorprendente, podría ser un buen ejemplo de lo que pasa en Ojén (Málaga) cuando se celebra el festival Ojeando. Uno se desvía 8 km de Marbella y se adentra en la Sierra de las Nieves, entre curvas y cuestas muy pronunciadas aparecen casitas blancas, y es allí a dos pasos de la Costa del Sol donde el viernes tocaron Aurora, Hola a todo el mundo, Izal, Supersubmarina, Corizonas y Disco Mordisco, en el escenario principal.

El festival son tres escenarios, dos días, más de 20 artistas, unas 2.000 personas por noche, un ambiente familiar y un pueblo de ensueño. Ojén es pequeño, con cada rincón cuidado al detalle, con vecinos encantadores y un centro tan particular que durante los días que dura el festival es capaz de acoger a lo más variado del panorama musical español. Todo comienza a las nueve de la noche y si uno quiere dejar el coche bien aparcado es menester que se vaya con tiempo, así que no seáis como nosotros y lleguéis con la hora justa, sino tendréis que dejar el coche perdido en medio del campo. Inconvenientes mínimos aparte, lo que se vive en el Ojeando resulta insólito para cada visitante. Gentes de todas las edades, artistas que se pasean por la calle como buenos turistas y un público ansioso por escuchar a sus grupos favoritos.

El Escenario Patio, como bien indica su nombre, está rodeado de pequeñas casas. Para acceder solo hay una entrada, así que si no eres uno de los afortunados que consiguió comprar su abono con antelación solo te queda convencer a un vecino y que te deje asomarte al balcón de su casa. Por allí pasaron los artistas de renombre, aquellos que su público fiel se sabe todas las canciones y esperan cada concierto para tararearlas. La banda Izal causó furor, dando un espectáculo de esos que siempre se recuerdan. Tras ellos, se subieron al escenario los baezanosSupersubmarinacon sus letras de pop pegadizo que hacen que a la mañana siguiente no puedas dejar de tararear "Empezó la guerra fría, el tiempo de la anarquía, empieza tu amargo fin...", de su tema Canción de guerra.

We are robot (Ojeando)

We are robot (Ojeando)


Corizonas pusieron el toque folk, dejándonos en el recuerdo el sonido de The Eagles, la banda que más discos ha vendido en la historia de la música. Y para cerrar la noche del viernes y dar paso a la del sábado, en la que actuarán: Fila India, Napoleón Solo, Iván Ferreiro, Jero Romero, Miss caffeina y Eme Dj, la pareja de djs y productores Disco Mordisco, responsables de las noches Mordisco Club en las que pop y electrónica se funden para que todo el mundo baile y cante sin parar, no pararon de pinchar hasta las cinco de la mañana.

Todos los estilos tiene cabida en el Ojeando y el Escenario Plaza es el lugar de los artistas noveles.Ejército de loros, Oh, trikelians!, We are robots! y Denyse y los histéricos fueron los encargados de actuar el viernes y de demostrar a todos los que pasaban por la plaza de Ojén que la creación y la pasión por la música se puede encontrar en cualquier rincón de Andalucía. Y si por si fuera poco y lo vuestro es estar escuchando electrónica pegados a la barra del bar, vuestro escenario sería el Molino. Desde las nueve hasta las seis de la mañana no pararon de pinchar una escudería de Djs cargados con sus flycase para dos días de música en pleno parque natural.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha