Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el impulso de la amnistía y cae su ventaja sobre el PSOE
El Gobierno de Ayuso reclama 400.000 euros a familiares de fallecidos en residencias
OPINIÓN | Si el Supremo lo imputa, el fiscal general debería recordar a Oltra

La Guardia Civil de Asturias investiga a cuatro conductores ebrios por cuadruplicar la tasa máxima de alcohol

Un agente de Tráfico en Asturias somete al conductor de un vehículo a la prueba de alcoholemia.

Pilar Campo

Oviedo —

0

La Guardia Civil del Sector de Tráfico de Asturias interceptó a cuatro conductores, con edades comprendidas entre 25 y 50 años, cuando circulaban con sus vehículos en estado ebrio por carreteras secundarias de los concejos asturianos de Valdés, Avilés, Gijón y Salas. Al ser sometidos a la prueba de alcoholemia, tres de ellos cuadruplicaron la tasa máxima permitida y un cuarto la quintuplicó.

Agentes de las Unidades de Investigación de Seguridad Vial (UNIS) de los siete destacamentos de Tráfico del Principado detectaron las conducciones anómalas de los investigados a través de los controles de alcoholemia y drogas, así como de la verificación de accidentes de tráfico establecidos en distintos puntos de la red viaria. Estos dispositivos especiales se llevaron a cabo a lo largo de 15 días entre los meses de abril y mayo.

Los agentes del destacamento de Tráfico de Luarca (Valdés) interceptaron el pasado 29 de abril a un conductor ebrio que circulaba con su vehículo por la carretera N-634, en las proximidades de Trevías. Tras ser sometido a la prueba de detección alcohólica, arrojó unas tasas que superaba en más de cuatro veces la legalmente establecida, es decir 1,15 y 1,17 respectivamente de aire aspirado.

Tras comprobar su filiación se pudo constatar que el conductor tenía suspendido además temporalmente el permiso de conducir por decisión judicial. 

Las diligencias se remiten a los juzgados

Ante esta situación, efectivos de la Unidad de Investigación de Seguridad Vial de Luarca procedieron a tomar declaración en calidad de investigado y no detenido al conductor que había sido investigado hasta en otras tres ocasiones anteriores desde enero por los mismos hechos. La Guardia Civil le ha imputado sendos delitos contra la seguridad vial. 

Por estos mismos delitos están siendo investigados otros dos conductores, en ambos casos de 25 años, que circulaban bajo los efectos del alcohol, en los concejos de Avilés y Gijón.

Los efectivos de Tráfico dieron el alto a un conductor, vecino de Oviedo, en la carretera AI-81 en el acceso Este de Avilés. El joven dio un resultado positivo a alcohol de 1,01 mg/l en aire aspirado en la primera prueba y de 1,03 mg/l en aire aspirado en la segunda. La Unidad de Investigación de Seguridad Vial (UNIS) remitió al atestado al Juzgado de Instrucción de Guardia de Avilés. 

En el segundo caso, los agentes se desplazaron hasta la carretera GJ-10 tras ser alertados de la existencia de una colisión en la que estaban implicados dos turismos. Cuando sometieron a las pruebas de alcoholemia a los dos conductores implicados, uno de ellos dio positivo, quintuplicando la tasa máxima autorizada.

Según los datos facilitados por Tráfico, el conductor arrojó un resultado de 1,16 y 1,24 mg/l de aire aspirado en ambas pruebas. El Juzgado de Instrucción número 1 de Gijón en funciones de guardia se ha hecho cargo del caso.

Una salida de vía destapa uno de los casos

Por otra parte, un accidente de circulación fue la pista que permitió a los agentes de Tráfico constatar el estado de ebriedad del conductor del turismo, un hombre de 50 años que perdió el control de su vehículo en el concejo de Salas. Los hechos ocurrieron el 13 de mayo cuando el vehículo que conducía sufrió una salida de vía en la carretera AS-227, en las proximidades de Somiedo. Los agentes sometieron al conductor al test de alcoholemia que arrojó un resultado positivo en ambas pruebas de 1,01 y 0,92 mg/l de aire espirado. El caso ha pasado a manos del juzgado de Instrucción de Grado.

La tasa máxima de alcohol para conductores noveles y profesionales es de 0,15 mg/l de aire espirado. Para el resto de conductores es de 0,25 mg/l y a partir de 0,60 mg/l también es constitutivo de delito y llevan acarreadas la retirada de entre 4 y 6 puntos del carné de conducir y sanciones que están en una horquilla entre los 500 a 1.000 euros. 

Etiquetas
stats