La portada de mañana
Acceder
La erupción que destruyó el trabajo de toda una vida en la cumbre de La Palma
Podcast - Estreno de 'Un tema Al día': Ha nacido un volcán
Opinión - Cuando la lava deje de fluir, por Esther Palomera

La alcaldesa de Güímar (PP) vuelve a la carga y propone trasladar el monumento a Franco desde Santa Cruz de Tenerife a su municipio

La alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, junto al 'Monumento a la Victoria' de Santa Cruz de Tenerife. Diario de Avisos

La alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, parece que se siente cómoda nadando en la polémica y vuelve a sumar un nuevo capítulo en su cruzada por salvaguardar y dar lustre a los monumentos franquistas que aún permanecen anclados en las calles y plazas de Canarias. El pasado fin de semana, Castro hacía una defensa a ultranza del Valle de los Caídos tildando a Pedro Sánchez de dictador por querer sacar los restos Francisco Franco . Hoy le toca el turno al no menos polémico monumento franquista que se encuentra en la Avenida de Anaga de Santa Cruz de Tenerife: “Si Santa Cruz insiste en tirarlo, me traigo el Monumento a Franco a Güímar”, declaró Carmen Luisa Castro en declaraciones al rotativo tinerfeño Diario de Avisos . La mandataria güimarera lo tiene ‘todo atado y bien atado’: “Ese monumento podría instalarse perfectamente en la entrada del municipio como símbolo de la paz y la concordia”. El lugar propuesto está justo al lado del cementerio.

La alcaldesa del PP de un municipio de Tenerife: “Es triste que un dictador destierre a Franco 40 años después”

La alcaldesa del PP de un municipio de Tenerife: “Es triste que un dictador destierre a Franco 40 años después”

Las palabras de Castro sobre la intención del Gobierno de exhumar los restos del dictador Francisco Franco han causado una agria polémica entre las fuerzas políticas y colectivos sociales del Archipiélago. El Foro Canario de Víctimas del Franquismo exigió no sólo la dimisión de la alcaldesa, sino su expulsión del PP al entender que su discurso humillaba a las víctimas de la dictadura. Podemos solicitó al líder de los populares canarios, Asier Antona, que retirara la militancia a la alcaldesa y que le comprara un libro de historia , mientras que Izquierda Unida tildó las declaraciones de Castro como “exaltación del fascismo” .

Para Castro, la herencia del franquismo no sólo se reduce a los monumentos que aún quedan desperdigados por la geografía española y llegó a comparar el Valle de los Caídos con la enseñanza pública: “Si tuviéramos que quitarlos -los monumentos franquistas-, como quieren quitar el Valle de los Caídos, tendríamos que quitar el 80% de las leyes que son de la época franquista, los embalses, los colegios públicos... Insisto, no soy franquista ni viví esa época, pero no se puede imponer y arrasar con todo lo que se hizo entonces”, señaló.

Pero Castro no entiende la polémica que ha situado a Güímar en las portadas nacionales: “me asombra que una ciudadana española no pueda opinar sobre el franquismo. Soy clara y transparente y lo único que he dicho es que es un error de Pedro Sánchez remover el odio entre los españoles, después de 40 años”. Para la alcaldesa de Güímar, los que tienen la última palabra sobre su futuro político son los ciudadanos del municipio del sur de Tenerife. “En mayo decidirán los habitantes de Güímar si debo cesar o no como alcaldesa”, sentenció la primer edil popular quien ya ha manifestado su intención de liderar la lista del PP al Cabildo de Tenerife en las elecciones de 2019 .

Un monumento polémico

Para Carmen Luisa Abalos, el polémico ‘Monumento a la Victoria’ -aunque se le rebautizó Monumento a la Paz tras la recuperación de la democracia- “es una pieza artística de gran valor patrimonial y de un gran artista como Juan de Ávalos” que dota a la capital tinerfeña de “gran atractivo turístico”. Por lo que sugiere el traslado hasta su municipio si Santa Cruz no lo quiere en sus calles. Frente al propio Ayuntamiento de Güímar hay una cruz erigida en homenaje a los muertos del bando sublevado durante la Guerra Civil Española que fue modificada en 1979.

En la actualidad, el futuro de esta alegoría al triunfo del alzamiento militar contra la Democracia, es objeto de una agria polémica en la capital de Tenerife que espera un dictamen del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio de la capital tinerfeña y del Museo de Bellas Artes de la capital para resolver su futuro. En el último informe del Cicop se realzaba el valor artístico del conjunto escultórico, aunque sin mencionar lo más importante: su significado y contexto como exaltación de la victoria del Franquismo sobre la Segunda República.

El debate sobre el fututo de el ‘Monumento a la Victoria’ no es un tema en el que los populares canarios se sientan cómodos. El Grupo Insular Popular en el Cabildo de Tenerife solicitó la protección del monumento aludiendo que “forma parte del patrimonio histórico de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife y además es la obra de un reconocido escultor, Juan Ávalos, uno de los máximos representantes del arte español contemporáneo”. Una polémica que salpicó, incluso, al mismísimo Mariano Rajoy, quien difundió un video, a través de su cuenta de twitter, pasando, en uno de sus tradicionales paseos matinales, junto al monumento franquista .

Etiquetas

Descubre nuestras apps