La portada de mañana
Acceder
Qué está en juego cuando hablamos de la "derogación de la reforma laboral del PP"
Una familia con un hijo con brotes violentos, al límite por la falta de recursos públicos
Opinión - Más allá de los comités de aplausos, por Esther Palomera

Podemos retoma las asambleas con críticas por su desconexión con las bases

Javier Doreste en la Asamblea Ciudadana celebrada el 14 de marzo de 2016

¿Qué estructura se ha creado para quitar el pensamiento global?, ¿cómo está compuesto el Círculo de Podemos?, ¿qué cargos hay y cómo están trabajando?...fueron sólo algunas de las cuestiones lanzadas por los asistentes a la Asamblea Ciudadana de Podemos celebrada este 14 de marzo en el Colegio de Licenciados de Las Palmas de Gran Canaria en la que acudieron la mayoría de los cargos de la formación, tanto en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria como en el Cabildo de Gran Canaria, el Parlamento de Canarias y el Congreso de los Diputados.

Entre las ausencias, los políticos no afines a la dirección del partido (el vicepresidente tercero del Cabildo de Gran Canaria, Juan Manuel Brito, y la consejera de Igualdad de la Institución insular, María Nebot, así como la senadora María Alemán). A cuestiones de los presentes sobre este tema respondió Miguel Montero, portavoz del partido en la Institución insular y consejero de Educación y Juventud, quien aseguró que estas personas "estaban avisadas, como todos los cargos públicos" por lo que si no se presenciaron "alguna explicación tendrán". La explicación, según fuentes próximas a Brito y Nebot consultadas por este periódico es que ni fueron informados ni fueron invitados, enterándose de la convocatoria a través de la prensa.

Mientras, Javier Doreste acentuó que esta asamblea era "de rendición de cuentas" y que era imposible para los cargos electos realizar asambleas mensualmente como alguno de los asistentes solicitaron. "Si se hace cada mes no vendré. Prefiero reunirme con los vecinos", recalcó el primer teniente de alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, quien defendió que desde que está en el Ayuntamiento no han parado de reunirse con los palmenses y que esa es "la nueva política". "No sólo somos concejales de Podemos, somos de todos los barrios de Las Palmas de Gran Canaria y de todos los colectivos", defendió. No obstante, la crítica de la falta de asambleas sí fue recogida por el resto de miembros, entre ellos la diputada Victoria Rosell, que se estrenaba en un acto como este y que reconoció que "hay que hacer más asambleas y mejorar la comunicación" entre los políticos y las bases. De todas maneras, la secretaria general, Meri Pita, subrayó que desde el 20 de diciembre se han celebrado hasta 18 asambleas del Consejo municipal y sostuvo que tienen que mejorar la página web para estar en contacto directo con la gente.

La autocrítica también la hizo Concepción Moreno, miembro del Consejo Ciudadano Autonómico, quien expuso que la organización está empezando a andar y en el último año ha estado inmersa en procesos de primarias y en dos elecciones. Así, reconoció que existe un déficit de la publicación de las actas y que están trabajando para que se cuelguen en internet los acuerdos de las reuniones. Mientras, sobre las asambleas, explicó que existen las informativas y las ciudadanas, en las cuales sí han estado trabajando. "Nos reunimos en nuestro círculo y debatimos y además hemos acordado reunirnos cada nivel con los colectivos sociales de nuestro entorno". Sobre las dimisiones en el partido señaló que el objetivo de Podemos es que "de aquí a verano" se restituyan estos cargos en los distintos órganos, pero mientras "tiramos de compañeros y apoyos, aunque no sean cargos electos, para seguir trabajando".

Todas estas declaraciones se hicieron al finalizar el acto, porque antes todos los políticos diseccionaron su trabajo durante algo más de hora y media. El primero fue el primer teniente de alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, que repasó su área desde que entró en el Ayuntamiento y aseguró, entre otras cosas, que el PP en Urbanismo se dedicaba a hacer "dibujos y diseños", pero no proyectos técnicos "que son los que construyen las obras" y que Las Palmas de Gran Canaria Puede (LPGC Puede) ha destinado 300.000 euros a las ayudas de alquiler y resaltó que su confluencia ha intentado influir, al igual que sus socios en el tripartito, en todo el gobierno municipal, no sólo en sus áreas.

Tras él, tomó la palabra Jacinto Ortega, edil de Cohesión Social y Juventud, quien destacó que en este tiempo ha intentado que las políticas sociales sean transversales y que afecten a todas las áreas del Ayuntamiento. Ortega indicó que en el tema social las ventajas y los éxitos son efímeros y que es un área muy compleja y lamentó que no pudieran cumplir lo prometido en los primeros 100 días, como así decían en campaña electoral, justificando esto porque no se había cerrado el presupuesto. Así mismo, adelantó que están a punto de firmar un marco legal para que los trabajadores y todas las contrataciones estén sujetas a criterios sociales.

Diana Mújica, concejal de Igualdad, remachó que desde que tomó posesión lo primero que hizo fue darle forma a esta Concejalía ya que al PP "le había dado igual. La política de Igualdad se dejó en las manos de Dios: Cáritas y la Cruz Roja". De este modo, rememoró que el último plan de Igualdad que se puso en marcha en la ciudad fue en 2008 con Jerónimo Saavedra y que en estos ocho años "la pobreza ha tenido cara de mujer", por lo que hace falta un estudio para saber la situación de las mujeres. Su objetivo principal, tal como razonó, es visibilizar y sensibilizar que las mujeres existen "todo el año". Por último, entre los cargos del Ayuntamiento, tomó la palabra la concejal delegada de Barrios, Mercedes Sanz, quien apuntó que su función ha sido la de dar voz a la ciudadanía en los distritos y que esta decida qué quiere hacer en cada uno, a la vez que pidió disculpas porque todavía no ha estado en todos los barrios.

"Necesitamos que ustedes nos exijan"

Antes de hablar sobre Brito y Nebot, Miguel Montero analizó su trabajo en el Cabildo de Gran Canaria, que recordó que entraron a él porque las bases aprobaron entrar en el pacto. En este tiempo, desde junio, comentó que se han creado nuevas áreas que no estaban dotadas de dinero ni personal. Sobre las áreas que controlan él e Ylenia Pulido, sostuvo que estas no salen tanto en prensa "porque no son fundamentales" y por ello solicitó a los asistentes que "exijan, controlen y propongan y sean nuestros altavoces".

Mientras, planteó que uno de las decisiones que lucharán en los próximos meses es que los contratos que otorgue el Cabildo "no sean a la baja" porque esto termina afectando a los trabajadores. "Vamos a batallarlo dentro del grupo de gobierno", machacó y lamentó que en la actualidad sea difícil hacer política porque lo único que pueden hacer por el momento es gestionar. Por su parte, Ylenia Pulido, consejera de Arquitectura y Vivienda, anunció que en este tiempo han conseguido paralizar todos los los desahucios que han entrado en la Oficina Antidesahucios que pusieron en marcha. "No es motivo de alegría, lo ideal es que no existiera", advirtió.

Más de 500 iniciativas en el Parlamento

Como representantes de Podemos en el Parlamento autonómico estuvieron Noemí Santana, Juan Márquez y Concepción Monzón. Santana encaminó su intervención a contar cómo es el día a día en el Parlamento, una institución "añeja y blindada" y en la que tienen como objetivo que pueda entrar la ciudadanía como ya están haciendo en las Comisiones, a pesar de que en estas les estén "intentando vetar porque nos dicen que no podemos invitar a la gente de fuera. Vamos a seguir peleando por un Parlamento del pueblo", concluyó.

Márquez se dirigió al poco más de medio centenar de asistentes presentes diciéndoles que están acostumbrados a que les miren raro y que en las asambleas se encuentran en familia y desglosó las medidas más destacadas de las 540 iniciativas presentadas, todas ellas apoyadas "en asociaciones, colectivos y la ciudadanía en general". Por último, Concepción Monzón manifestó que los siete parlamentarios de Podemos tienen perfiles diferentes y que los resúmenes de su actividad la van a dar a todos los círculos.

Revocación de los permisos de Repsol

Antes de la tardía ronda de preguntas (y también alguna elucubración de los que se atrevieron a coger el micrófono) tomaron la palabra las dos diputadas en el Congreso por la provincia de Las Palmas del partido, Victoria Rosell y Meri Pita. Rosell pidió disculpas por no haber rendido cuentas antes y trasladó a los asistentes que hay gente que les comenta que se nota la presencia de Podemos en la Cámara Baja, aunque la capacidad de maniobra "está por ver". Sobre el pacto de gobierno reconoció que con el documento firmado por el PSOE y Ciudadanos "es muy difícil" porque tiene medidas como el contrato único, la subida del salario mínimo en tan sólo un 1% y porque mantienen decretos como el 16/12 de Sanidad que hace a los emigrantes perder sus derechos al mes de salir de España.

La jueza en excedencia articuló que desde que se constituyó el Congreso, los tres diputados canarios de Podemos presentaron una PNL para que se revocaran definitivamente los permisos a Repsol en aguas de las Islas y señaló que tal vez su partido no se está haciendo entender bien porque hay "mucha guerra mediática, política, judicial y policial, han puesto en marcha todo el aparato", por lo que tienen que hacer "un esfuerzo mayor y estamos pagando aún muchas novatadas".

Cerró las exposiciones Meri Pita, que definió estos dos meses desde que se constituyó el Congreso como "intensos e históricos". "Nosotros no somos sino bases, no somos otra cosa" expresó Pita y resaltó que desde que entraron en la Cámara han obligado a todos a cambiar en un "mundo que está a otra distancia de la realidad social".

Etiquetas
Publicado el
15 de marzo de 2016 - 02:08 h

Descubre nuestras apps

stats