El plano de un franciscano, un georradar y una sucursal bancaria: tras las pistas de la primera tumba de Colón en Valladolid

En rojo, la ubicación de la capilla colombina en la calle según el trabajo de Castro y Saiz Virumbrales.

elDiariocyl


1

Varios investigadores aseguran que la primera tumba de Colón estuvo en Valladolid. Concretamente, en el ya desaparecido convento de San Francisco (calle Constitución), bajo un edificio que hoy en día es una sucursal bancaria. Así lo han expuesto este jueves en el Museo Naval de Madrid el profesor de Historia Moderna de la Universidad de Valladolid Marcial Castro, en colaboración con los arquitectos de Valladolid Luis Saiz Virumbrales y Francisco Morillo, que han utilizado un georradar para confirmar su hipótesis, según han informado a través de una rueda de prensa en Madrid y un comunicado de prensa. En ningún momento se ha informado de que esta investigación haya sido publicada.

Los restos de Cristóbal Colón fueron trasladados a Sevilla (1509), a Santo Domingo (1541), La Habana (1796) y de nuevo a Sevilla (1898). La pregunta que siempre se habían hecho los investigadores era: ¿dónde fue enterrado exactamente Cristóbal Colón? Un regidor de Valladolid escribió que Colón había sido enterrado en la capilla de Luis de la Cerda, en el convento de San Francisco. Pero se desconocía la localización exacta.

Saiz Virumbrales ha realizado una restitución de todo el complejo monástico siguiendo todas las descripciones y medidas que había hecho un monje franciscano de ese convento en el año1660, en la zona en la que Marcial Castro sospechaba que estaba la iglesia del convento de San Francisco. Entonces hicieron una superposición de imágenes con un dibujo de 1738 y un plano de un franciscano del convento de 1810.

La capilla de Luis de la Cerda, donde se enterró a Colón, era la primera que estaba nada más salir de la zona del altar mayor de la iglesia, así que pensaron que la esquina noreste era la única candidata posible. Según las deducciones del arquitecto, la capilla debía estar unos dos tercios bajo la calle Constitución, y un tercio bajo el edifico actual del banco de Santander. Para demostrarlo había dos opciones: excavar justo debajo de los edificios para comprobar si ahí estaban los antiguos cimientos o usar un georradar.

En el año 2020, el Ayuntamiento de Valladolid excavó en la zona en busca del líder irlandés Red Hugh O'Donnell, que inició el levantamiento contra Isabel I de Inglaterra. Sin embargo, los técnicos calcularon que la capilla debía estar en la mitad sur de dicha calle, y que la mayor parte de la capilla debía estar bajo un edificio que hoy en día es una sucursal del Banco de Santander. Encontraron muchos enterramientos, pero no apareció el muro norte de la capilla.

Marcial Castro dedujo que la razón de no encontrar ese muro se debía a que debía estar en el lado norte de la calle, en la zona no excavada. El muro arrasado de la desaparecida iglesia debió servir de cimiento para colocar sobre ellos los edificios modernos que se empezaron a construir justo a mediados del siglo XIX, según los cálculos del historiador palentino.

Castro Sánchez y Saiz Virumbrales contactaron con la empresa valenciana Geozone, especializada en este tipo de trabajos. La actuación arqueológica fue dirigida por Javier Quintana López, de la empresa Patrimonio Inteligente. La conclusión a la que llegaron fue que los restos del muro norte parecen estar justo donde se había previsto. En anteriores excavaciones -como la que buscaba los restos del irlandés Red Hugh O'Donnell- se habían localizado pequeños restos de los muros este y oeste. La capilla estaba ya perimetrada.

El georradar también marcó los contrafuertes del muro sur de la iglesia. La ubicación coincidía con las hipótesis de estos investigadores, también el muro norte de la capilla. Al lado justo de la capilla de Colón, Saiz Virumbrales se percató de que habían sido enterrados varios importantes hombres de la Historia y la cultura de España: Hernando de Cabezón (1541-1602), organista de Felipe II e hijo del músico Antonio de Cabezón; fray Antonio de Guevara, obispo de Mondoñedo (c.1480-1545); y quizás se enterró a Hernando del Pulgar (c.1436-1492), humanista y cronista de los Reyes Católicos.

Además, también fue enterrado en el convento de San Francisco Red Hugh O'Donnell, héroe de la resistencia irlandesa contra Inglaterra en el siglo XVII. Ese tramo de 25 metros es “el mayor panteón de hombres ilustres de nuestro Renacimiento”, exponen Castro y Saiz Virumbrales, que reclaman una señalización de este panteón para que lo conozca la ciudad, Irlanda y toda España.

Los investigadores señalan que es muy poco probable encontrar restos del siglo XVI en esa zona, ya que han sido arrasados por las obras los que estaban por encima del siglo XV, pero al menos Saiz y el arquitecto Francisco M. Morillo Rodríguez han montado un vídeo que lo reconstruye en 3D, siguiendo todo lo que se sabe del convento gracias a los abundantes documentos históricos que tenemos de él. Gracias a este vídeo el convento de alguna forma ha vuelto a renacer desde sus raíces y sus cenizas.

En 2003 se abrió la urna que contiene los restos de Cristóbal Colón que habían sido depositados en Sevilla. Entonces, Marcial Castro y el genetista José Antonio Lorente Acosta encontraron fragmentos óseos entre el polvo del fondo, además de restos de carbón vegetal, hilos de oro y plata y otros materiales. Se realizó un estudio del material biológico con el objetivo de trazar la ruta que recorrió el cuerpo de Colón en su primer entierro, que según los archivos fue en Valladolid en 1506.

En el año 2005 los edafólogos de la Universidad de Granada le pidieron a este historiador palentino que les indicasen si existían aún restos de la iglesia de San Francisco de Valladolid. Su propósito era tomar muestras del mortero que unía los sillares y piedra del desaparecido convento. Sin embargo, el convento había desaparecido por la Desamortización en 1837 y no se tenía la más mínima idea de dónde estaba localizada la capilla que primeramente acogió su féretro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats