eldiario.es

9

BallenaBlanca BallenaBlanca

Investigadores holandeses muestran cómo el cambio climático puede aumentar los enfrentamientos entre aves

Un estudio de la Universidad de Groningen relaciona el aumento de las temperaturas con más ataques mortales de carboneros comunes a papamoscas cerrojillo

Carbonero común

Carbonero común David Álvarez/Flickr

Al igual que ocurre con otras especies animales, la competencia entre aves por alimento o nidos también acaba a veces con la muerte violenta de alguna de ellas, a picotazos. Un estudio de la Universidad de Groningen (Holanda), publicado en Current Biology, asegura ahora que estos enfrentamientos pueden aumentar por efecto del cambio climático. En concreto, la investigación llevada a cabo en Holanda sugiere que el aumento de las temperaturas incrementa las muertes de papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca) causadas por otra ave no mucho mayor, el carbonero común (Parus major).

Tanto en Holanda como en España, el carbonero es una especie sedentaria que se queda en el mismo territorio, mientras que el papamoscas migra en invierno y vuelve cada primavera. En este punto, los investigadores de la Universidad de Groningen han identificado dos mecanismos por los que el calentamiento global puede incrementar los enfrentamientos entre estas dos aves. Por un lado, el aumento de las temperaturas en primavera puede hacer que coincida en el tiempo la llegada de los papamoscas con la puesta de los carboneros. Por otro, las temperaturas más suaves en invierno pueden provocar también que haya más densidad de carboneros compitiendo por el espacio, al aumentar la superviviencia de ejemplares.

El estudio se realizó en cajas nidos de carboneros en Holanda entre 2007 y 2016, periodo en el que se contabilizaron en su interior un total de 88 papamoscas muertos (86 machos y dos hembras). Casi todos ellos (86) habían sido picoteados por carboneros comunes. “Cuando un papamoscas entra en una caja con un carbonero dentro, no tiene ninguna posibilidad”, explica Jelmer Samplonius, uno de los autores del estudio, que incide en que el bonito carbonero puede ser muy violento en la época de cría.

En algunos años, esta mortalidad podía llegar al 8,9% de todos los machos de papamoscas llegados a esa área, constatándose una gran variabilidad (los porcentajes van de 0,4% a 8,9%). Por ello, el estudio concluye que los años de mayor mortalidad están relacionados con la llegada de los papamoscas al mismo tiempo que ocurre la puesta de los carboneros y con una mayor densidad de carboneros machos, ambas circunstancias relacionadas con el aumento de las temperaturas en primavera e invierno.

Los investigadores se muestran sorprendidos por no haber encontrado impactos en el tamaño de la población de papamoscas en los siguientes años por el aumento de la mortalidad. Y sugieren que esto se debe a que se trata de machos excedentarios, que no iban a participar en la reproducción. “Los machos muertos suelen ser aquellos que llegan más tarde en la estación. Estas aves tardías a menudo no encuentran una pareja para reproducirse, así que eso puede explicar por qué esto no impacta en la población”, comenta el biólogo Samplonius.

En España, SEO/BirdLife asegura que no existe constancia de que hayan aumentado estos enfrentamientos por el cambio climático, pero consideran que es algo esperable. “Con el cambio climático la competencia va a aumentar”, incide Emilio Escudero, del área de Ciencia Ciudadana  de la organización. “En zonas montañosas donde hay especies que viven siempre, imagina cuando ese hábitat se vaya reduciendo, sobrevivirán las más dominantes o las que mejor se adapten”.

En lo que respecta a enfrentamientos violentos entre aves, los ornitólogos llaman la atención especialmente sobre especies invasoras como la cotorra de Kramer, que puede llegar a ser muy dañina para otras aves como gorriones o herrerillos comunes (aquí datos de Barcelona). En el caso de los carboneros, Escudero cuenta cómo efectivamente esta especie puede ser muy agresiva cuando entra en competencia con aves de igual o menor tamaño. “Nosotros hemos encontrado aves muertas en cajas nidos presuntamente atacadas por carboneros, pueden emplear mucha violencia en determinadas situaciones”, señala.


Esta nueva sección en eldiario.es está realizada por Ballena Blanca. Puedes ver más sobre este proyecto periodístico aquí.


Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha