La leyenda del Santo Grial activa una ruta para peregrinos entre Aragón y Valencia

San Juan de la Peña.

El Santo Grial, el vaso utilizado por Jesucristo en la Última Cena, se encuentra en la catedral de Valencia. O eso dice la tradición. No en el ficticio cañón de la Media Luna, donde lo encontraba Indiana Jones en la película, ni en otros emplazamientos que reivindican la ubicación de una de las piezas capitales de la fe cristiana. El santo oscense Lorenzo ordenó su traslado a España en el año 259 para iniciar un periplo de varios siglos desde el pirineo hasta la capital levantina, donde permanece desde 1424, primero en el palacio real y después en las manos del cabildo catedralicio.

La leyenda ha alimentado un camino de peregrinación entre Aragón, el Camino del Santo Grial, que trata de revitalizarse desde las instituciones. Son 518 kilómetros repartidos en 23 etapas. Las diputaciones de las tres provincias han instado a los gobiernos autonómico y central a la creación de una ruta turística, cultural, religiosa y deportiva que sirva para el desarrollo social y económico de las poblaciones por las que transcurre, con la implicación de las distintas administraciones, así como las entidades y asociaciones involucradas.

En la Comunitat Valenciana, el Comité de la Ruta del Grial aspira a ser ser un foro en torno al Camino como parte del Plan de Acción que Turisme Comunitat Valenciana ha elaborado con motivo de la celebración del Año Jubilar en Valencia hasta el próximo 25 de octubre.

El recorrido del Santo Grial por Aragón comienza en el norte y transcurre hasta el límite entre Teruel y la provincia de Castellón. Las etapas de la Jacetania se pueden recorrer a caballo, a pie o en BTT entre Jaca, el Monasterio de San Juan de la Peña, Bailo, San Pedro de Siresa y San Adrián de Sasabe, en Borau. Más al sur, la ruta se detiene por lo que la leyenda considera el siguiente punto de paso del Cáliz, una cueva de Yebra de Basa en la comarca del Alto Gállego, donde reposaba el cráneo de Santa Orosia.

En la capital oscense, la tradición asegura que el Santo Grial se conservó en la iglesia de San Pedro el Viejo. Allí se trasladó en el año 553 y hasta el año 711. La iglesia se construyó sobre un anterior monasterio benedictino, construido a su vez sobre un templo visigodo que sustituyó a una iglesia de la época romana. La copa de la Última Cena también estuvo guardada en La Aljafería de Zaragoza, actual sede del Gobierno de Aragón.

Tras esta estancia en la capital aragonesa, el Santo Grial dejó su huella en numerosos pueblos de la provincia de Teruel. El recorrido por tierras turolenses es quizás el menos conocido de Aragón y los alcaldes de Albentosa y San Agustín están promocionando el paso del cáliz sagrado por su territorio. La Asociación Cultural El Camino del Santo Grial propone una ruta a pie y a caballo o en bici que recorre los últimos pueblos entre Teruel y la Comunidad Valenciana.

La primera etapa valenciana, entre Barracas y Jérica, marca la segunda parte del Camino, que desemboca entre El Puig de Santa María y la catedral de Valencia. En 1437, la reliquia fue entregada al Cabildo Catedralicio en nombre del rey Alfonso V el Magnánimo y como prenda por un préstamo de 40.000 ducados de oro para sus guerras italianas.

Desde entonces ha permanecido en la catedral de Santa María de Valencia hasta la actualidad, con excepción de algunos periodos durante las guerras napoleónicas y la Guerra Civil Española. Durante este último periodo, estuvo escondido en los lugares más impensables, y regresó en dos ocasiones al Monasterio de San Juan de la Peña (Huesca) en los años 1959 y 1994.

El comité de la Ruta del Grial valenciana luce músculo y está formado  por todos los actores implicados en los territorios por donde discurre esta ruta en la Comunitat Valenciana. Así, forman parte el Arzobispado, la Diputación de Castellón, la Diputación de Valencia, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, el Ayuntamiento de Valencia, la Fundación Visit Valencia, el Centro Unesco Valencia, la Asociación Valenciana de Agencias de Viaje y la Asociación de Guías de Turismo CV al margen de otras asociaciones y cofradías que trabajan por la mejora de la ruta entre Barracas, Montanejos, Cirat, Caudiel, Jérica, Navajas, Altura, Segorbe, Soneja, Torres Torres, Algimia de Alfara, Estivella, Gilet, Sagunto, El Puig de Santa María, Massamagrell, Alboraia y Valencia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps