Los presos republicanos del canal del Alberche, un reconocimiento que llega 70 años después

Archivo Confederación Hidrográfica del Tajo

Entre 1940 y 1950, miles de prisioneros republicanos trabajaron en una obra que ha tenido importantes y exitosas repercusiones en la comarca de Talavera de la Reina. Se trata de la Presa y el Canal Bajo del Alberche, una obra hidráulica que supuso la conversión de hasta 16.000 hectáreas de secano en tierra de regadío. Así lo explica el profesor José Pérez Conde, uno de los investigadores de la vida de quienes trabajaron en esta infraestructura. El objetivo era mejorar la producción agrícola de la comarca y hacer frente a las malas cosechas que azotaban a la zona.

Si bien la construcción de decenas de canales de regadío se inició a lo largo de la Segunda República Española, en 1935, la Guerra Civil española paralizó las obras que fueron retomadas ya durante el régimen franquista, en 1940, y se extendieron a lo largo de una década. Miles de presos republicanos trabajaron ella, presos que este próximo día 4 de noviembre recibirán su primer homenaje en Talavera de la Reina, de la mano de diversos colectivos.

Ganemos Talavera, PSOE, sindicatos como CCOO, UGT, STAS; el Foro de la Memoria Histórica y el Colectivo de Investigación Histórica Arrabal, Podemos, Izquierda Unida y el PCE son las organizaciones que se unen a un homenaje que no ha recibido apoyo del Ayuntamiento de la localidad. Sonsoles Arnao, portavoz de Ganemos Talavera, ha recordado que en 2015 se aprobó una moción para reconocer a los prisioneros, un paso entre los "muchos casos pendientes" de memoria histórica en la localidad y la comarca. Aprobar la moción, sin embargo, no fue algo sencillo, a pesar de que contaban con que todos los partidos apoyarían la iniciativa. 

"Refleja la ligazón del PP con el régimen franquista"

"El tiempo ha ido pasando y se ha ido olvidando y se da a entender que no había voluntad para cumplir con  la moción y el plan B era que al menos se respetara y se facilitara por nuestra parte. Nosotros sí cumpliremos la moción y no hemos querido aguantar más. Es de justicia que se cumpla este compromiso", asegura Arnao. Aunque han intentado que se contase con el sello oficial del Ayuntamiento de Talavera y que estuviese presente el partido de Gobierno. "Pero no ha sido posible", lamenta. 

"Esto refleja la ligazón del Partido Popular con el régimen franquista que no termina de romperse. Parece que les molesta que se les identifique como herederos del régimen", critica la portavoz. Por otro lado, ha señalado que mientras la población parece "muy familiarizada" con los campos de concentración nazis, los destacamentos españoles no parecen ser una "etapa muy conocida". Arnao ha señalado que llevarán la placa de cerámica hecha para esto y harán el acto, incluso si luego se ven obligados a renunciar a que el homenaje quede puesto. 

"Acto de Justicia"

El profesor Pérez Conde explica que la situación de los presos políticos era prácticamente de esclavitud, trabajando en este tipo de obras de manera "forzosa" y sin retribución. "A lo largo de diez años trabajaron varios batallones de mil personas y fue un total de unas 6.000 personas", explicó. Miles de personas que sobrevivían con comida "paupérrima", alojamientos "penosos" en el que "pasaban mucho frío y humedad", mientras que en verano "muchísimo calor". "Se les maltrataba y todo para redimir las condenas que recibían, que en algunos casos llegaban incluso a la cadena perpetua", afirma el docente.

Por eso, Pérez señala que el reconocimiento era algo que debía hacerse hace "muchos años", al tratarse de obras pública que significaron "muchísima riqueza" para la comarca. "Fueron prácticamente esclavos cuyo único crimen fue permanecer legal en un régimen legalmente constituido. Que se les reconozca es un acto de justicia", asegura le profesional. Es la misma opinión del portavoz del Grupo Socialista de la localidad, José Gutiérrez, que ha señalado que se trata de un "acto de justicia para reconocer el trabajo y el injusto sufrimiento de mucha gente que con su esfuerzo, su sangre y hasta su vida, posibilitaron el desarrollo de esta ciudad y de la comarca".

"Ya toca, ya está bien, si tenemos en cuenta que han pasado 67 años y dos semanas desde que Franco inaugurara, el 14 de octubre de 1950, la obra. porque deben ser muy pocos los que queden vivos de cuantos por aquí pasaron dejándose la salud y la vida y porque tenemos un compromiso con la Memoria y con la Historia", afirmaba el socialista. 

El Ayuntamiento lo ha desautorizado

Por su parte, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo) ha confirmado que no autorizará la utilización oficial de símbolos que no se recogen en la Constitución, tras la solicitud para la colocación de una placa en recuerdo a estos presos. "No se ha contado con nadie del Gobierno municipal para consensuar el diseño de la placa que quiere imponerse una vez realizado a este Ayuntamiento".

Como se ha trasladado por escrito a ambos grupos políticos, sí se concederá el Centro Cultural Rafael Morales para la celebración del acto homenaje. Asimismo, el equipo de Gobierno ha reiterado que cumplirá estrictamente con el acuerdo de la moción aprobada el 3 de septiembre de 2015, a pesar de contar con el voto en contra del Grupo Municipal Popular.

La postura del Ayuntamiento ha provocado la casi inmediata reacción del Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha, que ha pedido la dimisión del alcalde, Jaime Ramos, por su negativa "a permitir la colocación del monumento a las víctimas del franquismo y a los presos políticos que trabajaron en el Canal del Alberche". Con ello, afirman, "se sitúa al lado de los verdugos franquistas, al lado de los golpistas de 1936".

Etiquetas
Publicado el
31 de octubre de 2017 - 19:07 h

Descubre nuestras apps

stats