La portada de mañana
Acceder
El Gobierno de Ayuso se resquebraja por su gestión de la pandemia
Villarejo intentó vender material para "anular" los casos Gürtel, Pujol y procés
OPINIÓN | Estado de sindiós, por Elisa Beni

‘Entre dos fuegos’ renueva su propuesta gastronómica fichando al chef del restaurante Hierbabuena

Plato del restaurante

El restaurante ‘Entre dos fuegos’, ubicado en hotel ‘Entre dos aguas’ que ocupa la que fuera casa del guitarrista Paco de Lucia, renueva su propuesta gastronómica con la llegada de un nuevo chef que dará vida a la reinterpretación de ‘barra japonesa’ para ocho comensales que pusiera en marcha hace un año y en la que se ofrece un menú cerrado compuesto de aperitivos, tres entrantes, un pescado, una carne y el postre.

El cocinero toledano José López, que durante años fuera responsables de los fogones del conocido restáurate ‘Hierbabuena’ ubicado en el casco toledano, vuelve en este caso a sus orígenes en la ciudad para ofrecer algunos de sus platos más emblemáticos pero también para hacer una guiño a la cocina del sur como homenaje al guitarrista gaditano.

En el menú degustación con el que el cocinero se ha estrenado en los fogones de Entre Dos Fuegos, ha rescatado ya algunos de los platos históricos que hicieron de Hierbabuena un restaurante de referencia en Toledo. Así, en la propuesta ya se encuentran algunas de las elaboraciones que los nostálgicos vienen a degustar de nuevo como la crepe de puerros y gambas con salsa de sus cabezas que se hizo famoso en el Hierbabuena.

También, y como un guiño a la cocina gaditana, ‘Entre dos fuegos’ rescata una tortilla de camarones servida como se hacía en el restaurante toledano de antaño, cubierta con salmorejo y un velo de jamón ibérico.

Se da entrada a la cocina de mercado ya que el menú cambia a golpe de temporada. En este invierno se abren paso las alcachofas con huevo poché y salsa de foie y hongos.

En los principales, el atún rojo con unas pinceladas de ajo blanco y una presa ibérica con salsa de queso, echa en la plancha ante el comensal.

Junto a la comida una carta de vinos que en estos momentos se está perfilando y que Rafael Carmena, gerente del hotel, quiere que incluya también una selección de amontillados de Jerez que también marida con la historia reciente de la casa.

La nueva propuesta aún tiene que limarse y ajustarse ya que cocinar ante el público requiere un esfuerzo y coordinación importante, y un tipo de menú degustación muy concreto para que el comensal no espere entre platos.

Carmena tiene nuevos proyectos para que el hotel sea un referente con actividades como la cata de habanos y la coctelería, para ello está manteniendo contactos con alguno de los barman expertos en preparan daiquirís llegado del mítico Floridita en La Habana.

Etiquetas
Publicado el
2 de marzo de 2020 - 17:50 h

Descubre nuestras apps

stats