La portada de mañana
Acceder
El Gobierno indulta a los líderes independentistas tras 1.328 en prisión
Editorial - Por el diálogo para Catalunya, por Ignacio Escolar
130.000 ciudadanos de la UE en Reino Unido pueden perder su trabajo

El trabajo de las Marchas de la Dignidad no ha terminado

Acción de la Asamblea de Toledo de las Marchas de la Dignidad

Las Marchas de la Dignidad preparan su nueva convocatoria. Después del evento multitudinario del pasado 22 de marzo, y otras jornada convocadas por el movimiento a nivel estatal, el sentimiento de lucha llega renovado para las marchas del próximo 21 de marzo. En la presentación del evento, los expositores han insistido en que todavía “persisten las razones” que hicieron nacer la iniciativa ciudadana que no se han quedado sólo en la marcha a Madrid. La Asamblea de Toledo, por su parte, ha trabajado también en la Semana de la Lucha Social del pasado noviembre, centrada en una huelga de hambre de seis miembros de la asamblea.

En el acto de presentación intervino Luis Álvarez, de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo, que señaló dos motivos fundamentales para la participación de estas organizaciones. Por un lado, la situación de pobreza extrema que se ha ido extendiendo por los barrios y las ciudades, ante lo cual señala, la población debe implicarse. “Los colectivos deben implicarse en un frente de unidad para lograr que la sociedad pueda cambiarse a sí misma”, señaló Álvarez, quien también resaltó que desde la Federación se está llevando a cabo un importante trabajo de situación del evento del próximo sábado. El portavoz felicitó también el trabajo de la Asamblea de Toledo, sobre todo su esfuerzo por construir una sociedad “en la que el ciudadano sea el centro, no los mercados o los mercaderes”.

David Arellano intervino en nombre del Grupo Joven de las Marchas de la Dignidad, movimiento que comenzó en noviembre a realizar temáticas dentro del colectivo, pero siempre con temática juvenil. Arellano señaló la importancia de luchar contra problemas como el paro juvenil, la precariedad de los trabajos y el exilio, propios de los jóvenes. En este sentido, el portavoz denunció situaciones de grave represión, dentro de la que cabe la querella que las Marchas de la Dignidad ha presentado en contra de Cristina Cifuentes por las detenciones del pasado 22 de marzo. Para el grupo de la juventud tampoco puede olvidarse el problema que sufre la educación, señalaba, que va desde la intención de implantar el sistema del ‘3+2’, hasta la LOMCE, pasando por las graves desigualdades del sistema. “Se nos condena a una segregación de clases, en la que sólo podrán estudiar los de siempre”, afirmó David.

La activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Toledo, Olga Ávalos, cerró el acto señalando que este año ha sido “muy difícil”. “Crecen las ejecuciones hipotecarias, hay más pobreza: por eso volvemos a Madrid”, afirmó Ávalos. De este modo, desde la PAH se plantea que la lucha no sólo es por la vivienda sino también por otros elementos básicos de los ciudadanos: trabajo, educación, sanidad, resumiéndolo todo en la lucha contra un “sistema injusto y corrupto”. Desde este colectivo se señalaron los distintos casos de problema de la vivienda que se han hecho públicos, como un ejemplo de por qué es necesario acudir a la convocatoria en Madrid.

“Hemos de demostrar que no estamos dormidos y mostrar el desacuerdo que sentimos hacia estas injusticias”, afirmó Ávalo, quien agregó que desde la PAH se hace un llamamiento a todos los ciudadanos para evitar que se implanten definitivamente la Ley Mordaza, o la “Ley de Segunda Oportunidad” que ha anunciado el Gobierno. “Todo lo que se ha conseguido en España ha sido a base de la lucha en la calle”, afirmó Olga, quien añadió para concluir que “parecemos dormidos, pero somos un país luchador y por eso hay que seguir con el espíritu de las marchas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats