El Gobierno de Cantabria convoca al grupo de trabajo para tratar el borrador de la nueva ley del juego

Joven introduciendo dinero en una máquina de apuestas deportivas.

El grupo de trabajo encargado de la redacción del proyecto de ley sobre el sector del juego en Cantabria mantendrá el 18 de diciembre una reunión en la que abordará el borrador de la nueva norma, con la que se persigue el fomento de las políticas de juego responsable, la protección de los colectivos más vulnerables, dar respuesta a los cambios tecnológicos y mitigar los efectos nocivos sobre la salud.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, ha informado de los avances en la elaboración de la norma, tras prorrogar el Gobierno de Cantabria esta misma semana la suspensión de la concesión de autorizaciones de funcionamiento de nuevos salones de juego y locales de apuestas en la región hasta la aprobación definitiva de la ley.

Los miembros del grupo de trabajo han planteado hasta el momento las medidas y cuestiones que debe recoger la futura ley, lo que ha servido al Gobierno autonómico para elaborar un primer texto normativo con el que seguir trabajando y que será abordado en la reunión convocada para el próximo viernes.

Según ha destacado la consejera en nota de prensa, Cantabria ha sido "pionera" en las medidas de juego responsable, que han sido impulsadas desde 2018 "en respuesta a la sensibilidad de la población" respecto a este sector.

Por eso, ha asegurado que la ley de Cantabria aunará dar cabida "a una actividad importante para la actividad económica", pero "pondrá el foco en la protección de los sectores más vulnerables y en reducir sus efectos negativos".

Hasta el momento, y con el fin de ajustar la oferta de salas de juego a la población, el Ejecutivo estableció una distancia mínima de 500 metros a los centros escolares y entre salones de juego -la distancia más restrictiva vigente en el país-, y ha suspendido de forma temporal las autorizaciones de apertura de nuevos locales de juego y apuestas, mientras se tramite la nueva norma, con el objetivo de salvaguardar a los colectivos de especial protección, los menores y personas con ludopatías.

La Consejería de Presidencia ha establecido también una caducidad de los estudios de viabilidad necesarios para la concesión de las posteriores licencias de apertura.

Por otro lado, ultima el decreto del servicio de admisión obligatorio, que impedirá el acceso a los locales de juego a los menores y a las personas que están inscritas en el registro de interdicciones.

Miembros del grupo de trabajo

El grupo de trabajo de la nueva ley del juego está formado por miembros de la Dirección General de Interior, Agencia Cántabra de Administración Tributaria, Asociación Cántabra de Empresas Operadoras (ACEO), Asociación de Empresarios del Juego del Bingo (AEBINCA), Gran Casino del Sardinero y los sindicatos UGT y CCOO, todos ellos integrantes de la Comisión autonómica de Juego.

La Consejería de Presidencia ha sumado a este proyecto de participación pública a otros departamentos del Gobierno autonómico, como la Dirección General de Salud Pública, Servicio Cántabro de Salud, Consejería de Educación y el departamento de Juventud.

También participan representantes de las administraciones locales y de centros de tratamiento de problemas de juego: Asociación Cántabra de ayuda al toxicómano (ACAT), Asociación Montañesa de ayuda al toxicómano (AMAT), Fundación CESCAN- Proyecto Hombre y Fundación Patología Dual.

Cierran el grupo de trabajo otros colectivos sociales como la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Cantabria (FAPA), la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (CONCAPA) y la Federación Cántabra de Asociaciones de Vecinos (FECAV).

Etiquetas
Publicado el
13 de diciembre de 2020 - 13:38 h

Descubre nuestras apps

stats