Un positivo en el IMD de Santander obliga a confinar a parte de la plantilla, aunque las instalaciones siguen abiertas

Instalación del IMD.

Parte de la plantilla de trabajadores del Instituto Municipal de Deportes ha sido confinada en sus domicilios como medida de precaución ante el positivo por COVID detectado en una de sus trabajadoras el pasado viernes. No obstante, las instalaciones se mantienen abiertas y desde el Ayuntamiento de Santander se relativiza el impacto que ha tenido el positivo detectado.

El caso fue descubierto cuando la trabajadora, que realiza sus labores en la zona de taquillas, sufrió un desvanecimiento el viernes, al parecer por otras circunstancias personales. Trasladada al Hospital Valdecilla para ser evaluada se la sometió a una prueba PCR, como se realiza con todas las personas que pasan por el centro, prueba que dio positivo.

A partir de ese momento, y puesto el caso en conocimiento de los servicios de prevención municipales, se procedió a identificar a los contactos estrechos de la persona diagnosticada por COVID, tanto sus contactos personales como laborales. En este ámbito se ha procedido a confinar a sus domicilios a los compañeros de trabajo que han tenido trato diario con el positivo y están a la espera de los resultados de sus respectivas PCR.

El IMD ha reorganizado los turnos de trabajo para mantener las instalaciones abiertas. Actualmente el IMD está dando servicio con todas las prevenciones recomendadas por Salud Pública, por lo que por el centro pasan deportistas de todas las edades.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats