Cantabria, tercera en el ranking por comunidades en Competencia Global en el Informe Pisa 2018

Alumnos en un aula.

Cantabria ha obtenido una media de 526 puntos en las pruebas de Competencia Global del Informe PISA 2018, lo que la sitúa como la tercera comunidad autónoma con mayor puntuación tras Castilla y León (534) y Asturias (527) del informe PISA 2018, cuyo sexto volumen ('¿Están los alumnos preparados para desenvolverse en un mundo interconectado?') ha sido publicado este jueves por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En total, España obtiene un rendimiento medio de 512 puntos de capacidad global, 13 puntos más que la media OCDE (499), por detrás solo de Canadá (554) y Reino Unido (534). Estos datos forman parte de la evaluación de la 'competencia global', que se analiza por primera vez. Según los resultados, España supera en 13 puntos la media de la OCDE.

"Para encarar la globalización, esta generación requiere nuevas capacidades. Tanto en ambientes empresariales tradicionales como en los más innovadores, los jóvenes necesitan colaborar con personas de diferentes disciplinas, culturas y sistemas de valores, con el propósito de solucionar problemas complejos y crear valor económico y social", explica Andreas Schleicher, responsable de Educación de la OCDE, en la introducción del informe.

El organismo define la competencia global como la "capacidad pluridimensional que aúna el saber examinar cuestiones locales, globales e interculturales; comprender y apreciar distintas perspectivas y puntos de vista; saber interactuar de forma respetuosa con los demás; y emprender acciones para el bien común y el desarrollo sostenible".

Consiste en una combinación de conocimientos, destrezas, actitudes y valores en relación con cuestiones globales. Para evaluarla, el informe se basa en una prueba cognitiva (en la que han participado alumnos de 15-16 años de 27 países, 11 de ellos de la OCDE) y en un cuestionario de contexto (al que han respondido escolares de 39 países, 18 de ellos de la OCDE).

Entre los índices analizados para evaluar esta competencia global, España (con un valor positivo de 0,38) es el país o región en el que el alumnado muestra un mayor grado de respeto por las personas de otras culturas, por delante de Canadá (0,30) y de Escocia (0,25). En el otro extremo se encuentran Hungría (-0,54) y Bulgaria (- 0,51). El de Cantabria alcanza el 0,44, similar al de Galicia, Castilla y León y Región de Murcia, y solo está por debajo del de Canarias (0,52).

España es también el país en el que alumnado acredita una mayor adaptabilidad cognitiva (0,28), definida como la capacidad de amoldar el pensamiento y el comportamiento propios al entorno cultural predominante o a contextos novedosos y que llega al 0,34 en el caso de Cantabria. El alumnado con menos adaptabilidad cognitiva se encontraría en Italia (-0,33), Grecia (-0,29) y Eslovaquia (-0,26). Estos dos índices forman parte de la segunda dimensión analizada por el informe, que se detiene en la capacidad para comprender y apreciar las perspectivas de los demás.

Las otras tres dimensiones son la capacidad de examinar cuestiones locales, globales e interculturales; la capacidad por interesarse por la comunicación intercultural; y, por último, la capacidad de emprender acciones para el bien común. En la práctica totalidad de los índices, España y Cantabria se encuentran en la media o por encima de la media OCDE.

Por lo que se refiere al Índice de conocimiento sobre cuestiones globales (GCAWARE), el grado de información del alumnado de Cantabria se sitúa ligeramente por encima de la media de España (0,04 frente a 0,03 del conjunto del país), que también se coloca leve pero significativamente por encima del promedio de la OCDE (-0,01).

Así, Cantabria ocupa el quinto puesto entre las comunidades autónomas con una media del índice más alta, que tiene a Asturias en un extremo con 0,10 y a Navarra en el opuesto (-0,06). Por género, en la mayoría de los países y en todas las comunidades y ciudades autónomas las chicas obtienen puntuaciones más altas que los chicos en este índice, si bien en Cantabria no es significativa.

PISA define la autoeficacia como la confianza que tiene el estudiante en sus habilidades para alcanzar los resultados deseados a través de sus acciones y ha establecido un índice de autoeficacia en competencia global (GCSELFEFF) en el que Cantabria está ligeramente por debajo de España (0,03 frente a 0,04), que a su vez se sitúa significativamente por debajo del promedio de la OCDE (0,00).

De entre las comunidades y ciudades autónomas, solo el Principado de Asturias (0,09) obtiene un valor positivo significativamente distinto de 0 para el índice. El resto, o bien obtiene valores que no difieren significativamente de 0 (caso de Cantabria) o bien obtiene valores negativos.

En el promedio de la OCDE, un incremento de un punto en el índice de disfrute de la lectura se traduce en un incremento de 0,14 puntos en el índice de conocimiento sobre cuestiones globales y de 0,18 puntos en el índice de autoeficacia en competencia global. En Cantabria y en España, el efecto sobre el índice de conocimiento sobre cuestiones globales --0,07 y 0,10, respectivamente-- es significativamente menor que en el promedio OCDE, no así el incremento del índice de autoeficacia en competencia global (0,17 en ambos casos).

Por otra parte, la capacidad del alumnado de Cantabria para comprender las perspectivas de los demás se sitúa ligeramente por encima de la media de España (0,20 frente a 0,19). El promedio de la OCDE es de -0,01.Turquía (0,65), México (0,29) y España (0,18) son los países en los que el alumnado demuestra un mayor interés por aprender sobre otras culturas. Cantabria se sitúa en el mismo índice que España, con siete comunidades por encima y ocho por debajo.

Portugal (0,47), Canadá (0,46), Corea (0,45) y España (0,39) son los países en los que el alumnado tienen actitudes más positivas hacia los inmigrantes. Entre las comunidades, las actitudes más positivas las presenta el alumnado de Canarias (0,56), Galicia (0,53) y Cantabria (0,53). En la prueba cognitiva para evaluar la dimensión de comprender y apreciar las perspectivas de los demás, Cantabria y Castilla y León encabezaron el raking con un 49% de aciertos, por encima de los 44% de media en España.

Por otra parte, Cantabria ocupa el segundo lugar tras Castilla y León en el Índice de conciencia de la comunicación intercultural, con un 0,21 y un 0,23, respectivamente, mientras la media nacional es del 0,09. Además, un 84% de los alumnos de Cantabria afirma hablar dos o más idiomas lo bastante bien como para conversar con otras personas, lo mismo que la media nacional, superior al promedio de la OCDE del 72%.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 16:49 h

Descubre nuestras apps

stats