Claves

Por qué ha entrado en erupción el volcán de La Palma y qué puede pasar ahora

Volcanes en Cumbre Vieja, La Palma

Más de treinta personas del Instituto Geográfico Nacional trabajan ahora mismo desde La Palma, Tenerife y Madrid para mitigar el riesgo de la erupción volcánica que ha comenzado a las 15.12 horas de este domingo en La Palma y que ha obligado ya a evacuar a centenares de vecinos. La volcanóloga Alicia Felpeto, con más de 25 años de experiencia, es una de las expertas de este organismo dependiente del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Nos explica las claves de lo que está ocurriendo en Cumbre Vieja.

¿Cómo se ha producido la erupción?

Como todas las erupciones, se produce por magma que asciende hasta que sale a la superficie. Lo que ocurrió hasta las 15.12 horas de este domingo es un proceso de intrusión magmática. El magma va ascendiendo y rompiendo las rocas de la corteza, desarmando el terreno y liberando gas. Es lo que nosotros vigilamos para saber que viene la erupción. Muchas de esas intrusiones no llegan hasta arriba, pero hoy han llegado. Procesos como este tienen lugar en todas las zonas volcánicas activas.

¿Es normal que haya varias bocas?

Es muy habitual, sobre todo al inicio de la erupción, pero en Canarias también es normal que haya bocas separadas por distancias largas. A veces se alternan y a veces aparecen de forma conjunta. Puede haber varias bocas activas o que dentro de unas horas todo se concentre en una. O que aparezcan en otro lado.

¿Se puede saber dónde van a salir otras bocas?

No. La dinámica del magma cuando está tan cerca de la superficie, el terreno es tan heterogéneo y hay tantas cosas que influyen que es prácticamente imposible. Para garantizar la seguridad, lo que se hace normalmente es sobredimensionar el espacio restringido de acceso. Si al hacer una simulación de por dónde va a ir la lava hay un terreno determinado, el espacio restringido es mucho mayor. Pero el riesgo cero no existe.

¿Qué son los gases que vemos salir por las bocas?

Los volcanes emiten una serie de gases, que son en su mayor parte vapor de agua, CO2 y compuestos sulfurosos de azufre, cloro y otros. La nube blanca que se aprecia en las imágenes es vapor de agua, pero también expulsa cenizas, pequeños fragmentos de magma -que pueden ser desde de varios metros de diámetro hasta polvos-, que expulsan hacia arriba, se dispersan y afectan a áreas más grandes. La altura depende del tipo de erupción. Hasta media tarde, eran de unos 400 metros por encima del cráter (la boca), pero en grandes erupciones, que no son esperables en La Palma, pueden alcanzar decenas de kilómetros.

¿Estas cenizas son peligrosas?

Son algo tóxicas y en grandes cantidades pueden contaminar el agua. Las cenizas en suspensión pueden molestar en los ojos, porque es un material tremendamente abrasivo, o rayarte el cristal del coche, pero es algo que ocurre en grandes cantidades, y no debería pasar si la gente no se acerca al lugar. También afecta a los cultivos, pero enriquece los suelos.

¿Qué podemos esperar en los próximos días?

Lo esperable es que esto continúe echando lava y algunas cenizas a la atmósfera. Las erupciones históricas en la isla de La Palma han durado entre algo más de 20 y algo más de 80 días. Esa es la media de lo que ocurre. Puede ser más corta o más larga, dependiendo de la cantidad de magma. Aunque podemos tener una estimación no todo el magma termina saliendo a la superficie. Normalmente empiezan aumentando muy rápidamente la cantidad de material que expulsan y luego bajan de forma más suave. Cuando vemos esa bajada, podemos estimar que irá acabando la erupción.

¿Ha habido más erupciones de este tipo?

En el archipiélago canario se han producido trece erupciones históricas bien documentadas, desde 1585. Seis de ellas se han producido en La Palma, la isla con más erupciones. Las dos últimas han sido en 1971 y en 1949.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats