La Junta de Castilla y León acude a Villadangos para hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica

Francisco Igea acudió la semana pasada a los trabajos exhumatorios en la Finca los Alfredos, en Medina del Campo (Valladolid).

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y consejero responsable de la Memoria Histórica, Francisco Igea, acude este lunes a Villadangos del Páramo (León), después de que su Junta Vecinal rechazara la exhumación de 70 víctimas de asesinatos de la represión franquista que están enterrados en una fosa común ubicada en el cementerio -cuya titularidad ostenta la Junta Vecinal-. Igea se reunirá en el Ayuntamiento con los responsables públicos este lunes por la tarde para garantizar el cumplimiento de la ley.

En su visita a Ponferrada este lunes, Igea ha asegurado que allí lo primero que va a hacer será "escuchar", pero con una premisa: "el cumplimiento de la ley no se negocia". "Lo que he podido oír es que hay una serie de malentendidos que espero que queden aclarados esta tarde", ha apuntado ante preguntas de los medios. Igea ha defendido el derecho de los familiares de represaliados a recuperar los cuerpos de las víctimas y enterrarlos "dignamente". "Esto es indiscutible. Nuestro compromiso con el cumplimiento de la ley es absoluto", ha rematado. El vicepresidente asegura que hay cosas que no puede "entender" y ha aseverado que la exhumación de los restos es una cuestión de "humanidad elemental".. "Los hijos de esas personas están falleciendo, esa memoria se está perdiendo", ha lamentado.

Además, Igea considera que esta polémica ha generado "una mala imagen" que "no coincide" con la realidad. "Villadangos tiene más de 700 habitantes y han votado 22 personas", ha remarcado el vicepresidente autonómico. En realidad, votaron 36 vecinos en el concejo: 22 en contra, 12 a favor y dos abstenciones. En la reunión hubo 70 vecinos presentes. "Parece mentira que 83 años después del discurso de Azaña de 'Paz, piedad y perdón', haya quien no ha entendido eso en este país. Lo que pasó forma parte de la peor página de la historia de nuestro país y va siendo hora ya de cerrarla", ha subrayado el vicepresidente autonómico.

La oposición ha respaldado la postura de la Junta de Castilla y León. El secretario general del PSOE, Luis Tudanca, ha defendido el derecho " a poner un nombre en una lápida y recordar y honrar a sus familiares". "Es una vergüenza", ha rechazado. Tudanca ha felicitado la posición de la Junta de Castilla y León en esta polémica.

'No' a la exhumación de 70 víctimas del franquismo

El viernes pasado, una veintena de vecinos de Villadangos del Páramo se opuso a permitir la exhumación que había proyectado la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). La asociación ha anunciado que presentará una queja ante la Junta de Castilla y León y estudiará la posibilidad de denunciar por prevaricación administrativa al Ayuntamiento, así como ante la Fiscalía por incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

En la reunión vecinal, el teniente de alcalde, Alberto González (PP), aseguró que había contactado con el secretario de Estado de Memoria Histórica -Fernando Martínez- y afirmó que este le había remitido a "otras alternativas con más garantías", como esperar a que se apruebe la Ley de Memoria Democrática. El Gobierno lo desmiente "radicalmente". "En ningún momento ha hablado con él [el teniente de alcalde], ni se ha puesto en contacto telefónicamente", indican fuentes de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática.

La asociación memorialista calcula que hay restos de unas 70 personas que fueron enterradas en el cementerio de Villadangos tras ingresar en el campo de concentración de San Marcos -hoy parador- y fusilados en los alrededores de la carretera N-120. El párroco y varios vecinos recogieron los cuerpos, los trasladaron y los enterraron en el cementerio. El pueblo escribió un acta de defunción de cada una de las víctimas, aunque no conocieran sus nombres, detallando todos los rasgos posibles que les pudieran identificar, incluidos los objetos personales que portaban en el momento del asesinato.

Este lunes por la tarde, Francisco Igea mantendrá una reunión en el Ayuntamiento de Villadangos del Páramo para abordar la exhumación de los 70 represaliados. Este fin de semana ya se mostró taxativo. "En un país democrático las leyes se aplican. Ni en un referéndum en Cataluña, ni uno en Villadangos pueden impedir su aplicación. Las leyes se aprueban y se discuten en el parlamento", zanjó en Twitter.

Además, Igea cargó contra el Grupo parlamentario de Vox en Castilla y León y su argumento de las subvenciones. "Ellos [las asociaciones memorialistas] reciben 130.000 euros este año para restañar heridas y poder enterrar a sus familiares. Vosotros [Vox] recibís 16 millones para fomentar el odio", reprochó.

Igea se mostraba partidario de esta exhumación el jueves pasado tras el Consejo de Gobierno. "Exhumar víctimas del franquismo no se tiene que votar, es su derecho", comentaba antes de que estallara la polémica. En ese momento, de hecho, Igea se mostró sorprendido cuando una periodista le preguntó por el asunto. "No acabo de entender la... Es que esto está protegido por la ley. Una de las cosas que hace la Junta de Castilla y León es ayudar, financiar, todas las búsquedas de víctimas enterradas en fosas comunes y cunetas", apuntaba el jueves.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
30 de agosto de 2021 - 10:43 h

Descubre nuestras apps