La portada de mañana
Acceder
Un 10% de la población tiene que viajar más de dos horas al día para tratarse un cáncer
Sánchez reivindica la geometría variable en el Parlamento
OPINIÓN | Zabihullah Karimullah se ha ido, por Elisa Beni

Luz verde al convenio para instalar ascensores de acceso al Casco de Cuenca

Vista del Casco Histórico de Cuenca

En un tenso debate, el pleno del Ayuntamiento ha dado el visto bueno al convenio de colaboración entre el Gobierno regional y el Consistorio para la mejora de la accesibilidad al Casco Antiguo con el proyecto de las escaleras mecánicas aunque la iniciativa ha salido adelante solo con los votos favorables de PSOE y Cuenca Nos Une y el rechazo del resto de los grupos municipales.

Además de la aprobación del convenio, se ha pedido al Pleno, entre otras cuestiones, el compromiso de incluir en los presupuestos de 2022 una partida de 170.405 euros para atender al 30% del coste de la redacción del proyecto, además de otros montantes futuros para este proyecto, según ha detallado el concejal de Hacienda, Juan Manuel Martínez Melero.

El concejal de Cultura, Patrimonio Histórico y Turismos, Miguel Ángel Valero, ha hecho hincapié en que el equipo de gobierno está “decidido” a avanzar con este proyecto, por lo que ha pedido al resto de grupos que se sumaran y ha asegurado que se ha elegido el proyecto que los técnicos han dicho que es el más apropiado.

“La hipocresía campa a sus anchas”, ha espetado por su parte el alcalde de la ciudad, Darío Dolz, que ha cerrado el turno de intervenciones. El primer edil ha defendido que sí se han reunido con los vecinos para darles a conocer este proyecto, al tiempo que ha dicho que no tienen problemas en facilitar a la oposición un informe del Icomos del pasado octubre, precisamente una de las cuestiones que los distintos grupos municipales han afeado al equipo de gobierno que no haya hecho.

La nueva portavoz de Cuenca Nos Une, Marta Tirado, ha defendido la necesidad de que este proyecto salga adelante y “coja velocidad”, y ya se verá más adelante “cómo” porque lo que no se de recibo es que en Cuenca se siga aún “deshojando la margarita” respecto a la mejora de la accesibilidad al Casco.

Desde las filas populares, su portavoz, José Ángel Gómez Buendía, ha hecho un repaso por la historia de las propuestas para la mejora de la accesibilidad. A su juicio, este compromiso no vale para nada salvo para “marketing político” y ha criticado la “falta de planificación” respecto a este proyecto, al tiempo que ha lamentado que no esté clara la asignación presupuestaria, así como que la aportación del Ayuntamiento vaya a ser del 30% en lugar del 20% que se dijo. Por otro lado, el edil del PP José Manuel Cañizares ha acusado al equipo de gobierno de ser “opaco” en esta cuestión.

Por su parte, la edil de Ciudadanos, Cristina Fuentes, ha achacado su rechazo a la propuesta por la indeterminación de muchos aspectos, entre ellos la cuantía y por lo tanto la aportación final del Consistorio, y la falta de previsión. Para la concejala, esta propuesta puede “dejar a Cuenca con agujeros grandes” que luego le impiden prosperar.   

También en opinión de la concejala de Cuenca, En Marcha!, María Ángeles García, “existen más sombras que luces” en relación con esta propuesta y ha recordado que su grupo pide que los remontes al Casco formen parte de un plan integral de accesibilidad al Casco Antiguo, que sea además participativo.

Dámaso Matarranz, que ha participado en el pleno como concejal no adscrito tras haber abandonado Cuenca Nos Une, ha justificado su voto en contra argumentando que el proyecto “no termina de consolidarse como un proyecto real” y que no tiene un “consenso claro”. Igualmente, ha criticado que no se haya facilitado toda la documentación a la oposición para que hubiera pudiera votar conociendo toda la información de un proyecto del que se desconoce “lo que va a costar”. “No se sabe si, esperemos que no, va a ser una ruina”, ha apuntado.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats