La portada de mañana
Acceder
El Gobierno indulta a los líderes independentistas tras 1.328 en prisión
Editorial - Por el diálogo para Catalunya, por Ignacio Escolar
130.000 ciudadanos de la UE en Reino Unido pueden perder su trabajo

La economía de Castilla y León se contrajo un 7,9% en 2020, según Unicaja Banco

La planta de Renault en Valladolid.

Unicaja Banco ha publicado el número 5 de su informe trimestral ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Castilla y León’, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía. Según se recoge en el informe, las estimaciones realizadas señalan que en 2020 la actividad económica experimentó un retroceso del 7,9%, con descensos superiores al promedio regional en Burgos (8,6%), Palencia (8,5%), León (8,1%) y Valladolid (8%).

La economía se contrajo en el resto de las provincias, aunque menos. Según la entidad, Segovia registró un descenso del 6,8%; Ávila, del 6,9%, y Soria del 7,1%. En la parte media de la tabla se situaron Zamora (7,8%) y Salamanca (7,9%). Este informe, que se centra en el análisis de la evolución y las perspectivas económicas de cada una de las provincias castellano y leonesas, se complementa con un informe de previsiones económicas.

Para 2021, las estimaciones apuntan a un incremento de la actividad económica en todas las provincias. En el escenario base, el crecimiento puede oscilar entre el 4,5%, para la provincia de Palencia y el 6,2% para Zamora y Soria, siendo también superior al promedio regional (5,4%) el crecimiento estimado para Ávila (6,0%), León (5,9%) y Burgos (5,5%). En un escenario menos favorable, el crecimiento se situaría por debajo del 4,5% en todas las provincias, con tasas superiores a la media de Castilla y León (3,5%) en Zamora, Soria, Ávila, León y Burgos.

Otros indicadores

En lo que respecta al mercado de trabajo, según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el cuarto trimestre de 2020, el número de ocupados en Castilla y León creció en 5.800 personas con relación al tercer trimestre. Descendiendo a las provincias, destacan los aumentos trimestrales en Palencia (3.200 ocupados más) y en Burgos (3.000), aumentando también el empleo en Valladolid (1.600), Segovia (1.300) y Zamora (1.100). Por el contrario, la cifra de ocupados ha disminuido en León (-1.800), Salamanca (-1.200), Soria (-1.100) y Ávila (-400). Hay que recordar que las cifras de empleo incluyen a los trabajadores afectados por ERTE.

En términos interanuales, sin embargo, la población ocupada ha disminuido en 27.300 personas en Castilla y León, lo que supone un descenso del 2,7% (-3,1% en España). Por provincias, exceptuando Zamora (4,7%) y Palencia (2,5%), el descenso ha sido generalizado, a tasas comprendidas entre el -0,1%, en Segovia y el -6,5%, en  León.

La evolución de la afiliación a la Seguridad Social refleja también el impacto de la crisis sobre el empleo en 2020. En el promedio del año, el número de trabajadores afiliados en Castilla y León disminuyó un 1,9% (-2,1% en España), con mayores caídas en Burgos (-2,5% respecto a 2019), Palencia (-2,4%) y Salamanca (-2,2%). Esta tendencia se ha mantenido en los primeros meses de 2021, de forma que, en febrero, el número de afiliados en Castilla y León disminuyó un 2,0% (-2,1% en España), registrándose caídas del empleo en todas las provincias.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats