eldiario.es

9

ARAGÓN

El Matarraña reciclará el 50 % de su basura con el proyecto “Porta a porta”

La Comarca ha impulsado este plan, pionero en Aragón, con el que se recogerá la basura en los hogares y se separará también la materia orgánica

Quieren adelantarse a la obligación europea de reciclar el 50 % de la basura antes de 2020

Los responsables esperan que el sistema, más caro a corto plazo, mejore la separación en origen y además creará puestos de trabajo

Cartel informativo sobre la recogida

Cartel informativo sobre la recogida Comarca del Matarranya

Ahora que todo el mundo habla en Aragón del Impuesto sobre Contaminación de las Aguas (ICA), Francisco Esteve, consejero de Territorio de la Comarca del Matarraña (Teruel), alerta de que lo siguiente será hablar de la obligación, por imperativo de la Unión Europea, de reciclar al menos la mitad de la basura que generamos. “Tenemos tres años de plazo, hasta 2020, así que nosotros hemos querido adelantarnos”, y por eso han lanzado de manera pionera en Aragón el proyecto “Porta a porta”, que pretende precisamente eso: organizar el sistema de recogida de basura puerta a puerta de cada casa, apelando a la responsabilidad y la conciencia de los ciudadanos, con un coste mayor de inicio que esperan ver recompensado a medio plazo.

Después de tres años de trabajo, en los que han visitado otras experiencias en Cataluña y el País Vasco, ahora van a comenzar con el plan piloto en cuatro pueblos: Fuentespalda, Monroyo, Torre de Arcas y Peñarroya. En total unos 1.200 vecinos con los que testarán lo que funciona y lo que no, para extenderlo a los 8.500 de una comarca, eminentemente ganadera y agrícola, pero muy turística, que busca un modelo “sostenible medioambiental y económicamente”, según Esteve.

El sistema consiste en establecer tres días por semana de recogida, y en cada uno unas fracciones de basura; un día materia orgánica y envases, otro materia orgánica y papel y cartón, y el último materia orgánica y el resto. Los vecinos saben qué días y horas son los de recogida según un calendario establecido y solo tienen que sacar la basura a la puerta. “El día que toca, cada uno solo tiene que sacar el cubo y el personal de la Comarca lo recoge”, aclara el consejero.

La Comarca ha repartido entre los vecinos contenedores especiales para facilitar la tarea, así como el quinto contenedor para la materia orgánica, que hasta ahora no se separaba del resto de la basura, con bolsas compostables para facilitar el proceso.

Porque además, la Comarca va a realizar el compostaje directamente en la planta de depuración de purines construida –y en desuso– en Peñarroya de Tastavins, “se puede aprovechar la nave donde iba la materia sólida y ahora estamos haciendo departamentos para separar los montones al llegar y que estén el tiempo que toca”.

Los niños de Peñarroya de Tastavins y de Monroyo (Teruel) están aprendiendo a reciclar utilizando lombrices

Los niños de Peñarroya de Tastavins y de Monroyo (Teruel) están aprendiendo a reciclar utilizando lombrices

Comienzo en mayo

En mayo esperan comenzar ya con la recogida, cuando tengan a punto el camión especial que han tenido que conseguir para “callejear” por los pueblos, porque los que tenían eran demasiado grandes. “El coste de recogida se va a incrementar de inicio”, reconoce Esteve “así como el de personal”, porque se van a crear cinco o seis puestos de trabajo, pero recuerda que con el sistema habitual el proceso de recogida de basura y reciclaje se va a encarecer, y con su modelo, también aumentarán los ingresos por reciclaje.

Así, ahora la comarca recicla en torno al 20 % de la basura que genera, y su reciclaje le permite ingresar 100.000 euros. Pero con el objetivo de alcanzar el 50 %, la previsión de ganancia económica aumenta. “Es totalmente sostenible”, apunta, porque además el sistema actual hará que cada vez “haya que trasladar la basura más lejos y hacer vertederos más grandes, lo que incrementará el precio”.

Y con este sistema quieren solucionar además otro problema añadido, que es la presencia de “impropios” en los contenedores por ejemplo de papel o envases, que hacen que cuando llega un camión para reciclar a una planta muchas veces no se pueda aprovechar. “Si hay muchos impropios no cogen el material en la planta”, apunta Esteve, así que la mejora en la selección inicial también evitará costes.

Para sensibilizar a la población han puesto en marcha talleres dirigidos a los más pequeños sobre, por ejemplo, el papel de las lombrices en el compostaje, y se están dando charlas informativas tanto a vecinos como a los visitantes que estos días llenan los pueblos.

Además, utilizan los nuevos canales de comunicación como WhatsApp o la aplicación Ebando para ofrecer más información y resolver dudas.

“La gente pregunta mucho, tiene dudas porque pides un esfuerzo pero poco a poco se conciencian”, dice Esteve, recordando que no hace mucho que en los pueblos se realizaba así la recogida de basura, aunque no se generaba tanta cantidad porque no había tantos envases. “Es un esfuerzo por parte de todos que merecerá la pena” concluye.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha