Viviendas para atraer nuevos vecinos a los pueblos de Huesca

Samitier (La Fueva)

La falta de vivienda en el medio rural, ya sea de venta o de alquiler, es uno de los principales problemas con que se encuentran los pueblos a la hora de fijar población. Para ayudar en lo posible a los consistorios, la Diputación Provincial de Huesca (DPH) aprobó el pasado mes de marzo un Plan de Vivienda dotado con 3 millones de euros para préstamos a los ayuntamientos. Hasta el momento lo han solicitado ya 8 municipios del Alto Aragón.

Guaso, localidad perteneciente a Ainsa-Sobrarbe, reformará la antigua escuela y la vivienda del maestro para que se conviertan en viviendas con nuevos vecinos. Esplús fue el primer pueblo de Huesca que solicitó una de estas ayudas, con la que plantea una actuación sobre un inmueble de titularidad municipal que será reestructurado para crear dos viviendas que se destinarán al alquiler para nuevos pobladores. A demás de esta localidad literana, han solicitado préstamos a la institución provincial Valfarta, Canal de Berdún, Alberuela de Tubo, La Fueva, Benabarre, Aínsa-Sobrarbe y Colungo.

Préstamos con un interés cero

La diputada del área de Iniciativas Locales, Miriam Ponsa, ha expuesto que estos préstamos "destinados a localidades de menos de 1.000 habitantes, tienen un interés cero" y que este plan tiene "un doble objetivo: es favorecer la llegada de nuevos vecinos y a su vez generar economía en el territorio, puesto que los nuevos pobladores deberán realizar su actividad laboral en el entorno del municipio donde residan".

El importe de los créditos solicitados supera los 800.000 euros en total. Con la cuantía solicitada, si el proyecto cumple los requisitos que establecen las bases del Plan, los ayuntamientos podrán adquirir, rehabilitar o construir viviendas para arrendarlas, bien a personas que quieran instalarse en el pueblo o bien a jóvenes que quieran emanciparse y no encuentren una casa en su municipio, evitando con ello también la pérdida de población.

Hasta el momento, las actuaciones planteadas por los ayuntamientos solicitantes van desde la reforma y mejora de viviendas municipales a la modificación del uso a residencial de edificaciones ya existentes, generando 12 nuevas viviendas de alquiler.

Estas actuaciones se llevan a cabo desde el año 2001 y consisten en la concesión de ayudas para la conservación y rehabilitación de viviendas que faciliten a los posibles nuevos residentes un lugar digno en el que vivir. Desde los ayuntamientos ha habido muy buena respuesta e interés y los resultados en los expedientes tramitados en los últimos años muestran nuevos empadronamientos en la localidades donde se ha actuado.

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2020 - 22:59 h

Descubre nuestras apps

stats