La portada de mañana
Acceder
El Gobierno indulta a los líderes independentistas tras 1.328 en prisión
Editorial - Por el diálogo para Catalunya, por Ignacio Escolar
130.000 ciudadanos de la UE en Reino Unido pueden perder su trabajo

Un 'think tank' de la UE sitúa a Cantabria entre las regiones con mejor calidad de vida del continente

Un hombre disfruta del sol y de las agradables temperaturas registradas en Santander.

De la conjunción de los servicios del Estado de Bienestar y del desarrollo socioeconómico y de la autoestima de los individuos de un territorio se puede obtener el nivel de calidad de vida del mismo. Un grupo de expertos europeos, que trabajan por la cohesión territorial en el seno de la UE, han cruzado nueve variables y han concluido que los países nórdicos, las zonas industrializadas de Europa central (lo que se denomina la 'banana azul' europea por su disposición sobre el mapa) y algunas regiones del Mediterráneo son los lugares mejores para vivir por su calidad de vida. Y entre ellos se encuentra Cantabria.

Según un análisis de ESPON, un 'think tank' europeo enfocado en la cooperación territorial, Cantabria es junto al País Vasco una de las regiones más destacadas de España por su calidad de vida. A la cabeza de Europa se encuentran los países nórdicos, sobre todo Noruega, Islandia y Suecia. También destacan los países que mejor han reconvertido sus cuencas industriales en centros tecnológicos. Son regiones de Centroeuropa, sur de Inglaterra y norte de Italia. Por último, hay regiones de los países mediterráneos que, aunque también son los más castigados por el paro ofrecen una alta calidad de vida a sus ciudadanos. Es el caso del País Vasco, Cantabria, Cataluña o Madrid en España; el oeste de Grecia; la región de Liguria o el Tirol en Italia; o el valle del Ródano, los Alpes y Occitania en Francia.

Aunque la calidad de vida está ligada a la industrialización, ESPON ve a regiones como Cantabria una excepción ya que destacan por su calidad de vida perteneciendo a entornos rurales. "En algunos países, las zonas rurales también muestran un buen desempeño gracias a su buena puntuación en los indicadores ambientales y socioeconómicos, como en la región francesa de Ardèche, al sur de Lyon, o Cantabria, en el norte de España", dice el grupo de expertos.

El modelo de medición de ESPON se basa en cruzar variables de tres ejes: lo que llaman facilitadores para una buena vida (servicios de educación y salud, principalmente), desarrollo vital (salud personal de los individuos y situación socioeconómica de la población) y satisfacción con el entorno, incluido el sentimiento de pertenencia y la autosatisfacción. Todo ello se puede medir y los resultados sitúan bien a la Comunidad.

El índice de facilitadores para una buena vida permite distinguir las provincias europeas con un mejor acceso a las infraestructuras del Estado del Bienestar, como la educación y la sanidad. Las áreas escasamente pobladas, las periféricas y aquellas con redes de transporte débiles, condiciones que se dan principalmente en la Europa mediterránea o del este, son las que salen peor paradas en esta dimensión. No obstante, aunque en transporte Cantabria no ande sobrada, sí que se ha valorado el nivel educativo, sanitario y de los servicios sociales. Solo el País Vasco se sitúa por delante en el país.

El estado de salud física de los cántabros es un dato importante a la hora de analizar el nivel de una comunidad. En este campo entran en juego otras cuestiones como el nivel socioeconómico, en donde País Vasco y Madrid sobrepasan a Cantabria, la cual se sitúa, no obstante, a la par de otras provincias de la mitad septentrional española. La esperanza de vida y la tasa de mortalidad juega a favor de Cantabria, a diferencia de lo que ocurre en las regiones de los estados orientales y balcánicos.

La satisfacción del cántabro con su región y el orgullo de pertenencia a la Comunidad, su identificación con el territorio, conforman los principales puntales del tercer apartado de la evaluación. La satisfacción con el entorno se refleja en la tolerancia y cuidado con las personas con discapacidad y el respeto por las instituciones y el conjunto de la sociedad. Por contra, la tasa de suicidio es un indicador que reduce el nivel de satisfacción de una región. Por el nivel de satisfacción con el entorno, Cantabria destaca como destacan la mayor parte de las provincias y regiones del norte de España.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats