Ismael Álvarez sigue negándose a pedir perdón a Nevenka 20 años después

Entrevista a Ismael Álvarez en Castilla y León Televisión.

Laura Cornejo


10

El exalcalde de Ponferrada, Ismael Álvarez, condenado por acoso sexual a Nevenka Fernández, ha mostrado hoy su falta de arrepentimiento en una entrevista que ha concedido a Castilla y León Televisión. La introducción del presentador ya advertía que no iba a ser un paseo. “Esta cadena siempre estará y ha estado del lado de las víctimas de violencia y acoso sexual”, comenzaba diciendo. Para acceder a la entrevista, Álvarez puso una condición, que fuese en directo y en Ponferrada.

El 'caso Nevenka', el espejo del acoso sexual que nos devuelve la imagen de lo que fuimos y nos señala los avances pero también las heridas

El 'caso Nevenka', el espejo del acoso sexual que nos devuelve la imagen de lo que fuimos y nos señala los avances pero también las heridas

Álvarez no quiso participar en el documental 'Nevenka' de la productora Newtral, en el que la víctima, concejala de su equipo, relataba la pesadilla que sufrió tras mantener una breve relación con él. Ismael Álvarez ha afrontado la entrevista con agresividad. Ha empezado negando al presentador que se negase a participar en el documental. “No mire, a mí no me llamaron en ningún momento, hablaron con mi abogado y yo le dije que no, a mí de Newtral no se dirigió nadie” ha llegado a asegurar.

La información ha sido desmentida este viernes por Ana Pastor, fundadora de la productora. Lo ha hecho a través de un tuit en el que incluye la conversación que mantuvieron desde Newtral con el propio Álvarez y en la que se puede escuchar cómo él mismo se niega a participar en ese documental: “Quería, señor Álvarez, darle la oportunidad de poder dar su punto de vista”, dijeron. “No, no, en absoluto, ni loco”, respondió él.

“He visto el documental, sí lo he visto, lo he visto”, reconocía. Cuando le han preguntado si se arrepentía de algo, ha dicho que no. “Vamos a ver, yo no me tengo que arrepentir de nada, porque no hice nada de nada. Es una condena absolutamente injusta. Nadie puede garantizar que todas las sentencias son justas y esta no lo ha sido”, ha afirmado. Según Álvarez, la sentencia se basa “en el relato de una persona sin pruebas de ningún tipo”.

“Las cosas pudieron ser así o de otra manera, esto estaba preparado, me han condenado sin pruebas. Y hay un voto particular de un magistrado que no tiene ningún demérito. En ese voto está desmenuzado punto por punto y prueba por prueba que soy inocente, absolutamente inocente”, ha dicho elevando la voz.

Álvarez, cada vez más tenso, ha vuelto a molestarse cuando el presentador le ha preguntado si pediría perdón a Nevenka. “Vamos a ver, ya le contesté antes, no tengo que pedir perdón por lo que no hice. Si me considerase un poquito culpable, no me cuesta pedir perdón a mi mujer, a mis hijos, y a quien haga falta. No puedo pedir perdón cuando no he cometido ningún delito”, ha insistido. El exalcalde ha apuntado que el juez “no admitió pruebas a trámite para aclarar las mentiras de la querellante” y que “él sabrá por qué no las admitió” para señalar a continuación que “ya se rumoreaba que la sentencia sería de dos a uno antes de iniciarse el juicio” y que es “un atropello”. “No puedo pedir perdón por lo que no hice”, ha insistido.

“Sólo que hubiera yo tenido yo el más mínimo error en el sentido de acoso, pero no hubo error, nada, yo no hice nada, lo que relata ella son decenas de mentiras que puedo probar ante quien sea”. “Lo tuvo que hacer ante un juez, ya no tiene sentido”, le ha contestado el periodista.

“No encontré al juez adecuado”

Álvarez ha negado que la gente de Ponferrada se arrepienta del trato que dio a Nevenka al apoyarlo a él. “¿Cómo sabe usted que se arrepienten?, ¿está usted seguro?”, ha desafiado. El reto no ha durado mucho, porque le han puesto varios testimonios que refrendaban la pregunta, y el cambio social 20 años después. Pero, el exalcalde no se ha dado por vencido. “He tenido aquel día, y todos los días, el apoyo de la gente de Ponferrada. Yo soy, con toda la humildad, una persona muy seria, vengo de una familia muy seria. Este documental no hacía falta, con una condena que ya cumplí y que acaté aunque no estaba de acuerdo, y dimití de mi cargo”, ha dicho. Pero, a continuación, Álvarez, que no pide perdón, que no asume el acoso al que sometió a su víctima, ha aseverado que condena “sin fisuras”, el acoso y el machismo y que siempre ha defendido “con hechos” a las mujeres. El momento más surrealista se ha producido al decir que era “injusto” lo que le había ocurrido . “Porque no encontré al juez adecuado para esto”, ha justificado.

Lejos de admitir un comportamiento delictivo como es el acoso sexual, Álvarez se ha ratificado: “Yo me hubiera portado ahora exactamente igual, puede haber alguno como yo pero más respetuoso que yo no lo hay, es imposible respetarla tanto”, ha apuntado.

“Mire, hay que contextualizar esto en el ámbito político ¿usted cree que si no fuese alcalde hablaríamos de esto? Fue una relación consentida”, ha repetido para añadir que se portó “extraordinariamente” y que nunca que le quitó competencias para castigarla, sino que se las dio. “Fue totalmente un atraco contra mi persona, monumental”, ha criticado.

¿Habría sido hoy la sentencia que le condenó tan sólo a pagar 2.160 euros?, se le ha planteado. “Pues si me encuentro con un juez que no quiere estudiar el caso porque no le convenga, podría estar en la cárcel, probablemente”, ha admitido. Álvarez ha añadido que comprende “la lucha de las mujeres” y que está “en ayudar”, hasta el punto de que iría a una manifestación “de buena gana” pero que no lo hace porque van a estar “contra” él por esa “injustísima sentencia”.

“Tengo 30 pruebas que el juez no quiso verlas, están ahí”. El presentador le ha recordado que fue condenado, que esa condena fue ratificada por el Supremo (que redujo notablemente la pena económica). Álvarez se ha enfrentado a él. “Pero vamos a ver, ¿usted sabe que fue así? porque de la manera que enfoca la pregunta, no se ha leído el voto particular. ·El Supremo no entra a conocer , infórmese, solo es el testimonio de dos personas de una contra otra, sólo ve defectos de forma, no ha estado presente en el juicio de Burgos”, ha dicho. El presentador le ha preguntado si no se dio cuenta de que Nevenka no pudo hacerle frente por una cuestión de superioridad, porque era el alcalde y eso la impedía hacerle frente. “No voy a continuar por ese camino. Cuando usted quiera yo le llevo 30 mentiras probadas”. “No hace falta, hay una sentencia”, le ha respondido el periodista. “¿Está usted en condición de afirmar que el 100% de las sentencias son justas?”, le ha preguntado Álvarez.

Cuando se le ha recordado que la víctima abandonó Ponferrada (Nevenka Fernández abandonó España) Álvarez se ha quejado del “enfoque de las preguntas” y ha subrayado que Ponferrada es una ciudad “hospitalaria” y que “nadie la echó, si se fue es porque quiso y volverá cuando quiera”.

Álvarez se ha enredado en supuestas pruebas sobre reservas de hoteles donde se produjeron conductas de acoso sobre Nevenka. El presentador le ha preguntado si ha pensado alguna vez en el padre de Nevenka y el expolítico se ha descolgado cuestionando si alguien ha pensado en su madre, que ha sufrido “inoportunidades”.

“¿Cuándo se acaba una condena? ¿en 20 años, en 100 en 200?” , ha preguntado Álvarez apuntando al sufrimiento de su mujer actual y sus hijos. “No sólo sufre el padre de Nevenka. Condeno enérgicamente que no se respete la libertad de las personas. Tráteme como a un ser humano” , ha exigido. En el mismo tono en el que ha abroncado al periodista, Ismael Álvarez se ha disculpado con el periodista. “No me ha ofendido a mí, pero seguro que a mucha gente sí”. Álvarez, que ha insistido en sus “pruebas” ha pedido perdón “una y mil veces”, pero no a Nevenka.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats