La portada de mañana
Acceder
España sigue a la cabeza de Europa en infracciones ambientales
¿Cuándo vacunar a niños? Claves sobre el grupo que se queda fuera de la estrategia
Opinión -El aviso, por Antón Losada

Aragón mantiene el cierre perimetral hasta el 12 de enero y permitirá visitar solo a familiares los días de Navidad

Javier Lambán, presidente aragonés, con Sira Repollés.

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha vuelto a comparecer este sábado para reseñar la evolución de la pandemia y las modificaciones que se van a aplicar en las próximas fiestas navideñas, con el mantenimiento hasta el próximo 12 de enero del confinamiento provincial que expiraba el 21 de diciembre. El toque de queda, de 23.00 a 6.00, también se mantendrá en ese periodo. En el decreto que se publica este sábado, el confinamiento provincial se mantiene invariable, al igual que el autonómico y el toque de queda nocturno, y solo se podrá viajar entre las tres provincias y acceder a la Comunidad para juntarse exclusivamente con familiares: será del 23 al 26 de diciembre y del 30 de diciembre al 2 de enero. Así, Aragón no permitirá desplazarse para estar con allegados.

Las agrupaciones en esas fechas serán de un máximo de diez personas, todas ellas familiares, y se deberá llevar consigo una declaración responsable que se facilita en el decreto publicado este sábado. El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado las nuevas medidas y las ha justificado en la necesidad de evitar que la situación provocada por la pandemia empeore.

Los aragoneses solo podrán trasladarse a “territorios que sean lugar de residencia habitual de familiares, cumpliéndose en todo momento los límites a la permanencia de grupos de personas que sean aplicables”, expresa el decreto. Y para ello, habrá que viajar con una declaración responsable, que en el caso de no entregarse “se expedirá el correspondiente boletín de denuncia por infracción al no considerarse justificado el desplazamiento”. En el supuesto de un viaje para visitar a familiares, tendrá que incluir su dirección y la relación de parentesco.

El gobierno aragonés prevé establecer los operativos de control que se consideren adecuados en los principales ejes de comunicación: en los túneles del Somport, Portalet y Bielsa, Sigüés (A-21 y N-240), Puente la Reina de Jaca (A-21 y N-240), Montanuy (N-260), Puente de Montañana, Binéfar (A-22 y A-140), Fraga (AP-2 y N-II), Huesca (E-7), Monreal de Ariza (A-2) y San Agustín (A-23). En la conferencia interautonómica de presidentes de la semana pasada ya se había expresado la preocupación por el crecimiento en el número de contagios y la recomendación del ministro Illa de que se tomasen medidas más restrictivas de las previstas inicialmente.

El departamento de Sanidad, con el apoyo completo del Gobierno de Aragón y a la vista de la evolución de los datos propios, de las comunidades vecinas y de Francia, ha decidido mantener intactas las medidas que afectan al horarios de cierres de la hostelería -a las diez de la noche-, espacios culturales y centros deportivos. Sí que se revoca el levantamiento previsto del cierre perimetral de las provincias y se mantendrá, de manera que el tránsito entre provincias se atendrá a las mismas condiciones que la circulación entre comunidades autónomas.

“Como gobierno nos dirigimos a la población aragonesa pidiendo disculpas por los errores que hayamos podido cometer en la gestión. Es una cuestión tan desconocida y brutal que ha ocurrido en todas las comunidades autónomas y países”, ha recordado Lambán. Y de manera más concreta, lo ha hecho por los “trastornos y la distorsión de la planificación de las vacaciones de Navidad a los ciudadanos”. Lambán ha pedido “comprensión” ante el aumento de contagios y hospitalizaciones y las muertes “irremediables”. “Estamos hablando de preservar la vida de los aragoneses, lo que explica que las medidas que se adopten sean en ocasiones duras”, ha valorado.

Lambán pide “un último esfuerzo” antes de que la vacuna comience a aplicarse a partir del 27 de diciembre, lo que acarrea que “en unos meses habrá desaparecido esta pesadilla”. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha anunciado 248 nuevos casos notificados ste sábado y la previsión a siete días y 14 días es “ascendente”. En el peor de los escenarios, “en unas cuatro semanas se duplicarían los contagios”. En ese sentido, el Ejecutivo entiende que la restricción de la movilidad es clave para que esta tendencia se reconduzca.

Francisco Javier Falo, director general de Salud Pública, se ha referido a un cambio de tendencia “ligeramente ascendente” a partir del 9 de diciembre. Se prevé un incremento en las dos próximas semanas; “en la medida que apliquemos la contención será una subida más moderada. El objetivo es llegar al inicio del año y a la aplicación de la vacuna con unas incidencias más controladas”, ha reseñado.

Etiquetas
Publicado el
19 de diciembre de 2020 - 12:45 h

Descubre nuestras apps

stats