Trepidante persecución a una conductora en Gran Canaria: "No te la pegues que la trincamos"

Un momento de la persecución realizada a una conductora en Gran Canaria

Una patrulla de la Guardia Civil ha protagonizado una trepidante persecución a una conductora tras percatarse de que esta estaba haciendo uso del teléfono móvil mientras conducía, como informa el instituto armado en un comunicado.

Los agentes intentaron darle el alto para hacerle llegar la notificación por la infracción que estaba cometiendo, momento en el que la mujer comenzó a huir de la patrulla conduciendo de manera temeraria. Tras perderla de vista unos minutos, los agentes la esperaron, tras recibir un aviso por la emisora, en plena carretera GC-1, dirección sur, para emprender su vertiginoso seguimiento una vez que la localizaron.

Al escuchar las sirenas de la patrulla, la conductora abandonó la vía tomando una de las salidas y fue entonces cuando la patrulla tuvo que esmerarse a fondo durante unos diez minutos para dar caza al vehículo. "Tranquilo, no te la pegues", decía uno de los agentes a su compañero, el que conducía. "Se la va a pegar", contestaba este. "La vamos a trincar", repetían ambos mientras seguían al vehículo, que circulaba a gran velocidad y realizando peligrosos adelantamientos por la izquierda y la derecha.

En un momento dado la patrulla casi impacta con el otro coche cuando este último toma una rotonda por la izquierda, en sentido contrario, una maniobra realizada para esquivar a los agentes, cosa que logra momentáneamente hasta que vuelven a dar con ella en la misma vía, la GC-121.

En todo momento se escucha a los agentes pedir refuerzos para intentar interceptar a esta persona en su huida. "Ese coche corre menos, tranquilo que lo cogemos", repite uno de los agentes.

Finalmente, al llegar a La Goleta, el vehículo toma varias calles para finalmente, de improvisto, frenar. En ese momento, una chica sale del coche, que aún no se ha detenido del todo, y emprende la huida a pie, mientras el coche avanzo unos metros, ya sin conductor, hasta detenerse. En ese instante, otros tres jóvenes salen del coche y levantan los brazos ante la presencia de uno de los agentes, que les pide que se tiren al suelo con las manos a la espalda. Entonces, al fin, llegan refuerzos y se procede a la detención de los jóvenes y la búsqueda de la conductora, hasta que finalmente el Destacamento de Tráfico de Maspalomas procedió a la detención de la mujer, de 33 años de edad, por varios delitos, como explica la Guardia Civil en una nota de prensa.

A la mujer, ahora en prisión, se le acusa de un delito de conducción temeraria, otro de desobediencia y resistencia a los agentes de la autoridad, conducir sin el permiso que le habilite para ello y hurto de uso de vehículo a motor. Además, según la Benemérita, a la mujer ya le constaba una requisitoria en vigor por parte del Juzgado de lo Penal número 4 de Las Palmas.

Por otro lado, la Guardia Civil informa que después de producirse estos hechos, el pasado 21 de enero, la detenida dio un resultado negativo en las pruebas de detección de drogas y alcohol.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 15:02 h

Descubre nuestras apps

stats