¿Sabías que la mayoría de accidentes laborales agrícolas se producen por el vuelco de tractores?

tractor agricultura campo

Según cifras de la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, en la última década, en torno al 10% de los accidentes de trabajo registrados en Castilla-La Mancha se han producido en el sector agrario. Aunque la mayoría de estos siniestros son de carácter leve, se registran otros de mayor gravedad como infartos, patologías no traumáticas o accidentes de circulación durante los desplazamientos en la vía pública o los relacionados con la maquinaria agrícola y, de manera específica, con la utilización de tractores.

El tractor es uno de los vehículos más importantes en las labores agrícolas. Sin embargo, los percances relacionados con su uso suceden en su mayoría fuera del entorno laboral. “Una parte muy relevante de los mismos afecta a personas que no ejercen una actividad agraria profesional, como personas jubiladas, familiares que colaboran en la explotación agraria, personas para las que las tareas agrícolas son un hobby o una segunda actividad”, explican fuentes de la Viceconsejería.

Este grupo de personas, denominados bajo el calificativo de “colectivo no profesional”, es el protagonista de los datos de siniestralidad que representan al sector. Entre 2010 y 2019, en torno a 50 personas fallecieron en la región en accidentes de tractor, 32 relacionados con un vuelco. De todas ellas, “tan solo 6 personas se encontraban ejerciendo trabajos propios del ámbito laboral y solamente un fallecimiento se debió al vuelco del tractor”. 

Mucho más que un accidente: “un problema de índole social”

Especialistas del sector coinciden en afirmar que la agricultura tiene unas características propias que influyen directamente en el número de accidentes. Y es que, hay que tener en cuenta la orografía del terreno, la duración de las jornadas, las condiciones climatológicas, la ejecución de trabajos en solitario o la temporalidad. 

A pesar de las políticas de prevención, la profesionalización y modernización del sector o la aplicación de medidas en el marco de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, no se ha conseguido controlar los riesgos que provocan los accidentes. 

Por ello, además de continuar con acciones como la evaluación de los riesgos, los proyectos de formación e información o los controles médicos, tanto las administraciones públicas, como la población trabajadora, las empresas y los interlocutores sociales han de continuar implantando medidas y políticas para combatir la siniestralidad.

Con el objetivo de evitar este tipo de accidentes, “que se convierten en dramas familiares y sociales”, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha participa en la campaña ‘Tu vida, sin vuelcos’, en el marco de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

El Gobierno regional demuestra así su sensibilidad sobre este tipo de siniestros ya que “aunque son accidentes que tradicionalmente se asocian al ámbito laboral, cuya prevención y control se espera que venga de dicho entorno, son en realidad un problema de índole social que requiere de la concienciación de todos los implicados”. 

Tal y como reconocen fuentes de la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, la población “conoce las consecuencias de estos accidentes pero no sus causas” entre las que destacan la edad, la utilización de medios obsoletos, la ausencia de supervisión, la falta de profesionalización o la improvisación o el desconocimiento del alcance real de los riesgos.

“Aquello que se desconoce difícilmente puede prevenirse” añaden, y por ello impulsan la campaña ‘Tu vida, sin vuelcos’. “Pretende fomentar el uso seguro del tractor a través de la concienciación sobre el riesgo de vuelco y los posibles daños ocasionados por este tipo de accidentes”. 

El vuelco de tractores es un tipo de siniestro que preocupa a las instituciones. Entre las causas de estos accidentes destaca la antigüedad del vehículo “que motiva que carezcan de los medios más básicos de protección. Son tractores que suelen ser utilizados en pequeñas explotaciones, muchas de ellas de ámbito familiar o no profesionales”. 

Según advierten desde la Viceconsejería, los tractores más antiguos “no cuentan con estructuras de protección en caso de vuelco (denominadas ROPS en el argot), ni con cinturón de seguridad. Estas medidas no evitan el accidente en sí, puesto que la posibilidad de volcar sigue existiendo, pero está suficientemente demostrado que las protecciones minimizan las consecuencias físicas del accidente, al evitar que la persona salga despedida o quede aplastada entre el tractor y el suelo”. 

Se suele retrasar la renovación de los vehículos agrícolas debido “a la dificultad que supone la incorporación de estas medidas de seguridad a tractores muy antiguos, puesto que no todos los modelos disponen de elementos homologados y porque, además, su coste económico representa una barrera en múltiples ocasiones difícilmente salvable para el propietario”. 

Ante este contexto, la campaña ‘Tu vida, sin vuelcos’ pone a disposición de la ciudadanía diversos documentos técnicos, videos e, incluso, un simulador de conducción segura de tractor, a través de la página web de Seguridad Laboral de Castilla - La Mancha (https://seguridadlaboral.castillalamancha.es/campanas) y de una web creada para la campaña (https://tuvidasinvuelcos.com/).

La iniciativa del Gobierno regional, enmarcada en el Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla - La Mancha 2017-2021, complementa a otras acciones puestas en marcha como la vigilancia y control del cumplimiento de la normativa en los centros de trabajo y las ayudas económicas para la renovación del parque de maquinaria agrícola.

*CONTENIDO PATROCINADO

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats