La portada de mañana
Acceder
La fatiga pandémica y el fin del estado de alarma complican el control
Dirigentes del PP sospechan que Casado forzará elecciones en otras CCAA
Opinión – Lo importante es no liarse, por Antón Losada

Castilla y León estará cerrada hasta el 10 de enero salvo en los días clave de la Navidad para familiares y allegados

El vicepresidente de la Junta, Franciso Igea.

El vicepresidente, consejero y portavoz de Castilla y León, Francisco Igea, ha anunciado este jueves que la Comunidad mantendrá el cierre perimetral hasta el próximo 10 de enero, aunque no para familiares y allegados, que podrán desplazarse en los días clave de las fiestas navideñas. El vicepresidente ha adelantado que en el Consejo de Gobierno del próximo jueves se aprobarán las medidas excepcionales para Navidad. La movilidad de familiares y allegados estará permitida los días 23 y 26 de diciembre, 31 y 2 de enero y 5 y 6 de enero. El toque de queda se amplía sólo en Nochebuena y Nochevieja hasta la 1.30 horas, mientras que el 5 de enero, como el resto de días se mantiene en las 22.00 horas.

Además, las medidas excepcionales que se adoptaron en toda Castilla y León desde que se declaró el nivel 4 se levantan: a partir del viernes podrán reabrir los bares, restaurantes, gimnasios y centros comerciales en toda la Comunidad a excepción de Burgos capital, que sólo podrá abrir las terrazas de los establecimientos hosteleros. Ávila pasará a nivel 3 desde el sábado, al igual que pasó con Segovia hace una semana. Este descenso de nivel supone un aumento en los aforos. La provincia de Salamanca cambiaría de nivel 4 a 3 este lunes siempre que se mantengan las cifras actuales.

Se permite la movilidad entre provincias, incluida Burgos, por la dificultad de cerrar su capital

El cierre perimetral de la Comunidad no afectará a los desplazamientos entre las 9 provincias a pesar de que se van a producir cambios en los niveles de alerta y de que hasta ahora no era posible moverse a zonas con distinto nivel. Sobre este cambio de criterio (cuando se abrió la hostelería en Segovia, Ávila o León, no era posible desplazarse desde otras provincias de la Comunidad con los bares cerrados) se debe, según ha explicado Igea, a que la Junta considera ahora que la movilidad no depende de que una provincia tenga servicios distintos.

Aunque Burgos sigue siendo la primera capital de España en incidencia de casos y mantendrá las medidas excepcionales, si bien abriendo las terrazas de los bares, se podrá salir de Burgos y entrar en Burgos. El motivo que arguye Francisco Igea es que cuando se perimetró "hubo problemas logísticos importantes por la disposición de su alfoz". Tras hablarlo con el alcalde, Daniel de la Rosa, se ha optado por no cerrar la ciudad. A pesar de ello, Igea ha recomendado a los burgaleses "que no se muevan".

Por otro lado, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha alertado de leves repuntes e incidencia elevada de casos en Medina del Campo (Valladolid), Miranda de Ebro (Burgos) y Palencia, donde ha recomendado extremar las precauciones y no "bajar la guardia". "Si en vez de reunir a 10 personas puede ser con 6, mejor", ha añadido. Casado también ha recordado que es necesario ventilar, usar mascarillas y lavarse las manos también durante las reuniones familiares.

"Estas vacaciones no pueden ser normales, hay que disfrutar de ellas teniendo en cuenta limitaciones, es difícil pero es una apuesta importante por la vida y la salud, no hacerlo significa hospitalización y muerte", ha afirmado Casado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats